Opinión

Lunar incómodo en tersa faz / Opciones y decisiones

 

La decisión está tomada. México optó por los colores guinda y el nombre de Morena (Movimiento Regeneración Nacional), de la coalición llamada Juntos Haremos Historia, que encabezó Andrés Manuel López Obrador.

La jornada cívica del 1 de julio extendió sus manteles durante toda esta semana, para saludar, festejar y seguir las andanzas del caballero andante, a quien el 53% de los electores mexicanos le dieron su pescozón y el espaldarazo para convertirlo en el guía/trail seeker y lanzarse con él a la aventura del nuevo destino de nuestra República.

Yo dije, la víspera de tal jornada, que prefería ese libre juego imaginativo de los símbolos, para decidir, es decir, para determinar a qué persona, partido, colores, emblemas y banderas dábamos el pescozón y el espaldarazo, para armarlo caballero andante de nuestra República. A sabiendas que la realidad de hoy, corrupción, inseguridad, violencia e impunidad, ya nos había rebasado; y que anhelábamos un sino diferente.

Sin lugar a dudas, de los cuatro caballeros contendientes la sola amazona desertó- Andrés Manuel presume reunir el mayor número de características que lo hacen tal. Se atrevió a soñar, quiero ser un gran presidente de México; invocó un intangible que resultó el más preciado, la esperanza, sobre todo para los jóvenes; optó por un cambio radical de cosas sobre y contra el Statu Quo del país, vamos por la Cuarta Transformación de México -sobre la Independencia, la Reforma y la Revolución mexicana-. Se reconoce justiciero, se acabarán los privilegios de los que gobiernan y de esa minoría rapaz. Se confiesa de ánimo magnánimo y reconciliador, al pronunciarse por la redistribución de la riqueza sobre todo para los más pobres y desprotegidos. Invoca como prendas más queridas la rectitud moral y la plena honestidad. Promete no ser un jactancioso del poder, no vamos a ser prepotentes. A cualquier divergencia antepone la deliberación en foros y en consultas con la sociedad. Declara su lealtad a las Leyes y al Estado de Derecho. Es un caballero armado contra la inseguridad y la impunidad, pero muy presto al perdón y a la reconciliación. Finalmente, y esto exhibe su lado romántico, vamos a construir la paz de México, ¡ah! Y el amor, admiro a Jesús y a Ernesto Che Guevara, por eso así nombre a mi hijo menor.

Más asimilado a los rasgos emblemáticos del caballero andante, imposible. Sin mucho devanarnos los sesos, podemos decir que es un auténtico Quijote. Su animus y su ánima son quijotescos, su comportamiento en el triunfo, también. Yo creo que por eso concitó concurrentemente a las masas. Se propone como un “trail seeker” (un rastreador, un seguidor de huellas, un guía de caminos para el resto de sus connacionales). Estas notas personales lo diferencian de sus tres contrincantes y explican el tenor y talante de esta fiesta cívica.

Ricardo Anaya de la coalición Por México al Frente eligió -sobre todo al final- una figura del caballero vindicativo, de profunda indignación con el poder de facto que se atrevió a indiciarlo como presunto responsable de lavado de dinero, cosechó asechanzas incluso de su partido de origen, por imponerse como candidato incuestionable; provocó queriéndolo o sin querer múltiples deserciones de compañeras y compañeros de partido. Demostró ser beligerante de palabra y estaba listo para obrar en los hechos, así. El tono agrio de su desazón no encantó al electorado. Imposible para él lograr una transición tersa.

José Meade Kuribreña personificó el caballero perteneciente a una orden secreta; juramentado por su lealtad, pulcritud como funcionario e impoluto por su honestidad. Afecto al apego de las normas y el correcto funcionamiento institucional. De profundo conocimiento en la mecánica y dinamismo del sistema. Hábil gerente de las relaciones con otros subsistemas externos e internos. Su palabra, yo sí soy chingón. Le gustó a los electores su talante, más no sus armas y emblemas adosados al orden dominante. El otro caballero a ser armado, lo vio como el docto, escolástico y perfumado creyente de una caballería trasnochada y perdida en los libros de la teoría. Objeto, al final, de su sarcasmo y desautorización. A pesar de ser un gentilhombre, se quedó a la vera del camino.

El Bronco, Jaime Rodríguez Calderón, resultó ser del tipo de caballero negro, como Sir John Falstaff, personaje de William Shakespeare, antihéroe, de la Ley del Talión…de la Vendetta. Bellaco, pendenciero, burlón, de la orden del Ojo por Ojo, Diente por Diente y Mano por Mano; justiciero vindicativo, de la justicia física reductiva de las extremidades del infractor o criminal. Propenso a imponer el orden colectivo mediante el miedo paralizante. Hábil razonador en la contienda de taberna, chispeante y mordaz interlocutor. Al otro caballero contendiente le disgustó su talante desacralizador de las normas de caballería y al resto de los electores les pareció un desfetichizador que les dejaba sin el encanto del ensueño. Obtuvo mayor aprobación de la esperada, pero se quedó corto y hubo de regresar a su ínsula de gobernador.

Lo que nos regresa al tema de la fiesta cívica en que estamos. Y ¿qué con Aguascalientes? Bueno, pintó su cruz en el centro del altiplano, junto con Guanajuato y su perla negra León, como un punto discordante del resto del tejido social del país. Optó mayoritariamente por un estacionario cómodo frente al fragor del cambio que avasalla más allá de las Sierras Madre Oriental y Occidental, y que estaciona al Bajío respecto del Macizo Central y del Istmo de Tehuantepec. Su gobernador Martín Orozco Sandoval se anticipó a la debacle de su partido y firmó con los gobernadores de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Durango, José Rosas Aispuro Torres; de Puebla, José Antonio Gali Fayad; de Querétaro, Francisco Domínguez Servién; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, un pacto para conformar un grupillo denominado GOAN, desde el que demandan un cambio inmediato en la dirigencia nacional del Partido Acción (Ver: LJA. La Purísima… Grilla: Minoría Rapaz. La Purísima Grilla. 05/07/2018). Y esto no presagia acompasar la velocidad y profundidad del cambio a ser instaurado, por el nuevo gobierno federal, en el resto del país.

Si algo ha caracterizado a la presente administración estatal es el pasito a paso medido, actuando más bien a la chita callando que publicitando sus planes y programas, tanto económicos como de desarrollo. Algunos puentes en curso y el plaqueo renovado ha provocado cierta estridencia de la población; se enfrió luego la expectativa impaciente de la entrada en operación del nuevo Hospital Hidalgo, del que notables médicos locales acusan su evidente falta de equipamiento y pleno funcionamiento. El reciclado tema del mando único en seguridad y sus constantes relevos de mando. La poca o nula interlocución con las organizaciones vivas de la sociedad. Todos estos son síntomas de un talante más que conservador, estacionario y postergante del verdadero dinamismo y desarrollo social. Et pour tant… y por tanto, me temo, anticlimático de los cambios que se avecinan a nivel nacional. En que prevalecerán sólo los de naturaleza federal.

Las cifras electorales de la entidad dicen mucho y abonan a esta percepción- Participación ciudadana 58.1744%, Local. Nacional 63.4497%. De los 943,285 potenciales electores de Aguascalientes, concurrieron a las urnas 454,946 actuantes y efectivos, un poquito más de la media. (Los datos son del PREP).

En el Estado. Tuvimos (de 18 en disputa) Distritos Obtenidos: PRI, PT, Verde, Nva. Alianza y Encuentro Social = 0 Distritos. Candidatos Independientes 0 Distritos. Morena 2 Distritos // – El Municipio Capital queda dividido en dos: Occidente y Centro PAN+/con 169,113 votos; ORIENTE Morena+/con 122,259 votos). Posición de coaliciones: 37.2078% vs 26.8991% respectivamente, Diferencia – 10.3087 puntos porcentuales.

Nueva conformación del Congreso del Estado, llamado reiteradamente el Congresito. Posicionamiento de nivel Local: Alianza Por México al Frente obtiene 14 Distritos (mayoría aplastante). Alianza Juntos Haremos Historia gana 4 Distritos. Distrito 2 El Llano José Manuel González Mota; Distrito 12 Aguascalientes Heder Pedro Guzmán Espejel, Distrito 15 Aguascalientes Érica Palomino Bernal, Distrito 16 Aguascalientes Aida Karina Banda Iglesias. (Nota.- Del PRI pierden: el DTO. 9, Roberto Tavarez Medina; DTO. 12 Elsa Amabel Landin Olivares; DTO. 13 Edith Citlalli Rodríguez González; DTO. 14 Israel Tagosam Salazar Imamura López; DTO. 15 Francisco Guel Saldívar; DTO. 16 Miguel Ángel Juárez Frías; todos con trayectoria probada).

Lo que indica el riesgo mayor de convertirse en un club social, para departir perezosamente y sostener audiencias de pleno fastidio y aburrimiento, sobre todo para dar trámite a las dictatoriales iniciativas que envíe el gobernador. Es cierto que perdió el PRI, aquí ya fue anulado, erradicado de la toma de decisiones políticas, y la nueva camada federal triunfante aún no llega, pero también pierde aquella energía de la experimentada retórica política. El castigo fue implacable, el PRI no quedó desdibujado, simplemente no está pintado.

Incluso los números de la Participación nacional a pesar de su contundencia, no hacen diferencia significativa cuando se contrastan con los de nivel local.

En efecto, los que indican a favor de alianza con López Obrador 52.9600% / 24,127,451 votos) contrastan vs Alianza con Ricardo Anaya 22.4982% / 10,249,705 votos. Diferencia = 30.4618 puntos porcentuales. Brecha ostensible que se achica para Aguascalientes, al producir Votos Nulos 17,238, ya sumados al Total Local de Votos Emitidos 454,946. Que representa el 1.8855 por ciento de la votación nacional.

De la votación Nacional en la entidad, los resultados fueron: 39.0994% a Coalición Juntos Haremos Historia; de 32.2130% a Coalición Por México al Frente; y por Coalición Todos por México 18.7184%. Lo que achica la diferencia entre punteros a 6.8864 puntos porcentuales. De manera que la utopía andante del caballero triunfador en el ámbito nacional, puede convertirse muy fácilmente, para decirlo con nuestro compañero de estas páginas de opinión Germán Castro, en una auténtica distopía vista desde Lo Local.

 

[email protected]  

 

The Author

Francisco Javier Chávez Santillán

Francisco Javier Chávez Santillán

No Comment

¡Participa!