Sociedad y Justicia

30 por ciento de la carne de cerdo de Aguascalientes se exporta a Japón

 

  • Hay interés de Rusia por la carne de res y cerdo de la entidad
  • En los últimos tres años ha crecido la producción en el estado, ya que actualmente existen alrededor de 20 mil vientres, mientras que antes rondaban entre los nueve o diez mil

 

Fernando García Gómez, presidente de la asociación de porcicultores de Aguascalientes, informó que en los últimos tres años ha crecido la producción en el estado, ya que actualmente existen alrededor de 20 mil vientres, mientras que antes rondaban entre los nueve o diez mil, de cuya carne el 30 por ciento es para exportación, principalmente a Japón.

Aseguró los cerdos que ahora se crían son de primera clase, y por consecuencia también la calidad de la carne, pues el incremento se ha dado principalmente en granjas tecnificadas, pues son pocos los productores en dimensiones de traspatio que mantienen su volumen.

“Las granjas más grandes sí mandan a exportar, y ahora con los aranceles se ha incrementado el consumo en el estado. Aguascalientes normalmente está exportando a Japón, antes aquí estaba un grupo que se llamaba ‘Quequén’, que eran aparceros (comuneros) y exportaban toda su carne a Japón. Ahora no existen -como grupo-, pero esas granjas conservan sus naves de engorda y se continúan produciendo lechones para aquel país”, señaló el también productor.

Aseveró que las granjas tecnificadas exportan alrededor del 30 por ciento, aunque los pequeños productores trabajan únicamente para el consumo local; aunque ahora también existe interés por la carne de cerdo y de res de Aguascalientes por parte de Rusia, quienes hace unos meses realizaron una visita a la entidad con la intención de hacer negocios.

García Gómez destacó que actualmente realizan una campaña entre los médicos del estado a fin de asesorarlos respecto a los beneficios de la carne de cerdo, ya que es común que señalen a sus pacientes que no es benéfica, a pesar de que no hay estudios científicos que comprueben que daña al organismo luego de que una persona se sometió a una operación o tiene una herida; además de que es una de las carnes más magras que existen.

De igual forma, descartó el peligro de los cisticercos, pues esta situación se daba con los animales de traspatio que se les dejaba libres en las rancherías, expuestos a comer heces fecales, lo cual en las granjas no sucede, ya que además los cerdos tienen una dieta a base de granos y pastas de uliginosas.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!