• La música como una opción para sacar del ocio y sus consecuencias a los niños de zonas conflictivas
  • Cómo el sismo del 19 de septiembre ha afectado al proyecto de Compáz
  • David García explica escoge su instrumento un niño

 

El 30 de abril de 2018, como parte de la celebración que preparó el Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura en el Andador Cultural Carranza para conmemorar el Día del Niño realizó la primera presentación de la Orquesta infantil y Coros Compáz, que forma parte de un proyecto que inició en Jesús María gracias al impulso de su director David Samuel García Martínez, quien habló para La Jornada Aguascalientes sobre este proyecto.

___


___

Carlos Olvera Zurita: ¿Le parece si primero me plática del proyecto, su historia?

David Samuel García Martínez (DSGM): Compáz, la Comunidad de Orquestas Municipales de Aguascalientes, es un proyecto que tiene sus orígenes en Venezuela en el siglo pasado, en la década de los setenta, creado por el recientemente fallecido maestro emérito, José Antonio Abreu Ancelmi.

Este sistema con el tiempo ha sido replicado por más de 50 países, entre ellos México a donde llegó en la década de los ochenta, de la mano del maestro Eduardo Mata, fundador de la primera orquesta estudiantil y juvenil de México que actualmente lleva su nombre.

El proyecto como tal tiene como objetivo desde que empezó con el maestro José Antonio Abreu Ancelmi, que mediante la música se pueda sacar a niños de situaciones de riesgo, de entornos difíciles e inclusive del aburrimiento y del ocio, problemas que existen toda vez que los padres en nuestro hemisferio, tienen que trabajar y a veces dejan a los niños en la casa, cautivos de la tecnología, del internet o la Tablet. Se ha descubierto científicamente los aportes que tiene la música para la capacidad de aprendizaje del niño en asignaturas como la lengua, matemática y ciencia. Sensibiliza, forma y provoca en el niño un gran trabajo en equipo y rigor, sin el cual no hay música.

Aquí en Aguascalientes tuvimos el honor y el privilegio de empezar este proyecto con el concepto de Casa de Música, donde se enseña solo música de este arte sin privilegiar un estilo: clásica, popular y tradicional pero Compáz lleva ya cinco años en el Municipio de Jesús María, hoy tenemos el conocimiento de que tenemos una cantidad importante de jóvenes, que eran niños en  su momento, que están estudiando la Licenciatura de Música en la Universidad Autónoma. Ya vamos a tener los primeros egresados en unos dos años que surgieron de este tipo de proyecto jóvenes que no tenían ninguna posibilidad de estudiar una carrera; también sabemos de niños que se están pagando sus estudios en universidades de paga en carreras relacionadas con la música porque como la de gestoría cultural.

COZ: Usted estuvo de director de Cultura en Jesús María si no me equivoco.

DSGM: Así es, director de Cultura en Jesús María; empezamos a gestionar recursos para empezar a jalar estos proyectos porque estábamos convencidos de Compáz, concepto al que conocí en 1989 cuando ya era digno de replicar, de analizar y de estudiar. Hemos tenido mucho tiempo de analizar el proyecto como tal y como concepto de Casa de Música o Comunidad de Orquestas Municipales de Aguascalientes lo hemos hecho un proyecto muy integral, muy único; se ve mal que yo lo diga, pero mira, acá no sólo es música: al niño se le dan talleres de resolución específica de conflictos donde se le enseña también convivencia y respeto.

Como nos consideramos comunidad, también invitamos a padres de familia durante tres meses al Taller de Resolución de Conflictos y estuvimos llenos diario además de que también hubo otro Taller de Parentalidad Positiva, donde les dimos otras herramientas; mientras que a los niños se les dieron también talleres para que el niño supiera cómo cuidar su instrumento, es decir, de laudería durante tres meses.

Derivado del efecto del terremoto de 2017, donde fueron afectados seis estados, nosotros ingresamos un proyecto que estaba pues detectamos que nos hacían falta pedagogos para que los maestros también tuvieran herramientas, porque hay maestros que son músicos, pero no tienen el trato o las herramientas para tratar con los niños que llegan a tener problemas en el seno familiar o incluso médicos como hiperactividad, es necesaria la contratación de trabajadoras sociales, terapeuta y en su caso sicólogo.

Esto te lo platico para que sepas que Compáz lo que busca hacer es algo bien serio, diseñado, con mucho tiempo de análisis el proyecto ha sido comprobado en el hemisferio completo y replicado en todo el mundo.

COZ: ¿Qué pasó con el terremoto que no entendí?

DSGM: Pues los recursos, el año pasado no se abrió ventanilla en la federación, el monto destinado a cultura, deporte y educación fue afectadísimo; ese dinero se supone que fue para los afectados por el sismo por lo que solamente fueron apoyados festivales y celebraciones ya que sobrepasan los 15 o 20 años como el Festival de Zacatecas o el Cervantino, mientras que a otros como el Festival de la Ciudad (de Aguascalientes) le dieron un millón y medio de pesos.

COZ: Sí, le dieron menos recursos.

DSGM: Muchísimos menos, de 15 que le dieron el último año le dieron el 10 por ciento en 2017: millón y medio, es lo que tengo entendido y, derivado de esto, nosotros habíamos metido un proyecto no ambicioso en recursos, sino sustentable. Cada año nos sentamos a analizar los puntos débiles, las necesidades, que sé yo, nos salen cosas. Año con año nos damos cuenta que tenemos cosas que podemos mejorar, en este caso tenemos cinco niños con diferentes temas como síndrome de Down o hiperactividad; nos hace falta tener las herramientas para poder tratar con ese tipo de niños y en su caso, contratar a un agente externo con recurso federal, inclusive hay los que no tienen una discapacidad completa, sino problemas con sus manos que no les permiten agarrar bien su instrumento pero sí cantan, sí pueden tocar una percusión, tienen tremenda calidad y capacidad auditiva rítmica.

COZ: Esta falta de recursos de la federación ¿Cómo se ve reflejada entonces en la orquesta?

DSGM: Se ve reflejada en el recorte, necesitábamos equis cantidad de dinero y nos llega el 25 por ciento de lo que solicitamos, de ahí se deriva que no nos alcanza el dinero ni para comprar instrumentos y tenemos que empezar a hacer una campaña entre empresarios de la que todavía hoy estamos recibiendo donativos, porque no tenemos completo todavía el staff.

COZ: ¿Qué instrumentos les faltan?

DSGM: Nos faltan contrabajos, están caros; oboes, que salen de 39 mil pesos en adelante; percusiones; timbales, que un solo timbal de una calidad mediocre sale en mínimo 50 mil; y en general los instrumentos que le cuestan trabajo a la gente donar.

COZ: Claro, la mayoría dona violines me imagino.

DSGM: Tenemos violines completos, el costo de un violín oscila de una calidad mediana de 12 mil 500 pesos en adelante, pero el precio de un corno es de 30 mil pesos en adelante.

COZ: Digo, trompetas sí, cornos no.

DSGM: Sí, en trompetas igual estamos completos; estamos completos con los instrumentos menos caros y aprovecho para agradecer a todos los empresarios, a toda la sociedad civil y a toda la gente que nos ayuda, como estudiantes y amigos que donaron.

COZ: Son dos orquestas las que se están formando, ¿No?

DSGM: Dos orquestas, ahora en agosto cumplen el año, el concepto como tal. Nosotros siempre detectamos que los niños que están en el turno vespertino en las escuelas, es decir los que van a la escuela en la tarde, los cenicientas del sistema, para que vayan en la mañana. Todo lo que se hace en función de la recreación como cursos deportivos y culturales son en la tarde, entonces estos niños se quedan fuera de la gran mayoría de eventos que diseña hasta el gobierno.

El proyecto se diseña con una cuestión de proximidad,  que las orquestas queden en las zonas más conflictivas.
Nosotros en Jesús María decidimos crear una orquesta para esos niños que considerábamos y seguimos considerando los cenicientas del sistema. Notas enseguida que son considerados menos capaces que los de la mañana pero lo que es cierto es que por lo general sus padres son más necesitados, por ejemplo, llegan caminando. El proyecto se diseña con una cuestión de proximidad,  que las orquestas queden en las zonas más conflictivas. El 70 por ciento de los niños que van a Compáz, por ejemplo, son de la zona de Lomas del Mirador. En fin, notas la diferencia entre los niños de la tarde y de la mañana, estos son más inquietos, traviesos e irrespetuosos, mientras que los de la tarde son más disciplinados y se aprecian más necesitados, porque hacen un esfuerzo grandísimo. Es más meritorio el esfuerzo que hacen ellos porque tienen que levantarse temprano, muy temprano, llegan casi dormidos y eso es lo maravilloso, muchos no faltan, el esfuerzo del niño ha implicado un cambio en ellos en el resto de su día.

COZ: ¿De qué edades son los niños?

DSGM: De seis a quince años, pero hemos detectado que mientras más jóvenes entran con nosotros el tiempo que permanecen con nosotros es mayor, tomándolos de seis a siete años, el niño está con nosotros como mínimo de cinco años.

No es un taller normal, es un curso con características profesionales o semi profesionales, al niño se le enseña la lectura de partituras, el instrumento y sale con un nivel muy alto aunque no damos un título profesional.

COZ: ¿Los niños eligen su instrumento o se les escoge de acuerdo a sus capacidades?

DSGM: Efectivamente, de acuerdo a sus capacidades. Lo primero que se hace es una detección.

COZ: ¿Cómo los escogen?

DSGM: Nosotros creamos un proyecto que se llamaba Pro búsqueda, Programa de Búsqueda Detección y Formación de Caracteres Artísticos ya que científicamente hablando existen parámetros para detectar a un niño desde que lo ves que sirve para todas las disciplinas, ya sean deportivas, culturales y científicas. En el caso de la música, cuando un niño llega se le hacen pruebas ritmáticas, dependiendo del instrumento, de entonación, canto, auditiva y física; porque hay niños que quieren tocar piano y sus manitas no alcanzan la octava; no son físicamente idóneos para ese instrumento, pero se les siguen haciendo pruebas hasta que en un momento dado se le dice “tu instrumento es este”, y a veces el niño queda convencido, pero el padre no.

En este medio influye mucho la decisión del padre, los traumas del padre que quiso tocar el piano, la guitarra, el violín o el corno; por eso nosotros tratamos de dejar fuera al padre y le damos tres opciones al niño. Después se reúne la Comisión Técnica Académica, formada por el director y varios maestros y según las evaluaciones del niño, se le recomienda un instrumento; se le dice: “Usted va a tocar trompeta si quiere, pero va a ser un trompeta mediocre, usted va a ser un buen cornista”, y ya es cuestión del niño y de la capacidad pues por cada instrumento se admite determinado número de ejecutantes.

Así se detecta al niño, se hace de una manera que sea como un juego, que no le quede trauma y que no sea competitivo el asunto, sino que él entienda que existen herramientas para saber cual es su instrumento.

COZ: Hablando de los padres, también existe el prejuicio de ellos porque sus hijos no se interesen en la música.

DSGM: En un momento sí lo viví, pero en este caso, te voy a ser muy honesto, como que algunos padres tienen el interés de agarrar al niño y entretenerlo, de agarrar la institución como guardería, que se vaya, sacarlo del ocio de la casa pero el niño se engancha y el padre empieza a ver los resultados inmediatamente, el niño cambia, tiene que auto disciplinarse, buscar soluciones porque nosotros se las exigimos, que se ponga de acuerdo con sus papás, que organice los horarios, que hagan la tarea de la escuela, no queremos problemas, y si los hay se les sanciona con días sin ir.

Hay padres sin embargo que tienen el trauma y no ven a la música como un oficio, lo siguen viendo como un hobbie.

Fotos: Salvador Arce

COZ: Y me imagino que sobre todo viniendo de contextos sociales carentes donde lo que se necesita es el dinero.

DSGM: Sí, sí quieren que sus hijos estudien una carrera, lo vi en Jesús María, dicen: “En mi casa no hay ningún licenciado, todos somos obreros, no hay ningún ingeniero”, pero hemos platicado con esos padres y con el tiempo se han dado cuenta, al final han apoyado al niño.

Pero tenemos también el caso en el que los padres están conscientes de que los niños están aprendiendo un oficio y están conscientes de que los niños pueden acabar siendo maestros dentro del propio sistema, dentro de la propia comunidad y no van a ser cristaleros, no van a acabar lavando coches, mínimo se van a buscar la comida, la gran mayoría está bien contenta y agradecida y están obligando al niño a que no falte, está haciendo equipo con nosotros y están haciendo comunidad porque sí se dan cuenta que es una carrera cara desde la compra del instrumento o el pago al maestro, es decir, por fuera de este sistema.

COZ: Que además es muy larga, como la de la UAA.

DSGM: Sí, efectivamente, en la UAA además tienes que pagar mil y fracción de pesos la mensualidad, mientras que aquí no se les cobra nada, absolutamente nada, todo es gratuito y espero, porque ahorita estamos en la primera etapa, que para el año que viene los padres cambien más de actitud aquí en Aguascalientes, porque los niños agarran más disciplina, se organizan mejor.

Hemos recibido felicitaciones de algunas escuelas porque los niños que participan con nosotros han mejorado en rendimiento. En países como Dinamarca, Finlandia o Noruega, existe la enseñanza obligatoria de la música en sus escuelas, derivado de la importancia que tiene la misma en la formación del niño, del nuevo ciudadano que queremos.

Hemos sido soñadores, quizá muy poco apoyados, pero si queremos un ciudadano más consciente y sensible, debemos apostar a este tipo de proyectos, sobre todo para las zonas más complicadas del municipio en este caso, para hacer una Casa de Música.

En Venezuela, el sistema ha favorecido de los setenta a la fecha a más de un millón y medio de niños y jóvenes, de donde han salido musicazos del nivel de Gustavo Dudamel, es impresionante. Niños que en su gran mayoría no tenían opción hoy tienen una vida hecha, gracias a la música fueron sacados de entornos muy difíciles, de las comunidades, del campo.

En el caso de Colombia existe un proyecto que se llama Batuta que lleva más de 500 mil niños y jóvenes beneficiados que han sido sacados de situaciones de riesgo y que hoy por hoy tienen un oficio, que no están en la calle, en la droga, la delincuencia; porque la música es como la droga, una vez que te agarra no te suelta, en el mejor sentido de la palabra.

COZ: Y creo yo que es un buen momento para impulsar a los artistas mexicanos, porque noto como interés en el resto del mundo por lo que se hace aquí, como la música.

DSGM: La música es el idioma mundial e internacional, no es inglés, francés, alemán o chino, es la música y México es un país sumamente rico en tradiciones, cultura, comida y música. México es para mí una de las potencias en ese sentido en el mundo, lo diverso que es este país en todos los aspectos y la música no se queda afuera, creo yo que México sería potencia a nivel mundial en todos los aspectos si tuviéramos los gobernantes que nos merecemos.

COZ: Muy bien, ¿Gusta agregar algo más?

DSGM: Estamos agradecidos con La Jornada Aguascalientes, cuando empezó este proyecto en Jesús María fuimos apoyados y apadrinados por La Jornada, tengo guardados los periódicos de 2014, nos regalaron varias portadas, contraportadas, la hoja del centro completa. Era el primer proyecto de este tipo, aunque sí conocemos el efecto del proyecto Esperanza Azteca.

COZ: Que se lleva muy buena lana, por cierto.

DSGM: A ellos nunca les han dejado de dar dinero, con esta debacle que hubo ellos recibieron su lana porque llevan muchísimos años y está bien, se le tiene un dinero pre asignado.

COZ: Bueno pues muchísimas gracias.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!