Sociedad y Justicia

Se manifestaron los teachers para elegir su salario devengado desde hace casi seis meses

  • Pese a advertencias del SNTE al menos 50 maestros decidieron manifestarse ayer por la calle Madero
  • Aseguran no temer ser evaluados, pero no como condición para darles una plaza, pues ya la tienen

 

A casi seis meses sin cobrar su salario, los profesores conocidos como los teachers marcharon por la calle Madero para exigir se resuelva de una vez por todas su situación, pese a continuar su trabajo frente a grupo.

Fueron alrededor de 50 maestros los que se reunieron en punto de las 17:00 en la esquina de la avenida Héroe de Nacozari y Madero para iniciar su caminar, que culminó en la Plaza de la Patria, justo a las puertas del Palacio de Gobierno, en donde colocaron carteles de exigencia del pago de su salario ya devengado durante seis meses, a partir de enero.

Varios de los mensajes que contenían los carteles fueron escritos por sus alumnos en los que pedían al gobernador Martín Orozco Sandoval, además del pago a los profesores de inglés, para así poder continuar con su preparación en un segundo idioma, algunas mejoras a la infraestructura de sus planteles educativos.

A pesar de que algunos profesores aseguraron haber sido advertidos por la sección Uno del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de no asistir a la marcha, so pena de retrasar aún más la solución a su conflicto, varios de ellos se presentaron a manifestar sus inconformidades. Así lo expuso la maestra Lucero Roque, quien dijo que la poca participación de sus compañeros en esta marcha se debe precisamente al miedo por las posibles  represalias, “nosotros les decimos ¿qué más les puede pasar si tenemos casi medio año sin sueldo?, estamos como esclavos prácticamente (…) creen que si hacemos este tipo de manifestaciones el problema se va a alargar, y en lugar de que las autoridades y las instituciones nos quieran responder, se van a poner más en contra de nosotros, pero nosotros -los que estamos aquí- creemos que es lo contrario”.

La profesora, quien fungió a manera de vocera de este grupo que decidió manifestarse, señaló que si bien no han sido amenazados por la autoridad para desistir de sus demandas, sí reciben constantes presiones por parte de la coordinación de inglés, al realizarles constantes inspecciones, y de forma exhaustiva, a fin de presionarlos sicológicamente y  por sí mimos decidan renunciar; además se han dado casos en los que algunos de sus compañeros les han pretendido negar el acceso a la escuela con el objetivo de denunciarlos por ausencia injustificada, “hace poco eso les hicieron a unos compañeros, pero se movieron con el Sindicato y los apoyaron, y seguimos trabajando todos. Pero sí ha sucedido ese tipo de presiones”.

Los profesores se quejaron ante los medios de comunicación de no tener hasta el momento comunicación directa con el secretario general de la Sección Uno del SNTE, José Luis Briones Briseño.

Expusieron lo difícil que han representado para ellos los casi seis meses sin cobrar su salario, pues si bien la mayoría consiguió ya otro trabajo, para otros el apoyo de la familia ha sido importante, además de solicitar constantes préstamos.

Anunciaron que, a la espera de una respuesta por parte de las autoridades del estado, la próxima semana se convocará a los medios de comunicación a una conferencia de prensa.

Respecto a las opciones que les ha dado el gobierno estatal para conservar su empleo luego de una evaluación, los maestros dijeron estar de acuerdo, al asegurar que cuentan con varias certificaciones, inclusive en universidades del extranjero como Cambridge, evaluaciones de TOEFL, etcétera.

“No tenemos miedo a una evaluación; lo que no nos gustaría es que se nos quisiera evaluar para darnos una plaza, porque la plaza es de nosotros, ya la tenemos. Nos siguen exigiendo que renunciemos a ella, y que nos vayamos por esquema de outsourcing, pero eso no lo vamos a hacer”, advirtieron.

En este conflicto están actualmente involucrados 250 profesores de inglés, aunque algunos decidieron renunciar ante la falta de pago, como una medida de presión, aseguraron los manifestantes.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

1 Comment

  1. venado
    17/06/2018 at 20:02 — Responder

    MARTIN OROZCO NO SEAS VIVIDOR!!! PÁGALES A LOS MAESTROS!!!

¡Participa!