Opinión

James Gunn y la ñoñez tóxica / Bocadillo

Este fin de semana se acabó la carrera de James Gunn, el raro caso de un falso autor en el monstruo Disney/Marvel al cual le permitieron (o le construyeron) la narrativa de una especie de geniecillo que por fin tuvo su oportunidad para que se apreciara su maestría en Guardians of the Galaxy. Un hombre de 51 años que hace nueve (tenía 42) publicó unos tuits de pésimo gusto con humor referente a actos sexuales con menores de edad y demasiadas referencias a miembros masculinos.

Si sabes de su trabajo anterior, no sorprende ya que [como él mismo dice en su carta de disculpa] hasta 2014 era una especie de “provocador”. Un cineasta de shock, pues, que trató sustituir la falta de presupuesto en sus encargos de Cine B con ideas ¿alocadas? ¿pasadas de lanza? que dieran de qué hablar por grotescas. Para tener una aproximación a esta lógica, basta con que leas la sinopsis de Super (su película con Ellen Page) para al menos tener un momento incómodo. Su estrategia no es tan inusual, ya que [otro ejemplo] es lo mismo que hacen un Callo de Hacha o Chumel Torres al compartir ideas fachas (la palabra tuitera para ‘fascista’)  y luego retractarse ligeramente. Sólo quieren atención ante la falta de un buen discurso inicial.

Los planteamientos poco familiares y asquerosos de Gunn ya se sabían en 2012, cuando Marvel lo contrató para armar Guardians of the Galaxy. Salieron en publicaciones especializadas y Gunn pidió disculpas. Eran otros tiempos y no pasó a mayores el problema, simplemente se habló de que la gente madura con los años y eso ya no representaba a su persona profesional. Claro, en el planteamiento de que su humor extraño pretendía sólo llamar la atención. En 2018 Marvel no puede sostener este modo de operar y cuando un montón de trolls de derecha compartieron los tuits de su pasado humorístico poco ortodoxo, la empresa no tuvo más opción que removerlo de sus planes a futuro.

Es cierto que la función de las redes sociales ha cambiado en menos de una década. Pocos se dejan cartas de amor de muro a muro en Facebook, mientras que ya todos somos más cautelosos con lo que compartimos en general. Dónde sea. Todos tenemos un pasado horrible. Yo mismo hago una cara de congoja cuando recuerdo algún juicio vertido por yo post-adolescente del 2008. Eso es un punto, pero con ese trasfondo ideológico, Gunn nunca fue un buen fit para Disney y Marvel. Su decisión es terrible porque cedieron ante la crisis de relaciones públicos que les crearon unos trolls conservadores. El contexto es espantoso, pero en primer lugar no sumas a uno de tus tres pilares (los otros dos siendo los estudios de animación y Star Wars) a un rarito así.

Es complicado y también un recordatorio de que la masculinidad tóxica ligada a las redes sociales y el mundo ñoño está de salida. Habrá caídos en el camino, pero así son estos tiempos. No demos armas a nuestros enemigos y seamos siempre la mejor versión de nosotros mismos. Hasta en un comentario anidado. Por favor.

 

[email protected] / @masterq

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!