Opinión

Nos alcanzó la distracción / De imágenes y textos

Estimado lector… hola, hay alguien ahí, oigan es jueves de Imágenes y Textos, ¿nadie interesado hoy? Sé que es difícil, haga el esfuerzo de no sucumbir ante los placeres del deporte más popular del planeta, por favor, mire que en todos los países de todos los continentes está pasando lo mismo; lo cual me hace reflexionar que sería un buen momento para cambiar algunas directrices mundiales, aprovechemos que Los Increíbles II están en cartelera para pedir apoyo y deshacernos del güero copetudo que tenemos de vecino, ya ve que se bronquea con medio planeta, literal.

Hoy está difícil competir con la inauguración del mundial y después con toda la cartelera de permanencia voluntaria que ofrecerán las cadenas de televisión y los nuevos medios digitales, súmele las mesas de análisis de los miles de partidos que habrá a lo largo de esta gesta deportiva, yo creo que mejor tomaré una vacaciones o me documentaré de este deporte, que por cierto no es de mi agrado, pero tendré que ponerme al tiro para poder estar en la jugada y hojeen mis análisis futbolísticos durante el Mundial.

Pensándolo bien, el soccer puede llegar a tiempo para bajar la efervescencia, qué tal si dejamos de lado la novela del Canal de las Estrellas donde el hombre que viene del pueblo, el mártir, el presidente legítimo de una nación devastada salva a su aldea de todos los males. También nos puede ayudar a olvidar la paridad peso-dólar tan estrepitosa en estos días, los conflictos internacionales, los muros, los aviones cubanos de procedencia mexicana que se caen apenas despegan, definitivamente un paliativo para los males que aquejan el mundo; entonces ni dudarlo más, aunque no me guste y no le entienda al soccer me enrolaré en la lista de aficionados que padeceremos las derrotas de la selección nacional, o bueno que tal sí dan la sorpresa, o le llegamos al precio a la FIFA para que los jóvenes se traigan la copa para la tierra de Hugo Sánchez.

Como negocio, como gesta deportiva, como espectáculo mediático, por donde lo analice es atractivo, ya veo a todos los nuestros celebrando el día del padre en el Ángel una sorpresiva victoria de estos chamacos que hacen fiestas con mujeres exuberantes, claro, el sello de la casa, los paisanos jocosos y cachondos sin duda; el mejor regalo para los papás mexicanos, casi como en la jornada inaugural de la temporada pasada de la NFL cuando los Kansas City Chiefs le zumbaron una paliza a los campeones de ese momento, los New England Patriots, de este deporte sí le se. Si los Chiefs pudieron por qué nuestros muchachos cachondos no han de acabar con los alemanes. Pero y si el marcador no nos favorece, será un domingo eterno de caras largas en plena celebración del patriarca, más les vale a estos que salga a sudar la camiseta y ganen.

Y así pasarán los gloriosos días, ni el debate del martes pudo con tal euforia y mire que faltaban dos días para iniciar, nada puede con el Mundial, si eliminan a México, nos queda Brasil o Argentina, no sé por qué los de acá somos aficionados a ellos, pero bueno, y si de plano tampoco se la rifan entonces con el país europeo que más le agrade, el chiste es tener un equipo a quién irle después de que nos echen fuera.

El domingo primero de julio a las 9:00 y a las 13:00 horas se estarán jugando los octavos de final, gran distractor y más si los de nosotros pasan a esa ronda. Será interesante vivir el fenómeno, mientras los seguidores del candidato vencedor celebran las dos cosas, los perdedores pueden encontrar el consuelo en el juego de México, siempre y cuando pasen y ganen. Qué le puedo decir, estimado lector… Sigue ahí, ya pasó la inauguración, despéguese del televisor un momento, no le vaya a hacer daño a sus ojos pizpiretos, si me sigue leyendo se lo agradezco, no es fácil tener lectores el día de la inauguración del mundial, le decía, qué podemos hacer, unirnos, dejarnos llevar por la inercia, preguntar si los bares abrirán desde temprano para ir a ver el partido de futbol, preguntar en las instituciones educativas sí van a instalar pantallas para ver los juegos, preguntar en el trabajo sí van a dejar ver por internet los encuentros, preguntar, preguntar y preguntar cómo le podemos hacer para no perder detalle de nada.

De pronto me encontré de manera virtual a mis amigos de la prepa, fue de verdad una grata sorpresa, recordar los últimos años de los ochenta, la vida sin internet y sin computadores claro está, sin teléfonos inteligentes, la sociedad sacudida por el sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985, el compromiso del mundial de futbol al año siguiente, las devaluaciones constantes, la contaminación ambiental en su apogeo y nosotros como bien apunta mi querido Guillermo, después de las clases al boliche, o el tocho contra quien se nos pusiera enfrente, las fiestas del viernes, la lealtad y el nacimiento de una amistad de esas que dura para siempre. Les preguntaba en el grupo de WA que tenemos, sí de pura casualidad alguien tiene en su haber fotos de aquella época, pero no, nadie, sin teléfonos inteligentes la cosa estaba como complicada. Qué tiene que ver esto la relatoría de arriba, que de pronto es bueno hacer una pausa en esto del devenir cotidiano, olvidarnos de todo y entregarnos a los cuates, el mundial y las cervezas. Gracias, querido Tex, mi Edu, Pacharrito, César, mi Toño, gracias por distraerme de este proceso electoral, por distraerme del mundial por hacer la pausa en el camino que todos necesitamos.

Que gane la selección y sus candidatos, que ganen todos, un México con cuatro presidentes no nos caería mal.

 

[email protected] | @ericazocar

The Author

Eric Azócar

Eric Azócar

No Comment

¡Participa!