PolíticaPortada

La lucha sonora, Ricardo Anaya en Aguascalientes

A las cinco de la tarde está anunciado: lucha libre en el centro de convenciones y exposiciones de Aguascalientes, en la estelar se enfrentarán Blue Demon y Dr. Wagner contra L.A. Park y Cibernético, tras el enfrentamiento se presentará la Sonora “La Sensacional” Santanera, es decir, todos saben que no es la Sonora Santanera de Carlos Colorado, ni la Única Internacional Sonora Santanera, pero a nadie le importa, es gratis, y ¿a quien le dan PAN que llore?, además, quienes son transportados en camiones urbanos hacia la Isla San Marcos, también saben que el costo del show es asistir a la presentación del candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, en su segunda visita a la entidad en lo que va del proceso electoral.

Que caben como diez mil personas, pero ya ves, dice uno de los tantos organizadores, con su camisa bordada con los logotipos de Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano. Son ya las cinco de la tarde y no está ni a la mitad. En el centro, el cuadrilátero, sube Leobardo Magadán y anuncia a los primeros cuatro gladiadores que se enfrentarán a tres caídas. Afuera, decenas de camiones intentan dar una vuelta prohibida para llegar al estacionamiento del Centro de convenciones, una patrulla se los impide y, desorientados, giran en U frente al mini palacio de Luis Armando Reynoso Femat, se estacionan donde pueden y los invitados por los tres partidos, está bien, los acarreados, tienen que caminar hacia donde ya el Elegido hace un lap dance a dos mujeres, frente a las miradas aburridas de decenas de niños con playeras de “Anaya Presidente” a los que no les interesa ver las ingles del luchador sino que le saque sangre a su contrincante. Uno de los tantos organizadores pasa y les regala banderas azules que dicen “Futuro” y, sin más, comienzan a ondearlas para conminar al stripper luchador a que haga lo suyo.

Se me acerca uno de los tantos organizadores No puedes estar aquí, la prensa va allá y señala hacia el escenario donde se presentará una de las Santaneras, Toma tu tripié y vete para allá, lo miro de arriba a abajo, le digo que no me voy ir a ninguna parte y no tengo por qué hacerle caso, él bufa ante la falta de respeto a su camisa bordada: No me obligues a pedir que te saquen. Lo miro de frente: Quiero ver que lo hagas, corre. El hombrecito bufa de nuevo y se aleja decidido hacia donde no pueda ver que no va a hacer nada. Una mujer que está a mi lado, bajita, rechoncha, con una playera de Leo Montañez para diputado federal por el distrito 2, se ríe conmigo: Estos cabrones se creen los pinches dueños, ¿usted es del partido? Le contesto que no, empatizamos y le pregunto por la bolsa transparente que trae en la mano, qué le dieron para venir, de dónde viene y quién la trajo. Me contesta que viene de Los Pericos, que le dieron una torta nomás (aunque la bolsa más bien parece una despensa) y que a ella no la trae nadie, a mí me toca traer a mi gente, me traje como 40 personas, andan por ahí, y señala por encima del ring hacia un punto que se pierde entre las gradas, que ya han comenzado a llenarse.

Treinta minutos después de la hora, el Centro de Convenciones ya está lleno, para sorpresa incluso de los múltiples organizadores, que se apuran a despejar la zona VIP, arrean a niños, mujeres y personas en sillas de ruedas para dejar libres las sillas que han de ocupar los invitados especiales que ya han comenzado a llegar. Jesús Ortega y Angélica de la Peña se quedan solos en la primera fila, observando de reojo a Rey Escorpión animar a Taurus Black, a esa zona llega la emocionada porra de Acción Juvenil del PAN que no para de gritar.

Ya llegó el candidato, ya llegó el candidato, se ponen nerviosos los organizadores. Ricardo Anaya is in the house, y como siempre, como todos los candidatos de todas las coaliciones, le regalan un par de minutos a los reporteros, pues se deben a la gente y andan con prisa. En entrevista colectiva, el de Por México al Frente asegura que le va a “aplicar la quebradora democrática el 1 de julio a López Obrador y vamos a ganar de manera contundente”, caminando hacia el escenario, como buen rockstar sabe que tiene que referirse a la entidad que visita: “En Aguascalientes hay un extraordinario ánimo, estoy convencido de que vamos a ganar todos los distritos federales, vamos a ganar el Senado de la República y las diputaciones locales, mañana empiezan las campañas; también vamos a ganar de manera contundente la Presidencia de la República, estoy convencido que Aguascalientes será fundamental para nuestro triunfo a nivel nacional, tengo un enorme compromiso con el estado de Aguascalientes”. Ricardo Anaya habla de la Reforma Educativa y sus diferencias con lo que ha planteado el candidato de Morena, también de paso asegura que no teme a la inseguridad en el país pero que es necesario garantizar que la ciudadanía pueda salir a votar el 1 de julio con absoluta libertad.

Ya se han llenado las primeras filas de la zona VIP, en primerísima línea: Paulo Martínez López, Martha Márquez, Fernando Herrera, Jesús Ortega, Santiago Creel, Carolina Martínez Franco a la derecha de su esposo, Ricardo Anaya, el gobernador Martín Orozco con su esposa Yolanda Ramírez, la alcaldesa María Teresa Jiménez, Angélica de la Peña a un lado de Antonio Martín del Campo, Leonardo Márquez, Sylvia Garfias, Arturo González Estrada, Noel Atilano, Arlette Muñoz, Jorge López Martín, Rubén Camarillo y Cuauhtémoc Escobedo Tejada. Atrás de ellos, para ser sinceros, los demás, los otros candidatos a diputados locales, mucho panista, algunos cuantos perredistas y de Movimiento Ciudadano. Los hijos de Ricardo Anaya, los tres, están muy cerca del ring, suponemos que esperan que atentos a la lucha estelar, la tercera, que tendrá que esperar porque los de Aguascalientes suben al cuadrilátero para dar la bienvenida a su candidato.

Tanto el gobernador como la alcaldesa habían establecido su agenda como privada, pero ahí están. La alcaldesa María Teresa Jiménez es la primera en subir al ring, con un ímpetu que sorprende porque desde hace meses no se permite mostrar ante los representantes de los medios. Jiménez Esquivel basa su admiración por Ricardo Anaya en reconocerle que está convencida de que el candidato ama a su familia y el valor que le da a la misma. Enjundiosa, califica a Anaya Cortés de guerrero, descalifica al Gobierno Federal porque “no ha sabido más que darle la espalda a los ciudadanos” y sin mencionarlo por su nombre, se refiere a López Obrador, a quien “le vamos a decir que no, al señor que lo que tiene hasta el día de hoy asegurado es su tercera derrota, mentiroso”, que porque no sabe que el sistema populista y el sistema socialista han fracasado en nuestros países. Para el cierre, la alcaldesa, elige sumar conceptos para definir a la coalición: “el Frente representa la igualdad, la justicia, la libertad, la unidad, el amor, representa las ideas y las ideas son nuestra única fortaleza, y por eso Ricardo, vas a ganar”.

Le siguen a Jiménez Esquivel, dos candidatos. Martha González Estrada, quien inicia destacando que las propuestas del Frente son para las mujeres, pero pronto olvida el hilo y termina su participación coreando: ¡presidente, presidente! Porque “sabemos que quedan muy pocos días para que el PAN regrese a Los Pinos”. Le sigue Antonio Martín del Campo, quien intenta desplegar todo su carisma dirigiéndose a las mujeres, porque según el ex presidente municipal “va a haber un gran apoyo a las mujeres, ¿Dónde están las mujeres?”, grita enseguida y se dedica a dirigir la porra, ya después es indicar que el Frente tiene para todos, para los de la tercera edad, capacidades diferentes, hombres y mujeres, empresarios. Nada sorprendente, puro despliegue de carisma, o intento de.

También con una porra arranca su intervención Martín Orozco Sandoval: ¡Todos, al mismo tiempo: Anaya presidente!, explica el gobernador que llama así al candidato porque cuando lo conoció presidía Acción Nacional, pero que ahora lo hace convencido de que ganará la elección. Menciona a todos los presidentes de partidos de la coalición, saluda a otros asistentes y recuerda a los candidatos presentes que a partir de este lunes comienzan las campañas locales, por lo que pide que crezca “este ejército a favor de Aguascalientes”. Define el gobernador al Frente como la capacidad de “poder conjuntar ideas diferentes con un mismo objetivo” e, inevitable, también se refiere sin mencionarlo por su nombre a López Obrador, en comparación con Ricardo Anaya: “hay un candidato que nunca explica nada, nosotros tenemos un candidato joven con una visión clara de hacia dónde tiene que ir este país”, con ese joven, el gobernador se compromete: “en Aguascalientes vamos a cumplirle, de que te cumplo te cumplo”, sí, como rezaba su slogan de campaña, y promete que “Aguascalientes en manos de Acción Nacional, con su servidor al frente, será un estado que le aporte a la Federación, que le dé pocos problemas”.

Por fin, sube Ricardo Anaya al ring, primero los saludos, llama amigos al gobernador y su esposa, a la alcaldesa, reconoce a “liderazgos nacionales muy importantes: Don Jesús Ortega y Don Santiago Creel Miranda”, enseguida a los candidatos, a los dirigentes de la coalición en Aguascalientes, Paulo Martínez López, Daniel Vidal, Jaime Durán… y a los demás, uno a uno, a todos. Y la gente esperando… ¿qué espera quien acude a un mitin como este? Sinceramente, lo que anuncia el cartel: la lucha libre, la Santanera…

¿Conecta Ricardo Anaya con el electorado? A partir de una actividad como la cronicada aquí no sirve para saberlo, los asistentes ya están convencidos, si no de por quién van a votar, sí al menos de cómo se deben comportar. Cualquier análisis que se haga de la figura y comportamiento del candidato será desde la visión artificial del “especialista”, que criticará su vestimenta, si es joven y no se comporta como tal, que no entona, que no ruge o que no despierta pasión alguna.

¿A qué pasión se refieren los especialistas? La multitud ruge con precisión cronometrada, Ricardo Anaya inicia contando que el su “primer evento, el primerito, lo organizamos con 20 mil personas, y lo hicimos única y exclusivamente con mujeres”, para enseguida representar lo que ya hemos visto en los spots, lo de indicar que no es normal el trato desigual que se da a las mujeres, el candidato emplea el viejo truco de hacer gritar a hombres y mujeres para que se note la diferencia en el entusiasmo entre ellas y ellos. Funciona siempre, ante cualquier auditorio, ¿eso sería conectar? Una vez probado el punto, Ricardo Anaya va al grano:

“Yo vengo a Aguascalientes a hacer compromisos concretos; queremos que en Aguascalientes siga habiendo empleo, siga habiendo progreso y queremos que cada vez estén mejor pagados los trabajos de la gente y para seguir atrayendo inversión, para lograr el objetivo de tener más y mejores empleos, hay una obra de infraestructura que está pendiente y que es fundamental para el desarrollo de Aguascalientes. Vamos a construir el tren de carga directo de Aguascalientes hasta Guadalajara para poder conectar directamente con el puerto de Manzanillo, y con esa obra vamos a hacer en Aguascalientes, en materia automotriz, el estado más competitivo de toda la República Mexicana. Comprometo esa obra frente a ustedes para que haya empleo bien pagado en Aguascalientes”. Cuando candidato, Enrique Peña Nieto firmó ante notario tres compromisos relacionados con la entidad: construir el tramo ferroviario Aguascalientes-Guadalajara; continuar con la construcción del Centro de Exposiciones y la conclusión y equipamiento del Hospital Hidalgo. Es natural que Ricardo Anaya retome el incumplimiento del presidente priista y lo tome como bandera.

Vuelve a referirse a Aguascalientes señalando que se aprovechará el potencial de la entidad para generar energía limpia, así como para generar mayor inversión y empleo: “Aguascalientes es de los estados con mayor potencial para generar electricidad utilizando los rayos del sol con celdas fotovoltáicas con paneles solares, eso va a generar mucho empleo, mucho trabajo y mucho progreso aquí en Aguascalientes, vamos a ser de Aguascalientes una potencia nacional en generación de energías limpias, ese es mi segundo compromiso con Aguascalientes”.

El candidato liga la promesa de inversión y empleo para comprometerse con los jóvenes y la porra de Acción juvenil enloquece cuando señala que estará de su lado “para que tengan oportunidades y no tengan que buscarlas en otros estados”.

Sigue Anaya Cortés, “tenemos muy claros nuestros compromisos con el país y con Aguascalientes vamos a acabar con la corrupción para que el dinero de la gente se utilice en beneficio de la gente; a mí me da mucho coraje ver cómo se roban el dinero del pueblo los políticos corruptos habiendo tantas necesidades”, no improvisa, finge que se sale del guión para dirigirse a los asistentes, les pregunta si en los centros de salud les entregan todas la medicinas que necesitan; la respuesta es obvia, un No que se alarga al borde de la indignación, de ahí retoma el candidato: “Eso lo vamos a resolver, porque vamos a acabar con la corrupción, y el dinero se va a emplear para ayudar a la gente, van a ver lo que es tener un presidente trabajando de la mano con el gobernador del estado, habrá abasto de medicinas en Aguascalientes, les doy mi palabra. Vamos también vamos a reducir las enormes desigualdades sociales, queremos que haya progreso, pero progreso para todos”, nadie le avisó al candidato que justo ese era el lema en campaña de Carlos Lozano de la Torre, pero da igual, los asistentes saben a qué viene y no van a reparar en ese tropiezo, porque ya Anaya Cortés se refiere a Andrés Manuel López Obrador, como le dijo a los reporteros antes, se refiere a la Reforma Educativa: “hay un candidato que anda haciendo promesas en campañas, a él no le interesa corregir la Reforma, sólo le interesa ganar votos” y promete que si gana la coalición “vamos a hacer de la educación en Aguascalientes nuestra máxima prioridad”, promete mayor gasto en capacitación a los maestros, más que en evaluarlos, hacerlos sus aliados y corregir lo que se ha hecho mal en la implementación de la Reforma.

Ricardo Anaya recapitula sus tres compromisos y subraya que se generarán más empleos y mejor pagados. Cierra con Viva Aguascalientes, se deja abrazar por la emoción que, invariablemente, despierta solicitar ese grito, se repite tres veces y deja correr los aplausos.

El candidato de Por México al Frente baja del ring, antes de cualquier cosa, se acerca a sus hijos y los besa, después va hacia su esposa, a quien también besa, enseguida saluda de mano a la primera fila de la zona VIP, mientras recibe las felicitaciones de sus aliados, nada detiene a Leobardo Magadán quien ya anuncia que suben al ring Cibernético y Blue Demon.

La zona VIP rápido deja de serlo, quienes estaban interesados en ser vistos por Ricardo Anaya ya no tienen nada que hacer ahí, así que van despejando el área y la dejan a quienes sí quieren ver la lucha libre. Uno de los luchadores del bando rudo grita: A ver ya, cállense, mucho Ricardo Anaya, si de veras están con él, quiero que todos se pongan a bailar la de Movimiento Ciudadano, la de nanananana… El público se divierte. Afuera se alarga la fila de camionetas y autos con logos en el medallón, los candidatos y militantes se van, dejan al Centro de Convenciones para los fans de las luchas, para quien quiera bailar al ritmo de una de las muchas Sonoras Santaneras. A ninguno de ellos les importa si el candidato conectó o no, si presentó muchas o pocas propuestas, están ahí para ver volar a Blue Demon desde la tercera cuerda.

 

@aldan


Vídeo Recomendado


The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!