PortadaSociedad y Justicia

Cada vez es más grave el consumo de sustancias nocivas por menores de edad en Aguascalientes

 

  • Niños inician en el consumo de drogas y alcohol desde los seis años
  • No hay centros de atención para resolver este problema de salud pública

 

Es cada vez más grave el consumo de sustancias nocivas por menores de edad, niños de entre seis a nueve años comienzan a probar las drogas y alcohol, por lo que en pocos años el 95 por ciento de las personas adictas van tener a lo mucho once años de edad, lamentó Ruperto Razo Fuentes, director general del centro de recuperación para alcohólicos y drogadictos Amigos para Siempre.

Precisó que de acuerdo a las estadísticas que comparte el Consejo Nacional contra las Adicciones, el 82 por ciento de los jóvenes inician en el consumo de alcohol a temprana edad, entre los 14 y 20 años, sin embargo, dijo que en los hechos reales, están empezando desde los seis a los nueve años, lo cual es preocupante, sobre todo porque Aguascalientes está entre las cinco entidades con mayor consumo de alcohol.

Esto obedece en gran parte a la desintegración familiar, el cambio en la cultura; el activista señaló que los problemas de la vida moderna han orillado a que los menores pasen más tiempo solos y estén expuestos a este tipo de riesgos, se involucran a temprana edad en actividades que no son adecuadas para su desarrollo, en las que están rodeados de vicios; muchas personas dicen que por las malas juntas”.

Destacó que la Organización Mundial de la Salud, desde 1951 hasta 1955 dictaminó que el alcoholismo era una enfermedad, por lo cual dijo que hay un detonante que es la hipersensibilidad que las personas tenemos, que si no nos convierte en alcohólicos, nos convierte en neuróticos: “Es un ego inflado, una conducta omnipotente, perfeccionista; hace más de 30 años que yo me encuentro en este servicio, y considero que en el desarrollo macroeconómico se da más que en el sector de pobreza, de clase media y la mayoría del pueblo; en clases sociales altas se da más esta enfermedad”.

El activista lamentó que en lo que respecta a los niños, el fenómeno se está dando desde las instituciones educativas, ya que se da una explosión de estupefacientes que tienen a su alcance, desde productos en forma de dulce, hasta sustancias que consiguen fácilmente y que son muy dañinas para su salud.

Enfatizó la importancia de que las autoridades tomen cartas en el asunto, ya que no se cuenta en el estado con las instancias necesarias para atender el problema de adicciones, mucho menos cuando se trata de menores de edad; explicó que en el centro que dirige es limitada la atención que pueden brindar, porque la Norma de Salud no les permite recibir personas menores de edad, grupos mixtos, ni adultos mayores de 45 años, “se le rompe a uno el corazón de no poder recibir a estas personas sabiendo la condición de adicción que presentan, el daño severo, y el desequilibrio severo con el que llegan”.

Puntualizó casos en que las familias han confiado en la institución, se acercan aún y cuando les explican las limitantes que tienen para atender a todos los pacientes, por lo que agotan todos los recursos; en el caso de los menores, se tramita a la par de los familiares, un permiso de residencia con la autoridad competente, para que puedan ser rehabilitados en esta instancia.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!