Opinión

Gracias, Paco Ignacio Taibo II, desenmascaraste a Andrés / Enredos financieros

Estimado lector, las elecciones de este periodo están pasando por los momentos quizá más sorprendentes. Desde la invitación (y aceptación) de un Andrés Manuel a Televisa, que ante la falta de tamaños de sus periodistas revive de las cenizas a Tercer Grado para invitar a los candidatos a presidente y que tengan un acercamiento, diálogo y discusión con periodistas, el repunte de Anaya en las encuestas, la caída de Meade a un lejano ya tercer lugar de las preferencias y los pleitos con los empresarios que Andrés Manuel a tenido esta semana. Me gustaría hablar de esto, pero antes, agradecer.

Gracias, Paco Ignacio Taibo II. Nunca pensé que te agradecería lo que hiciste por los indecisos y por México en últimos días, tú, un español nacido en Gijón, que siempre has tenido la preferencia de la izquierda, que llegaste a México con tus padres huyendo de la tiranía franquista. Aquí, tu familia encontró algo que no había en España. Libertad. Libertad de opinión, de elección, de vida. Allá, como en todas las dictaduras, sean de derecha o de izquierda, tenía que seguirse el guión que el Generalísimo quería que se siguiera. No por nada, el equipo de Madrid, el Real Madrid, se convirtió en el máximo ganador en esa época, así lo quiso Franco.

Y me extraña, pero me da gusto, que hayas desenmascarado la farsa de Andrés Manuel. Todos teníamos la duda de si había cambiado realmente. Si el que se hubiera reunido con empresarios (y estos lo siguieran), es por un cambio real en su forma de pensar y en sus políticas. Si había dejado la izquierda populista reaccionaria de Echeverría y López Portillo (que tanto daño le hizo al país) para llevarnos a transitar a la izquierda progresista y moderada de otros países como la de Chile y Alemania con Bachelet y Merkel.

___


___

Pero no. Tus comentarios sobre si los empresarios lo querían presionar, chantajear y que textual dices “chingalos, Andrés, exprópialos”, no habla más que de la retórica Echeverrista, en donde el Gobierno Federal era dueño de miles de empresas que no producían ni riqueza, ni empleos.

Y más aún, cuando vas a tu patria, España y te confrontan sobre tus dichos, los cuales ratificas y le agregas, “si no tiene la mayoría en el Congreso, Andrés tendrá que gobernar por decreto”. Incongruencia de incongruencias, saliste de una España dictadora, que gobernaba por decreto, para ahora pedir que México tenga las mismas características. Los opuestos son iguales. Criticas y aborreces el régimen porfirista, por tener en tus venas la sangre de los derechos laborales, de ser un sindicalista, cuando quieres que tu “gallo”, haga lo mismo que Porfirio. ¿Quieres llevar al país a la ruina, a otra guerra civil sin sentido? ¿Tú, el historiador, tienes miopía histórica de lo que le pasaría a este país? Pareciera que vives en el pasado, que quisieras que la guerra entre conservadores y liberales que tuvo México en el siglo XIX continúe en este siglo XXI. Que el país se divida. Que el que trabaje tenga miedo, más miedo del que tiene actualmente. Que el que no haga nada viva de los que trabajen, pero… si ya los estás amenazando ¿De dónde sacarás los recursos, Paco?

Qué pena, piensas socialista, vives como capitalista. Viajas más que un empresario pequeño que se parte el lomo todo el día en su negocio tratando de llevar el alimento a su casa. Y tú, sin hacer, literalmente nada, tu vida es producto del capitalismo, no se te olvide, como escritor en el socialismo no serías lo que eres ahora.

Y gracias a ti, Andrés ha mostrado su lado oscuro, aquel que está resentido contra aquel que ha hecho dinero al hacer empresa, por su trabajo, por su inventiva. Se ha enemistado con el Consejo Empresarial, con Coparmex, con los que dan empleo en el país.

Lo han adiestrado bien, en Tercer Grado, al ser cuestionado de fondo, contestaba con evasivas, y su respuesta era, “no me quiero enganchar”, que es lo mismo, no te quiero contestar porque sabrás quién soy en verdad. Se ha convertido en el amo del disfraz. Oculta sus intenciones, los que están con él piensan que lo van a manejar, cuando la realidad es que el está esperando su momento para tomar revancha.

Gracias, Paco Ignacio Taibo II, aunque todavía no sé por quién voy a votar a ciencia cierta, ya sé por quién NO voy a votar, y será por el tabasqueño.

NO VOTARÉ por Andrés Manuel, no quiero ir al pasado, un pasado que nos ha mostrado ya su peor cara, y que parece, que muchos ya olvidaron.

 

[email protected]

 

The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

1 Comment

  1. beatriz
    09/05/2018 at 10:14 — Responder

    Totalmente de acuerdo

¡Participa!