Opinión

Asociaciones scouts y su compromiso con la naturaleza

 

Alexis Ricardo Sánchez Marmolejo

 

La historia del movimiento scout mundial comienza con un hombre llamado Baden-Powell (1857-1941), quien en 1907 organiza en la isla de Brownsea, Inglaterra, el primer campamento experimental scout con 24 muchachos de todas las clases sociales, divididos en cuatro patrullas: Cuervos, Lobos, Toros y Chorlitos. Éste tuvo tanto éxito, que comenzó a escribir Escultismo para Muchachos en forma de fascículo quincenal con el objetivo de dar a conocer sus ideas. El escultismo se fue esparciendo por todas las partes del mundo y México no fue la excepción. En 1926 la Organización Mundial del Movimiento Scout fue reconocida oficialmente con el nombre de Exploradores Nacionales de la República Mexicana, aunque posteriormente cambiaría por el de Asociación de Scouts de México, tal y como permanece actualmente. Esta organización une a miles de niños, jóvenes y adultos de distintos estados de la República Mexicana con el mundo scout.

Dentro del escultismo, la promesa scout es uno de los pasos más importantes, ya que a través de ella se establece un compromiso consigo mismo, con la sociedad y con el resto de cosas que te rodean, guiándose por la ley scout, que contiene una serie de principios que tienen como propósito ayudar al muchacho en su formación como ciudadano.

¿Qué aprendizajes se obtienen en el escultismo?

Uno de los aprendizajes centrales es el cuidado del medioambiente, se enseña a apreciarlo, cuidarlo y respetarlo basándose en una de las frases clave del fundador: “Deja el mundo en mejores condiciones de como lo encontraste”. Existe un artículo en la ley scout que habla de la relación del ser humano con el ecosistema que dice lo siguiente: “el scout ve en la Naturaleza la obra de Dios, protege a los animales y plantas”. Cuando se menciona a Dios se puede creer que en el movimiento se implantan ideales religiosos, pero no es así, ya que se es libre de adoptar o no creencias de ese tipo sin temor a ser discriminado, pues el artículo 4 solicita que: “el scout es amigo de todos y hermano de todo scout, sin distinción de credo, raza, nacionalidad o clase social”.

Actualmente existen múltiples proyectos iniciados por scouts de todo el mundo en beneficio del medio ambiente, ya que el Planeta Tierra es una de las principales preocupaciones del escultismo, por lo que concientizar a las personas sobre su cuidado es de vital importancia. En Aguascalientes están en marcha varios proyectos scouts que contribuyen al cuidado del ecosistema, por ejemplo, Sanando ríos, una iniciativa que tiene el objetivo de limpiar los principales ríos que se encuentran en nuestro estado, además de establecer lazos de comunicación con las comunidades y fomentar el cuidado de estos. El reciclaje también es una de las principales actividades, cada año los grupos scouts de Aguascalientes (en esta ocasión el evento tuvo el nombre de KYKLAGS) reúnen todo tipo de material reciclable, lo venden, y el dinero recaudado se dona a alguna noble causa. Las reforestaciones son otro aspecto notable en el que los scouts participan, acudiendo a los llamados que solicita la sociedad en general. Esto muestra el compromiso que los integrantes del escultismo tienen con la Naturaleza.

Mi experiencia en este movimiento ha sido increíble, voy a cumplir cinco años dentro en esta hermandad, y aunque me hubiese gustado integrarme desde pequeño, considero que entré en una etapa donde requería mucho apoyo (fue a los 16 años cuando me uní), el cual me brindaron, y gracias a esto y a otros factores me convertí en una mejor persona.

Durante mi instancia he aprendido a ser más independiente, a tener un contacto respetuoso con la flora y fauna que nos rodea, me he enriquecido culturalmente al conocer distintas partes de nuestro estado y otros lugares de la República Mexicana, además he establecido fuertes lazos de amistad, he participado en servicios que tienen como objetivo ayudar a la sociedad y a nuestro ecosistema, también se me ha provisto de herramientas que me permiten tener un contacto más cercano con la Naturaleza, al utilizar los recursos que nos provee de una forma correcta para que mi estadía en las montañas sea más confortable y segura (elaborar fogatas con distinto tipo de uso, astucias y construcciones que sirvan de refugio o de transporte, etc.). Otra parte muy importante es la relacionada a cuestiones místicas, la cual nos sirve de impulso a los scouts para esforzarnos más en nuestros proyectos, ejemplo de ello son las insignias que portamos en la manga izquierda de nuestro uniforme y que simbolizan nuestro desempeño en distintas áreas, ya sea ecología, humanidades, ciencia y tecnología, deportes, seguridad y rescate, comunicación y expresión, vida al aire libre y la insignia institucional que actualmente se ha dividido en más especialidades. La vida scout puede comenzar en cualquier momento de tu vida, pero nunca termina, porque “una vez scout, siempre scout”.

 

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!