PolíticaPortada

Sin nuevas propuestas, López Obrador se despide de Aguascalientes

 

  • En un evento de 22 minutos el candidato cerró su campaña en el estado
  • Prometió que echará atrás la privatización del agua
  • Para Andrés Manuel el voto diferenciado es: “Una marrullería de la mafia del poder porque ya dan por perdida la presidencia”

 

Ayer en un apurado acto Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por la Coalición Juntos Haremos Historia, estuvo de visita en Aguascalientes para cerrar su campaña con un corto discurso que básicamente fue un resumen del que ofreció el 1 de junio en el municipio de Jesús María, salvo porque aseguró que no privatizará el agua y anunció que una vez que gane las elecciones presentará el programa de desarrollo para Aguascalientes.

Este jueves 21 de junio se citó a las 17:30 horas a los militantes y simpatizantes de los partidos miembros de la Coalición Juntos Haremos Historia: el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT); así como a los medios de comunicación, sin embargo se preveía la llegada del candidato una hora después.

Pese a la amenazante lluvia y con la referencia de las poderosas precipitaciones ocurridas desde dos días antes del último mitin de López Obrador en Aguascalientes, la explanada del Templo de San Marcos llenó a las 18:30 con al menos 2 mil personas, menos de las que asistieron a la última visita del presidenciable en Jesús María.

Aunque la explanada llenó a las 18:30 horas, no fue hasta las 19:30 que el morenista arribó a la explanada luego de visitar también por última ocasión los estados de Durango y Zacatecas; y 10 minutos después, tras tomarse fotos y saludar simpatizantes, subió por fin al templete donde lo esperaban los candidatos de la Coalición a las elecciones locales y federales por Aguascalientes.

Con un semblante preocupado ante la cada vez más inminente lluvia, Andrés Manuel advirtió a los asistentes que el evento sería rápido por lo que insistió en ser él el único en ocupar el micrófono, es decir, pasó de cederlo a los otros candidatos a acelerar el evento.

El candidato comenzó su discurso al recordar a los presentes que las elecciones están cerca, por lo tanto el país se encuentra en la víspera de su transformación, razón por la que se animó a prometer que no fallará a sus simpatizantes.

Repitiendo prácticamente las mismas palabras que en su visita del 1 de junio, López Obrador afirmó que acabará con el principal problema del país, la corrupción, obteniendo de esta manera recursos para el desarrollo de Aguascalientes y el resto del país, sin que exista la necesidad de generar más impuestos, incrementar la deuda pública o generar gasolinazos.

Además, como lo hizo también en Jesús María, el candidato propuso contar un gobierno sencillo y sin prepotencia, de tal manera que se eliminarán los gastos que él considera innecesarios, bajará los sueldos a los altos mandos para que el ahorro se redistribuya entre los funcionarios de más bajo escalafón.

Andrés Manuel repitió como en Jesús María y en otros lugares del país a los que ha llegado su gira que se dará dinero a personas con discapacidad, así como becas a estudiantes universitarios y jóvenes sin trabajo siempre y cuando demuestren que están capacitándose; dinero que también obtendría de ahorros gubernamentales y con la eliminación de la corrupción, “Becarios sí, sicarios no”.

Serán los profesores, expresó el presidenciable, quienes se encargarán de ponerle la banda presidencial si es que llega a ganar las elecciones, porque echará abajo la Reforma Educativa, mensaje que dirigió explícitamente al exgobernador Otto Granados Roldán, titular de la Secretaría de Educación Pública.

Una de los nuevos temas que trató López Obrador en esta nueva visita, fue el de la supuesta privatización del agua por parte del Gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual declaró: “Fue firmada en lo oscurito”. Aseguró que echará abajo todo tipo de privatizaciones que se hayan realizado en pasados gobiernos.

Como lo hizo en Jesús María, el candidato pidió voto parejo por Morena y no diferenciado por otros partidos, aunque al igual que el 1 de junio no quedó claro si su advertencia también incluye al PT y al PES, “Es una marrullería de la mafia del poder porque ya dan por perdida la Presidencia”.

Casi para terminar con su mitin, Andrés Manuel informó que volverá a Aguascalientes una vez sea beneficiado con el voto, durante su gira como presidente electo y será hasta ese momento en el que presentará el plan de desarrollo que tiene preparado de manera particular para Aguascalientes.

El evento terminó con bastantes gotas de lluvia a las 19:52 horas, 22 minutos luego de su arribo a la Explanada del Templo de San Marcos, al pedir el apoyo al público cada vez más inquieto ante la precipitación pluvial, para que voten por los candidatos de la coalición: “Amor con amor se paga”.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!