PortadaSociedad y Justicia

Rindió protesta Gabriela Espinosa Castorena como titular del Poder Judicial en Aguascalientes

 

  • Dio a conocer once puntos que serán los ejes rectores de su gestión
  • La igualdad sustantiva para juzgar con perspectiva de género es uno de los once puntos de su plan de trabajo

 

Se formalizó la renovación en la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia, y por consecuencia, del Consejo de la Judicatura estatal; ayer rindió protesta la segunda magistrada presidente del Poder Judicial de Aguascalientes, Gabriela Espinosa Castorena, para el periodo 2018-2022.

Al puntualizar que los poderes judiciales influyen en el curso, implementación y buen desempeño de las políticas públicas, pues de la buena gestión de la función jurisdiccional dependen la estabilidad política, el crecimiento económico y el desarrollo social; por ello en todos los procesos de reforma del estado, la administración de justicia debe estar presente en la agenda de cambio.

Espinosa Castorena subrayó, durante su discurso luego de rendir protesta como titular del Poder Judicial, once puntos que serán durante su gestión los ejes rectores para la institución, que deberá evolucionar junto con la sociedad, para aspirar a impartir justicia con un legítimo sentido social.

“Durante esta administración cobrará una especial relevancia la formación de valores, tomando como eje rector el ‘principio de humanidad’, donde el ser humano y su dignidad son la medida máxima de valor de nuestra actuación”, señaló la magistrada presidente.

Como primer punto de su plan de trabajo, aseguró que uno de sus compromisos será la autocrítica, dado que hay mucho por hacer para cumplir, y para ello se emprenderá la elaboración de un diagnóstico institucional, con apoyo de una institución académica externa al considerar que solo lo que se mide es factible de ser mejorado y brindar una mejor atención a los usuarios.

Como segundo aspecto, mencionó que la innovación judicial será otro punto que emprender, con el objetivo de generar cambios y competir con otras entidades federativas, aprendiendo las buenas prácticas de otros tribunales del país.

La modernización de los sistemas informáticos será otro aspecto importante, a fin de hacer más eficiente el trabajo cotidiano, se deberán interconectar los órganos jurisdiccionales y administrativos de los cinco partidos judiciales, dotando a todas las áreas de programas que apoyen a contar con información oportuna y veraz que alimente las bases de datos.

Destacó que la estadística judicial confiable es una herramienta indispensable para la planeación, el seguimiento y la ejecución de políticas judiciales, con indicadores claros que faciliten el análisis de la información, por ello se habrá de incidir con mayor puntuación en este sentido.

Como quinto punto, la magistrada señaló que el Poder Judicial creará la Escuela Judicial, al tener la institución una fuerte necesidad de invertir constantemente en capacitación y actualización, reforzando los concursos de selección y promoción dentro de los concursos de oposición para los cargos de carrera judicial, con la garantía de independencia e idoneidad técnica y ética.

Como sexto aspecto del plan de trabajo, se pretende el fortalecimiento de la contraloría interna a fin de profesionalizar las funciones de vigilancia, control y evaluación administrativa de la institución.

La consolidación de los juicios orales forma parte del séptimo punto, especialmente en la materia penal, así como la implementación de la oralidad en materia civil y familiar, así como enfrentar las reformas mercantil y laboral.

La administración eficiente de recursos dijo, deberá ser una práctica fundamental para la institución, por lo que se aplicarán en las cuestiones urgentes y prioritarias del Tribunal.

Como noveno punto, se propone la cultura alternativa a través de fomentar la cultura de la paz, a través del diálogo y el uso de los mecanismos alternativos de solución de controversias, como la mediación.

El punto décimo incluye la igualdad sustantiva, al reconocer que “todas las personas tenemos la misma dignidad, por lo que será un compromiso de nuestras juzgadoras y juzgadores el resolver con un enfoque de perspectiva de género y no discriminación, velando por el pleno reconocimiento y respeto a los derechos humanos, en especial de los derechos de las mujeres, las niñas y los niños, las personas adultas y otros grupos en situación de vulnerabilidad, que por sus condiciones sociales, económicas, culturales o sicológicas, sufren indebidamente el atropello de sus derechos”.

Como onceavo punto será el de orientación a resultados, generando un modelo de incentivos, vinculando a la capacitación y al desempeño, para mejorar todas las áreas de la institución.

Gabriela Espinosa Castorena es la segunda mujer que coordinará el Poder Judicial, después de María Teresa Isabel Martínez Delgado, quien estuvo en el cargo del 2003 al 2006.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!