PortadaSociedad y Justicia

Cerca de 100 personas reincidentes con alguna adicción están en Centros Reintegra de Aguascalientes

 

  • Cada interno cuesta al gobierno estatal de 250 a 260 pesos diarios; 400 pesos en los Ceresos
  • Secretaría de Gobernación señala que la estrategia es justificable

 

Personas que ingresan a los Centros Reintegra son personas sufren de alguna adicción y que han ingresado a “barandillas” municipales más de 50 ocasiones en promedio, lo que significa una incidencia de conflicto sin que haya una denuncia concreta por parte de los afectados y por tanto tampoco existe una carpeta de investigación abierta en su contra por parte de la Fiscalía con la que se pueda generar una vinculación a proceso, manifestó el secretario general de gobierno, Ricardo Enrique Morán Faz.

Detalló que al momento hay siete mujeres y 92 hombres en siete centros distribuidos en la ciudad, certificados ante la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), entre ellos varios menores de edad que ingresan con autorización de los padres de familia, quienes los visitan constantemente, además de que se realiza un trabajo social con los todos los integrantes.

Expuso que el promedio de costo por persona privada de su libertad es de 250 y 260 pesos diarios, mientras que tenerlos es los Centros de Readaptación Social (Cereso), en donde el costo es de 400 pesos, por lo que consideró que la estrategia es justificable, de tal manera que el Ejecutivo solicitó que se amplié a dos de los municipios con mayor densidad como son Jesús María y Calvillo.

De esta manera reiteró que al Gobierno le es más barato tener a los reincidentes adictos en centros de rehabilitación que en el Cereso, dando con ello una respuesta a quienes han manifestado su enojo por el programa que pretende rehabilitar a reincidentes adictos, al destacar que además de que se evita que estén en las calles robando y se le da la oportunidad de recuperarse de su adicción, se les abrirá la posibilidad de que cuando salgan tengan una oportunidad laboral.

Apuntó que el hecho de que estas personas no están internadas en un Cereso no es por un beneficio, pues se debe a que no hay denuncias consolidadas de la comisión de delitos que ameritan prisión.

Los cerca de cien reincidentes adictos internados en diferentes centros de rehabilitación de adicciones, como parte del programa Reintegra, estarán como mínimo tres meses, en quienes se invierte un promedio de ocho mil pesos mensuales para que sigan el tratamiento necesario para su rehabilitación.

Morán Faz subrayó: “Debemos apostarle a que con un poco más de tiempo y de más elementos para que en el tema familiar y laboral se puedan reintegrar, pero hoy por hoy no es estar gastando dinero irresponsablemente. Muchos dicen que deberían estar detenidos, pero no podemos violar el Estado de Derecho”.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!