Sociedad y Justicia

Carlos Bracho presentó en Aguascalientes la obra Me llamo Pablo, basada en la vida de Pablo Neruda

  • Su trayectoria en 80 años de vida: 75 producciones de teatro, cine y televisión y 60 años de militancia en la izquierda mexicana
  • Se considera un intransigente en la política, por eso ahora está fuera de ella

 

Carlos Bracho presentó en Aguascalientes para presentar la obra Me llamo Pablo, basada en la vida del poeta chileno Pablo Neruda, un luchador en contra del régimen fascista en Europa y a favor de en el mundo imperara el “bien común”.

Así describió el actor que nació en la calle Hornedo de Aguascalientes, al chileno que habría de interpretar en unos minutos más para las personas que con antelación ya hacían fila a las afueras del teatro del Instituto Mexicano del Seguro Social, mientras tanto atendía a la prensa, quienes destacaron las más de 75 producciones que respaldan su trayectoria artística, además de 60 años de militancia en partidos de izquierda mexicanos, en varios de los cuales fue fundador, al igual de la Sociedad de Escritores de México, editorialista en varios diarios nacionales y exsenador de la República.

“Para mi la cultura no tiene política, el IMSS no tiene política, ni nuestras instituciones emanadas de la Revolución Mexicana tampoco (…) la política es la búsqueda del bien común, y es lo que trato de hacer y todos debemos de buscar eso”, externó el actor al pedir su opinión respecto al reciente triunfo de un partido de izquierda en las elecciones presidenciales.

“Ustedes lo saben bien, tenemos que unirnos como mexicanos, en otros países, aunque gane el partido de izquierda o de derecha todos se unen, aunque sean contrincantes, eso es lo que yo trato de hacer”, expuso.

Se consideró un intransigente en la política, por eso en estos momentos está fuera de ella como militante, a la vez que se declaró juarista, al considerar que los políticos deben de vivir de un sueldo mínimo que cubra sus necesidades, y lo demostró en tiempos que estuvo a cargo del Salón de la Plástica Mexicana, por cuyo cargo no cobraba, “yo no puedo cobrarle al pueblo de México, por eso estoy fuera de la política, porque soy intransigente”.

Respecto a los noveles políticos, muchos de ellos sin preparación, recordó que es un derecho constitucional el votar y ser votado, pero como ciudadano les exige que conozcan la constitución del estado en el que viven, la mexicana y la historia del país, “yo voy a escribir, porque sigo escribiendo, y desde ahí lo haré”.

Al hacer referencia a su personaje Pablo Neruda, recordó que él fue un luchador social que quería la libertad, que la riqueza fuera distribuida entre toda la población, y en ello se identifica con él, “quería lo mejor para el mundo, no sólo para Chile; esa es la gran política y en lo que más luchó fue contra el régimen fascista, en donde centró todo su esfuerzo, pues lo consideraba la negación de la libertad, de la política”.

–¿Cuál de las etapas de su carrera recuerda con más cariño?, preguntaron los periodistas

–Pues cuando besaba a María Félix, respondió en tono de broma Carlos Bracho, para luego aclarar que tuvo con la actriz una gran amistad, y la recuerda por ser una gran defensora de las mujeres, pues a sus ojos los hombres eran todos machistas.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!