Opinión

UAA: 19 de Junio, frivolidad histórica / Cátedra

El día de ayer se cumplieron cien años del movimiento estudiantil conocido como El Grito de Córdoba al que nos referimos la semana pasada, a partir del cual surgieron, incontenibles, los principios de la Reforma Universitaria Latinoamericana que conmovió al mundo entero; en su primer intento fueron combatidos ferozmente por las corrientes reaccionarias internas y externas, pero no han desaparecido: están tan vivos como entonces y prestos a resurgir, actualizados, cuando las condiciones les sean favorables.

Pero dudo mucho que el día de ayer se haya hecho referencia alguna a este acontecimiento en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, en la que no interesan, institucionalmente, temas como el de la teoría y la historia de la Universidad, pues lo que priva es la superficialidad y la argucia con que se ha mantenido vendado el interés de estudiantes y profesores por asuntos trascendentes que les competen directamente.

Un ejemplo es el de los aniversarios de la UAA que se celebran, desde hace 45 años, en una fecha falsa como es el 19 de Junio de 1973, en que el rector del Instituto de Ciencias presentó al Consejo Directivo un proyecto de universidad tomando como modelo el privado y departamental estadounidense, de corte mercantil, que era precisamente con el que un individuo de nombre Rudolph P. Atcon había estado desarticulando, desde 1958, lo poco que quedaba de la Reforma en diversas universidades de América del Sur, del Centro y El Caribe y, por fin, lograba alcanzar su sueño dorado de imponerlo por primera vez en México -donde hasta entonces le había sido imposible penetrar- ignorando, en Aguascalientes, el proyecto que contemplaba la transformación utilizando como base la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de México, que ya regía en el Instituto de Ciencias desde su incorporación a ella desde hacía medio siglo.

Pero el 19 de junio de 1973 fue la fecha en que, ignorando la opción UNAM, se impuso autoritariamente la departamental que nadie conocía y que en ningún momento se sometió a consideración de la comunidad de estudiantes y profesores. Mientras tanto, el Instituto continuó siendo Instituto hasta el 23 de febrero de 1974. Prueba de ello es el informe anual presentado por el rector el 15 de Enero de 1974.

_____

_____

El punto final del trámite se dio cuando, después de haber mantenido pertinazmente al margen a la comunidad universitaria, la propuesta atconiana de Ley Orgánica para transformar el Instituto de Ciencias en Universidad departamental, fue aprobada por el Congreso del Estado y sancionada por el Gobernador, entrando en vigor al ser publicada en el Periódico Oficial del domingo 24 de febrero de 1974.

_____

_____

Es esta última fecha la que, en el caso de las personas morales, equivale a la del acta de nacimiento de una persona física. Pues como es bien sabido, el juez del registro civil asienta aquella en la que se efectuó el nacimiento de la criatura, no en la que fue concebida nueve meses antes.

Se puede entender que funcionarios desleales, durante tantos años les hayan ocultado la verdad histórica a todos los estudiantes y profesores que han pasado por sus aulas; lo que no se puede aceptar es que en una institución en la que suponemos se enseña a pensar críticamente, sus integrantes no se hayan dado o no se quieran dar cuenta del engaño. A menos que eso del pensamiento crítico y de la búsqueda de la verdad solo sean expresiones ornamentales.

_____

_____

La comunidad universitaria tiene la palabra.

“Por la unidad en la diversidad”

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!