Sociedad y Justicia

Adolescentes, los más susceptibles a ser adictos

 

  • Se debe atender el problema de salud pública por consumo de tabaco y alcohol antes de pensar en legalizar otra droga
  • No se ha manejado adecuadamente la despenalización de la marihuana

 

Son los adolescentes de 12 a 17 años, los más susceptibles a ser víctimas de las adicciones, inician con el consumo de sustancias ilícitas desde temprana edad, por la poca maduración de sus organismos, específicamente el cerebro, en poco tiempo se vuelven dependientes y presentan daños graves a consecuencia de las drogas.

La especialista en tratamiento de adicciones de la Facultad de Medicina de la UNAM, Guadalupe Ponciano Rodríguez, precisó que el Instituto de Prevención y Atención de las Adicciones, en la capital del país, se ha observado un incremento en el consumo de marihuana en la población adolescente a raíz de la discusión de la legalización de esta droga. Es una tendencia el inicio de consumo a menor edad, tanto de drogas legales como ilegales.

Señaló que en gran parte se ha derivado de la desinformación sobre esta sustancia, pues muchas personas piensan que no tiene efectos dañinos considerables o que no es tan adictiva, al considerarse su uso con fines terapéuticos; precisó que muchos adolescentes con ello, bajaron su percepción del riesgo de manera muy importante con relación a la marihuana, pero no se toma en cuenta que es sólo el cannabidiol, que se extraen de la marihuana, el que tienen un efecto como medicamento, “sin embargo, en toda la marihuana vas a encontrar de manera importante los cannabinoides, sobre todo el Δ-9-tetrahidrocannabinol, que es el que hace adictos a los estudiantes”.

Enfatizó que la solución no es legalizar el consumo de la marihuana, generaría un mayor problema en materia de salud pública, de que ya se enfrenta por el alto consumo de tabaco y alcohol; tampoco significará un considerable avance para el combate al narcotráfico, porque seguiría la comercialización clandestina de cocaína, metanfetaminas entre otras sustancias, con la ola de violencia que ello implica.

“Muchas veces dicen que hay experiencias exitosas, por ejemplo, en Holanda, sin embargo, la situación de Holanda, tanto en la población como en los políticos y la aplicación de las leyes es totalmente distinta a la que hay en México”.

Ponciano Rodríguez recalcó que se debe distinguir que la despenalización implica, de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana, que si alguien porta cinco gramos de marihuana, es para uso personal y no puede ser detenido; el problema es la corrupción que impera en el país, “la despenalización no se ha manejado adecuadamente y muchas personas están en la cárcel por traer un cigarro de marihuana; mientras no hagamos un uso adecuado de las leyes, va a ser muy complicado legalizar una droga, si todavía no hemos resuelto el problema con las drogas legales”.

Precisó que además no se ha tomado en cuenta la susceptibilidad para adquirir una adicción a la sustancia de la población; desde el aspecto de la salud pública no se tienen tratamientos adecuados para el tabaquismo y alcoholismo, mucho menos para otras adicciones. “No tenemos la infraestructura, porque somos un país que tengamos la historia de consumo de drogas, fue a partir del 11 de septiembre, cuando las Torres Gemelas, cuando mucha de la droga se empezó a quedar y empezó a haber más adictos, pero no somos como Estados Unidos que tienen clínicas y tienen modelos de tratamiento”, argumentó la especialista.   


Vídeo Recomendado


The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!