PortadaSociedad y Justicia

El abigeato en Aguascalientes tomó dimensiones graves

 

  • Sospechan colusión con la Policía federal, pues jaulas con grandes cantidades de ganado salen desapercibidas de la entidad
  • Al momento no hay un solo detenido

 

El delito de abigeato tomó dimensiones muy graves en Aguascalientes, cuando anteriormente los ganaderos estaban acostumbrados al robo de una o dos cabezas, ahora sufren pérdidas de más de 40 reses, informó el presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba.

Consideró que existe colusión con elementos de la Policía federal, ya que no detectan en carretera a las unidades con jaulas para el traslado de estas grandes estas cantidades de ganado.

Destacó que al parecer se trata de una banda muy bien organizada la que ha ejecutado los robos de ganado a últimas fechas, y, que inclusive cuentan con camiones especiales y dentro de estos traen barandas que colocan a manera de corrales, para arrear hasta ellas el ganado, para luego robarlo en jaulas completas, “esto lo sabemos por las cantidades de ganado que nos están robando”.

Guzmán de Alba detalló que hace poco más de un mes, por la carretera a Teocaltiche, Jalisco, se robaron más de 120 animales; luego en la comunidad de Belén de Refugio se llevaron 80 reses; para posteriormente trasladarse al Cerro del Picacho de donde se llevaron 42, mientras de otro lugar de la carretera a Calvillo de llevaron 60.

“Es una banda que ya tenemos detectada, se vino de por acá de San Luis Potosí, de esa zona de Villa Real, y ya está en el estado; sí está muy complicado. Estamos en contacto con la Fiscalía haciendo las denuncias correspondientes”, apuntó el ganadero.

A fin de tratar de abatir estos robos, los productores se han mantenido en contacto directo con la Unidad Especializada para el Abigeato, así como con el coordinador de la Policía Ministerial, con quienes se concluyó que el modus operandi en todos los robos es similar; además de la sospecha de que existe colusión de los delincuentes con autoridades federales, ya que no conciben que pasen desapercibidas estas cantidades de ganado, así como los camiones especializados, a pesar de que cualquier vehículo que conduce a alta velocidad de inmediato lo detienen.

“Sospechamos que son bandas bien organizadas, nos dicen algunas gentes que puede haber relación con los guachicoleros de Puebla, que los están limitando en el robo de combustible a Pemex y ahora decidieron ir sobre el ganado. Si se roban 200 animales al mes, y cada uno ya grande y gordo vale 20 mil pesos, se roban de dos a tres millones de pesos; nomás que, si se acaba el ganado, también los ganaderos”, calculó el productor pecuario, al destacar que un engordador difícilmente se recupera de una pérdida de esta magnitud.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!