PortadaSociedad y Justicia

Existe incertidumbre entre los trabajadores de la Federación en Aguascalientes

 

  • En Aguascalientes laboran 18 mil trabajadores sindicalizados, que representan el 40% de los trabajadores de las 31 delegaciones
  • Ante las medidas anunciadas por el Gobierno Federal entrante, ahora el objetivo de la FTSE es que no se corra a ningún trabajador

 

Muchas decisiones, realidades y objetivos deberán de modificarse tras el anuncio del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de recortar la plantilla laboral de las dependencias federales y el anuncio de las 50 medidas de austeridad y contra corrupción.

Normando López Meixueiro, presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), informó que a la fecha en Aguascalientes se aglutinan 18 mil trabajadores de la Federación, quienes están representados por 31 sindicatos de las diversas dependencias delegacionales, así como del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Sindicato Solidario, que representa a los trabajadores jubilados.

El líder sindical externó que en cada dependencia al menos el 40 por ciento del personal es sindicalizado, y el resto 60 por ciento del denominado “de confianza”; personas que en este momento viven una gran incertidumbre, no sólo en Aguascalientes sino en todo el país, misma que comparte el líder nacional de la FTSE y senador, Joel Ayala Almeida, quien pidió esperar a que López Obrador tome posesión de la Presidencia, pues la intención es negociar que no se corra a ningún trabajador, especialmente de base, así como preservar la seguridad laboral, “El estrés laboral surge de la incertidumbre de no saber qué va a pasar, pues están preocupados ante esas declaraciones que se han vuelto más recurrentes en los medios de comunicación; el objetivo ahora es que no se corra a ningún trabajador”, señaló López Meixueiro.

Uno de los aspectos por los que habrán de proteger a los trabajadores basificados, es porque en su mayoría se tratan de personas ya mayores, por eso se incidirá en que no pierdan ni un solo derecho, por ello su representante nacional presentará un proyecto al gobierno entrante, en donde además se integra el tema de la descentralización de las dependencias federales.

“En este aspecto se hace el planteamiento de una prueba piloto, pues es necesario analizar todo lo que implica mover a un trabajador de un estado a otro; implica escuelas para los hijos, vivienda digna y servicios de salud; además del rechazo de la gente de provincia, de esa resistencia a la gente que viene de la Ciudad de México, aún se siente. De llevarse a cabo la descentralización va a estar muy complicado”, externó el representante sindical, quien recordó que con la llegada a Aguascalientes del personal del Inegi, se les dotó de vivienda barata porque se trataba de pies de casa, que los trabajadores tuvieron que ir edificando, lo cual no es correcto que se repita.

Contrario a lo que pudiera pensarse que el grueso del personal sindicalizado del Inegi se distinguiría por su gran número, Normando López aseguró que en todo el país son sólo mil 200 trabajadores, de un total de 23 mil en el ámbito nacional; en el caso de Aguascalientes, entre sede y delegación son alrededor de ocho mil, informó el también líder nacional del Sindicato Único Nacional de Estadística y Geografía (Suntinegi).

Expuso que en estos momentos de incertidumbre el único que ha levantado la voz por los trabajadores de la Federación es Joel Ayala, mientras los demás emitan a menos un posicionamiento de apoyo solidario ante lo que pudiera ser un atentado a los derechos laborales de miles de personas.

El líder sindical consideró que el panorama se ve complicado al menos para el próximo año, ya que mientras la lucha era para que las condiciones laborales sean cada vez mayores, y las tres mil plazas congeladas en el estado se activaran, dado el déficit de trabajadores federales en Aguascalientes, luego de que se recuperaron diez mil para el Issste. Ahora todos los propósitos están susceptibles de verse modificados y cuidar las prestaciones que se tienen, mientras que su líder se reúne con el nuevo gobierno y logra negociar.

López Meixueiro reconoció que entre los 50 puntos que anunció el presidente electo, hay varios que les preocupan de manera especial: los seguros de gastos médicos mayores, con los que cuentan los trabajadores de mandos medios del Inegi, lo que traerá como consecuencia la saturación de los servicios del Issste en detrimento del servicio; de igual manera los fideicomisos de retiro individualizado, que garantizaba a los trabajadores de confianza un ahorro de retiro decoroso al momento de jubilarse, aspectos que al momento se desconoce cómo se habrán de plantear.

 

Todos los burócratas de la Federación tendrán bono sexenal

López Meixueiro aseveró que todos los burócratas del país, sin excepción, recibirán el “tradicional” bono sexenal, una “prestación” que, sin estar acordada en ningún acuerdo escrito, reciben los trabajadores federales al finalizar cada sexenio.

Será a finales de este año cuando los 18 mil empleados de la Federación en la entidad obtendrán esta prestación misma, que llegará alrededor de los 15 mil pesos, entre vales de despensa y dinero en efectivo.

Este podría ser el último bono que reciban los trabajadores al servicio del gobierno al término de la administración federal, ya que el virtual presidente electo anunció la desaparición de este tipo de prestaciones como parte de su plan de austeridad republicana.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!