Sociedad y Justicia

Realiza Jesús María, en Aguascalientes, diagnóstico hídrico-sanitario para diseñar plan a largo plazo

 

  • Se construirán dos nuevos pozos por la actual administración con la posibilidad de dos más posteriormente
  • El municipio cuenta con pozos con más de 25 años de antigüedad

 

Noel Mata Atilano, presidente municipal de Jesús María, anunció que en su administración comenzaron a trabajar en un diagnóstico para conocer cuál es la situación hídrico-sanitaria del municipio, cuyo resultado dará pie al diseño de un plan hídrico a largo plazo.

Aseveró que será en diciembre cuando finalice el mencionado diagnóstico, el cual está a cargo de un área de planeación y proyectos, dado que lo que existía era un organismo que estaba diseñado para los años 90, de tal forma que, a partir del nuevo plan, todas las obras que se realicen en este sentido, habrá de basarse en la sustentabilidad y del cuidado del agua en Jesús María.

El alcalde informó que, a fin de abatir las carencias de abasto de agua, para este año y el próximo, se perforarán dos pozos, “tenemos muchas carencias en lo que es el área, tiene más de 12 años que como municipio no perforamos un pozo y la población ha crecido de una manera impresionante. Esto hace que entonces nada más dependamos de los pozos que construyen los desarrolladores inmobiliarios, claro que ellos primero garantizan el agua para sus viviendas, para sus habitantes y posteriormente, lo que sobra es ya para el municipio”.

Dado que la población crece a un ritmo mucho mayor que los desarrollos, esto hace que se amplíe el déficit cada año, por ello se pretende perforar dos pozos por parte de la actual administración, con la posibilidad de que la siguiente haga lo propio con dos más, ya que en el caso del centro de la ciudad los pozos que abastecen esta zona tienen una antigüedad de más de 25 años y no se les había dado mantenimiento.

Al momento son 42 pozos a cargo del municipio y no se tenía un listado y seguimiento de estos, por ello se trabaja en esa área de planeación de proyectos, a fin de conocer cuál es la situación para tomar las mejores decisiones para la ciudadanía, ya que algunos de los pozos dan ya poca agua para uso doméstico y se les da mantenimiento reactivo más que preventivo, por ello sucedieron situaciones como en abril, cuando sufrieron una crisis de desabasto de agua las nueve mil viviendas que dependían del pozo de Rancho Seco y La Cañada.

A partir de los nuevos pozos, con el diagnóstico y, por consecuencia, el nuevo plan hídrico-sanitario, será posible sectorizar y controlar el agua que se extraiga y la que finalmente se cobra a los usuarios.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!