Opinión

Ganó AMLO, y ahora ¿qué sigue? / La fórmula del café con leche

Finalmente la voluntad popular se manifestó con contundencia el domingo, al votar mayoritariamente por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien se convertirá en el próximo presidente de México, el primero abiertamente de izquierda y popular.

Como candidato, fue un hombre bastante polémico, a AMLO se le odiaba o se le amaba, pero nunca en un término medio. Su propia campaña, dirigida al aspecto emocional del electorado, ahondó en las diferencias entre mexicanos; en el trabajo, en los centros académicos, en las familias, provocó muchas y en algunos casos, muy serias discusiones, unos a favor y otro no, pero finalmente, como en toda democracia, se gana o se pierde y a López Obrador le tocó ganar.

Pero ¿y ahora qué sigue?

Más allá del aspecto formal para su toma de protesta, lo que sigue, y él mismo lo puso de inmediato en la palestra nacional, es la verdadera y urgente reconciliación nacional.

La reconciliación nacional tiene mucho que ver con que cada ciudadano ponga de su parte para devolver el clima de paz y de concordia entre mexicanos.

Quienes ganaron les está llamado a una mayor humildad en el triunfo, un esfuerzo muy difícil, y para quienes perdieron, les está llamado a dejar a un lado el encono y rencor, y sumarse al gran proyecto nacional al que AMLO está convocando.

Después de la Revolución es la primera vez que se da la posibilidad de cambio y transformación a profundidad. Ni siquiera en el 2000 cuando Fox gana las elecciones, incluso, con un nivel de participación mucho mayor a cómo ganó Andrés Manuel, sin embargo, Fox nunca entendió que su rol histórico era dar paso a la transformación del país. Nunca lo entendió.

Hoy, AMLO cuenta con la mayoría en la Cámara de Diputados, la mayoría en el Senado y tiene al menos 17 congresos estatales, con lo que podría impulsar reformas constitucionales sin mayor trámite más que el lograr, con base a la negociación, las dos terceras partes de votos en ambas cámaras para poder impulsar los cambios que busca. Una tarea relativamente fácil cuando se tiene un enorme capital político y una indiscutible legitimidad popular.

Como ciudadanos, lo que sigue es apoyar a nuestras autoridades, independientemente si es o no el candidato por el que votamos, y exigir que se cumplan todas y cada una de las promesas hechas. Sumarnos al trabajo que la Patria nos reclame y seguir construyendo patria.

[email protected] |/CROMAguascalientes


Vídeo Recomendado


The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

No Comment

¡Participa!