Opinión

¿Es compatible el sufrimiento del toro con la declaratoria de Patrimonio Cultural de la fiesta brava? / Cinefilia con derecho

 

Es una pregunta compleja, por los años de tradición y todo lo que implica la fiesta brava y el “castigo” (sic) que sufre el animal en las diferentes etapas de una corrida; sin embargo, siguiendo las ideas de la ética planetaria del admirado Leonardo Boff así como las palabras de SS Francisco I en su hermosa Laudato si’Todo ensañamiento con cualquier criatura «es contrario a la dignidad humana»” la respuesta no puede ser, sino una negativa en tanto que la idea de cualquier patrimonio cultural, es rescatar lo valioso al ser humano, y el dolor o sufrimiento bajo ningún aspecto se puede considerar como un valor.

¿Significa que la parafernalia que gira en torno a esta tradición de la Feria Nacional de San Marcos deba desaparecer o dejar de ser considerada patrimonio cultural inmaterial? La respuesta también es un no definitivo, la fiesta brava forma una parte fundamental de la feria más importante de México y es claro que, por sus antecedentes, es una tradición de gran raigambre en Aguascalientes y la tradición novohispana, sobre esto hay una gran cantidad de estudios, ensayos y tratados de grandes autores, por ello es dable considerar que la declaratoria que se hizo el sexenio pasado, fue un gran acierto.

___


___

Respecto al tema, a finales de 2017 se estrenó una cinta para niños basada en esta tradición: Ferdinand, es dirigida por Carlos Saldanha, creador de exitosas cintas para niños (como la saga de Rio, Ice Age o Robots) la película trata sobre un toro de lidia pacifista, a diferencia del resto del ganado, que quieren ser los más bravos para ir a pelear a la plaza, él sólo desea vivir en paz y disfrutar de las flores del campo. Sin embargo, una serie de enredos lo llevarán a pelear en un ruedo donde, a pesar de que no quiere luchar, tendrá que sacar a relucir toda su bravura. La cinta es sumamente divertida, y termina con un final feliz donde, para alegría de todo el público (alerta de spoiler) el toro es indultado y puede feliz volver a ser pacifista. La obra se basa en un cuento que fue prohibido durante el régimen militar de Francisco Franco, justamente por esa idea pacifista.

Creo que, como en Ferdinand, la tauromaquia, con el paso de los años tendrá que volverse pacifista y mutar a un indulto permanente del astado, a donde no sufra más esta clase de bovino. La realidad es que, el conjunto de suertes alrededor del animal de lidia, son muchas, no solo la tradicional de origen español que en Aguascalientes se sigue, sino que están algunas, desde la vieja Grecia, cuya situación no necesariamente lastima al toro, como los famosos recortadores. Además, algunas corridas en Francia, Portugal, y partes de España, se llevan a cabo sin sangre, como se aprecia en una nota de El Universal (https://goo.gl/Xt9MDp).

Sé que en esta solución, los tradicionales amantes de la fiesta brava no estarán de acuerdo, probablemente los ecologistas tampoco, pues aquellos quieren las cosas como están alegando tradición (el toro bravo es para eso, alegarán) y los otros buscan sacar a los animales de cualquier explotación por el hombre. A los primeros les debería quedar claro que nuestro sistema legal busca proteger más a estos seres, a los segundos que, en tanto no logremos que todo el ser humano se vuelva vegano, el uso de los animales será necesario, en este sentido, lo único que podemos lograr a través de las leyes, es justamente evitar en la mayor medida de lo posible su sufrimiento.

Mi perspectiva personal es que, la lidia, por su propia naturaleza, o porque las leyes cada vez extirpan el uso de animales para fines lúdicos (los de circo es el caso emblemático) desaparecerá como la conocemos, y entonces el estado, tendrá que entrar a rescatar lo que efectivamente es un patrimonio cultural inmaterial, todo lo que en nuestra historia significaron las corridas, y entonces, encontrará otros mecanismos para conservación, por ejemplo, museos, como el de Huamantla, Tlaxcala, una hermosa colección de afiches. Como cierto patrimonio cultural inmaterial que se conserva (v. gr. el juego de pelota) tenemos que eliminar las prácticas que ya no son acordes con nuestra forma de pensamiento, y definitivamente la idea de una ética donde se respete a los seres vivos, es algo que cada día avanza en nuestras sociedades occidentales.

 

[email protected]

 

The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!