Sociedad y Justicia

En muchas zonas de Aguascalientes es poco viable poner adoquín o adocreto en lugar de concreto

 

  • Suelo de Aguascalientes es tepetate y no permite la filtración del agua de lluvia al subsuelo
  • Solo en áreas de recarga al acuífero es recomendable, como es el caso de La Pona y sus alrededores

 

El presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Francisco Romero David, consideró que en muchas áreas de la ciudad de Aguascalientes es poco factible utilizar el material llamado adocreto o adoquín e inclusive empedrado, que permite la filtración del agua al subsuelo, dado que el piso es muy duro y no permea como ocurre en la ciudad de Guadalajara.

Al ser un área semidesértica y a que el suelo es duro por estar compuesto por tepetate, el agua tarda mucho filtrarse y eso ocasiona, en parte, los enormes encharcamientos que se sufren con cualquier cantidad de lluvia, y se hace más evidente con trombas como las que ocurrieron.

“El suelo es muy duro, es casi roca, es semidesértico y es muy lento para que filtre el agua al subsuelo; sí se había pensado que en algunas calles se colocaran adoquines, pero tarda mucho el agua en salir al subsuelo”, subrayó el también constructor, al considerar que una solución viable para evitar las inundaciones en determinadas áreas de la ciudad es instalar más colectores.

Romero Davis externó que evidentemente existen zonas que son recargas del acuífero, en donde la transaminación al subsuelo es ágil, como sucede en donde se ubica el centro comercial Espacio y se pretende construir Plaza Outlet, así como en otras que se encuentran pegadas a un río, es muy factible, “Eso ya depende mucho del proyectista, el definir qué tipo de materiales utilizar, pues a todas partes adónde vas los estacionamientos de los centros comerciales son de asfalto, lo que yo no veo mal, simplemente que tengan sus buenos caimanes, su recolección de agua pluvial, y esos se pueden encausar a los mantos freáticos o a un río donde no hagan tanto desorden”, señaló el empresario.

El presidente de la CMIC consideró que el crecimiento de la ciudad les ha ganado a todos, sin atreverse a señalar una mala planeación, especialmente en los últimos 20 años, pues cualquier mínima precipitación pone a la ciudad en caos, con más razón en situaciones atípicos como las lluvias recientes.

“Se necesitan más colectores en puntos específicos para que desahogar el agua (sic) y evitar esos ríos de agua que se forman”, comentó el líder de los constructores en Aguascalientes.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!