Opinión

¿Feliz día de las madres? / Punto crítico

 

Sin duda alguna, el festejar a las mamás en esta fecha es ya una tradición que promueven las familias para reconocer la labor de quienes en la mayoría de los casos dan todo por sus hijos, sin embargo, el escenario por el que muchas atraviesan es bastante complicado, y es que además de no encontrar eco en la solución de sus problemas, lejos ven una respuesta de los gobiernos para que, a través de programas efectivos de apoyo, puedan sacar adelante a sus hijos.

Me refiero a aquellas madres que además de ser muy jóvenes crían a sus niños solas. Bajos niveles de escolaridad y desarrollo, vulnerabilidad y pocas redes de apoyo son algunas de las características que acompañan a las cada vez más madres solteras.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de mujeres de 15 a 54 años que tuvieron al menos un hijo nacido vivo, 21.2% son no unidas, es decir, son viudas, divorciadas, separadas y solteras.

De este universo de no unidas, como le llaman a aquellas que nunca cohabitaron con el padre de sus hijos, tres de cada diez (33.5%) son solteras, una cifra que ha aumentado en los últimos años.

Destaca el Inegi que el grupo de madres solteras es precisamente el que presenta mayores vulnerabilidades que el resto de las mujeres en tanto que cuentan con menos redes de apoyo y la desventaja puede incrementarse en las que ejercen la maternidad a edades tempranas, enfrentando al mismo tiempo el rechazo de una sociedad que no abre los espacios para atenderlas e incluso orientarlas en la crianza de sus hijos.

Las madres solteras, no reciben ayuda monetaria y las que trabajan no perciben un salario que parezca ser suficiente para ellas y sus hijos. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reporta que, en el primer trimestre de 2017, siete de cada diez mujeres solteras de 15 años y más de edad, con al menos un hijo, no reciben apoyos económicos provenientes de algún programa de gobierno o de alguna persona que vive en un hogar distinto al suyo.

Aunque cuatro de cada diez mujeres solteras en este rango de edad trabajaron, el 22.2% gana un salario mínimo o menos y el 30.6% hasta dos salarios mínimos. trabajan, ganan poco y más de la mitad (57.1%) de las madres de 15 años y más no recibe prestaciones en su trabajo. Los datos del primer trimestre de la ENOE 2017 revelan que sólo 35 de cada 100 mujeres solteras ocupadas con al menos un hijo cuentan con atención a la salud. Por si no fuera suficiente con este panorama, la ENOE estima que, de las madres solteras en este rango, solo 11.4% tiene el beneficio de cuidados maternos por parte de su trabajo y 12.5% tiene la prestación de guardería para sus hijos.

Todo lo anterior deriva en una formación de nuevas generaciones carentes de casi todo en cuestiones materiales, pero al mismo tiempo sin una formación en valores, mucho menos bajo el acompañamiento de una figura que pueda orientarlos en la toma de decisiones que les permita acceder a una vida más digna.

Ello origina otras problemáticas sociales que mantienen a nuestro país con una alta incidencia de hechos delictivos, con entornos de violencia y bajo el control – en casi todo el territorio- de grupos del narcotráfico que engrosan sus filas, justo con esos niños y jóvenes que no pueden salir de la pobreza.

Vale la pena hacer la reflexión no sólo en este día, sobre la necesidad de apoyar a esas madres de familia para que cambien su entorno de vida, legislar y replantear el otorgamiento de recursos y esquemas de capacitación que les permitan salir adelante junto con sus hijos.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

No Comment

¡Participa!