Opinión

La nueva OSA / Alegorías Cotidianas

 

Debo reconocer que después de los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes (OSA) de Star Wars no había vuelto a escucharla. Mis recuerdos musicales de ese concierto no son los mejores. A diferencia de la ejecución los gráficos, el performance, estaban increíbles y la emoción de las personas llenaban de energía el teatro, pero eso no es lo que hoy nos tiene aquí.

Un poco desangelada dejé pasar las temporadas de la OSA sin visitar el Teatro Aguascalientes, no me apetecía ir, así que bajo un pretexto u otro el tiempo transcurrió, sin embargo, el pasado viernes la orquesta ofreció un concierto junto con el grupo Space Oddity para ejecutar un Bowie Sinfónico.

___


___

La verdad, por ser Bowie, fue muy fácil la decisión de ir al Foro del Lago a escuchar el concierto. Sin grandes expectativas estuvimos temprano para poder encontrar donde sentarnos y confortablemente estar ciento por ciento presentes.

Vimos cómo se llenó poco a poco el foro y después de una precipitada tercera llamada Space Oddity comenzó el concierto, fue una sorpresa pues pensamos que desde el inicio sería sinfónico.

Después de unos ajustes técnicos la banda comenzó a prender a la gente, fue justo entonces cuando me percaté de que un gran número de asistentes eran muy mayores y muchos, con teléfono en mano, grababan y coreaban las canciones.

Space Oddity es una banda hecha exclusivamente para los sinfónicos de Bowie, sus miembros pertenecen a otros grupos de rock y participan de este gran y fantástico proyecto juntos, son liderados por Avi Michel, guitarrista de Ritmo Peligroso.

El vocalista que interpreta el concierto sinfónico Cuceb Piloto no intenta imitar a David Bowie, por lo que su presentación es auténtica y produce una buena sinergia con el público.

Después de un número de canciones por fin hicieron su aparición los músicos de la OSA.

Por primera vez presenciamos la nueva dirección de la Orquesta, fue una verdadera sorpresa el escuchar una y otra y otra canción sin que ningún instrumento desafinara y además tocaban con muchísima energía de tal forma que cada una de las piezas de Bowie que interpretaron estuvieron cargadas de un gran feeling roquero.

Lo impresionante fue el ser testigos de que los espectadores pedían que se escuchara más la sinfónica y es que debemos reconocer, que todo el concierto tuvo broncas de ecualización. Una vez que la OSA rugió los presentes se ponían de pie cuando terminaban de tocar las canciones. Había júbilo y un ambiente roquero que hacía mucho no veía.

Debo reconocer que el público estuvo más atento y satisfecho después de que la sinfónica hizo su aparición.

Entre chascarrillos y mucho rock el concierto cada vez subió más su intensidad hasta que todos estábamos entregados por completo a la OSA y a Space Oddity, los flautistas de la sinfónica coreaban las canciones instrumentos arriba mientras esperaban su turno a la vez que la corista, el vocalista y el guitarrista de la banda bajan para interactuar con el público.

De pronto escuchamos que el director de la Sinfónica, el Mtro. José Areán tenía un pasado roquero, todo estaba “normal” por decirlo de alguna manera hasta que lo vimos tocar la guitarra eléctrica y dirigir la orquesta al mismo tiempo. Todos estábamos atónitos y disfrutábamos ese momento donde el director hacía doble trabajo y mostraba una destreza musical mientras sonreía.

Lo que pudimos observar no fue únicamente inolvidable y divertido, sino que muestra la sencillez del director Areán.

Jamás hubiéramos imaginado que el director interpretaría con la banda de rock pues, reconozcámoslo, algunos directores son muy ególatras y nunca dejan su pose, por lo que fue un detalle original y sin egos.

Me atrevo a decir que ha sido uno de los mejores conciertos de la OSA, no quedó duda alguna del cambio de liderazgo y del cómo los ha hecho tocar mejor.

En ocasiones uno se encariña con los directores de las orquestas por su personalidad o carisma, sin embargo, los cambios siempre son buenos y en esta ocasión fuimos testigos de lo bien que trabaja el Mtro. José Areán.

La trayectoria del nuevo director de la OSA es impresionante, ha sido director de orquestas y filarmónicas por todo el mundo, quizá por ello es tan sencillo el tocar la guitarra y roquear mientras dirige a sus músicos.

Me pareció que hay un buen ambiente de convivencia entre él y los integrantes de la sinfónica, pues durante su interpretación Fame varios de sus músicos se acercaron a él para roquear mientras que quienes no ejecutaban en ese momento levantaron los instrumentos tal como los espectadores lo hacíamos con las manos en alto. Fueron unos instantes que en complicidad todos los presentes disfrutamos.

Después de este energético y bien ejecutado concierto estoy puestísima para volver a la casa de la OSA, para escuchar la temporada de verano, así como algunos conciertos que ofrecerán por ahí, ya sabe a veces podemos ser partícipes de su interpretación en una iglesia, la plaza o un centro comercial.

Este concierto sinfónico de Bowie me dejó tan buen sabor de boca que ahora tengo grandes expectativas del trabajo del Mtro. José Areán, pues por lo que escuché me da la impresión de que habrá muchas sorpresas de la Sinfónica.

Performances de la OSA como el del viernes pasado en el Foro del Lago produce que las personas se acerquen más a la cultura, la curiosidad los hace asistir y luego, in situ, es más sencillo enamorarnos de la orquesta y cada uno de sus instrumentos y del trabajo de los ejecutantes.

Gracias, Mtro. José Areán, por devolvernos la esperanza sobre nuestra orquesta, y por aceptar las locuras de Space Oddity, una banda compuesta por artistas mexicanos, dirigidas por un gringo quienes en conjunto nos hicieron vibrar, cantar y roquear en el foro del lago.

Más sinfónica para la próxima edición de la Feria o para el Festival de las Calavera.

 

Laus Deo

@paulanajber

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!