PolíticaPortada

Derrocha Congreso de Aguascalientes en clientelismo legislativo

 

  • El Poder Legislativo local registró el noveno gasto más alto de todo el país en entrega de despensas, regalar juguetes, construir obras, apoyos económicos y otras dádivas
  • Tiene Aguascalientes exceso de diputados y cada uno cuesta 6.8 millones de pesos al erario

 

En 2017, la LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Aguascalientes destinó en “ayudas sociales” casi 70 mil pesos, lo que equivale a un 38 por ciento de su presupuesto anual para ese ejercicio, que fue de 183 millones 935 mil pesos.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), el Congreso de Aguascalientes registró el noveno gasto más alto de todo el país en entrega de despensas, regalar juguetes, construir obras, apoyos económicos y otras dádivas calificadas como “clientelismo legislativo”, que en este año electoral aumentó hasta en 24 por ciento.   

El Informe Legislativo 2018 arrojó que los Congresos invaden funciones de los gobiernos estatales al realizar este tipo de asignaciones que no forman parte de las funciones de un legislador y que, en lo nacional, alcanzaron un monto de mil 915 millones de pesos.

_____

_____

Para ver y descargar el análisis de todos los congresos en la República Mexicana realizado por IMCO, clic aquí

_____

“Más que una tarea parlamentaria, esta función es propia de una secretaría de desarrollo social. No obstante, año con año los congresos de las entidades federativas registran gastos por este concepto sin que se rinda cuentas de ello. No es posible conocer quiénes fueron los beneficiados, quiénes los ejecutores, ni bajo qué reglas de asignación y operación se manejaron”, se lee en el documento presentado este 27 de agosto.

De los 29 congresos locales que reportan oportunamente el ejercicio de su gasto, sólo cuatro no registraron erogaciones en ayudas sociales -Durango, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán- y seis legislaturas destinaron menos del cinco por ciento -Chiapas, Tabasco, Colima, Puebla, Nuevo León y San Luis Potosí-.

Las funciones de un Poder Legislativo son: presentar y aprobar leyes, vigilar el desempeño de otros poderes, ratificar nombramientos, iniciar juicios políticos y, sobre todo, defender el interés público.

El análisis del Imco encontró también malas prácticas en la planeación del gasto en los congresos locales de casi todo el país -incluido Aguascalientes- ya que ejercieron recursos superiores a los inicialmente presupuestados en sus leyes de egresos; en el estado, la diferencia fue cercana al ocho por ciento: “A menos que exista un fenómeno extraordinario que comprometa el cumplimiento de sus metas, los congresos locales no deberían gastar más de lo que se aprueban. De los 27 congresos que ejercieron más de lo presupuestado, 21 sobre ejercieron recursos en un rango superior al cinco por ciento”.

Entre 2015 y 2018, el presupuesto para el órgano legislativo subió de 171 millones 144 mil pesos a 183 millones 935 mil pesos, lo que en términos reales supone un crecimiento negativo de menos cinco por ciento: “Tener crecimientos presupuestales (positivos o negativos) alejados al de la inflación puede revelar una mala planeación e ineficiencia en el ejercicio de los recursos”.

De los 27 congresos que ejercieron más de lo presupuestado, 21 sobre ejercieron recursos en un rango superior al cinco por ciento. En total, en 2017 las legislaturas de 27 entidades ejercieron mil 340 millones de pesos más de lo originalmente presupuestado.

Los congresos locales tienen la responsabilidad de hacer rendir cuentas al Poder Ejecutivo estatal sobre la ejecución de políticas públicas, el control del gasto y la aprobación del presupuesto; no obstante, sólo ocho congresos locales consideran centros de estudios de finanzas públicas en su ley orgánica y el resto de las legislaturas no cuentan con la debida capacidad técnica para detectar con oportunidad variaciones injustificadas de gasto y llamar a la rendición de cuentas a los funcionarios responsables.

 

Tiene Aguascalientes diputados de más

La Constitución establece que el número de integrantes de las legislaturas estatales debe ser proporcional al número de sus habitantes y El Imco sugiere que el estado podría tener un exceso de diputados.

El Congreso de Aguascalientes está integrado por 27 representantes populares -18 electos por mayoría relativa y nueve plurinominales- y cada uno de ellos representa a 49 mil 548 habitantes, la mitad que el promedio nacional que es de cien mil 708 representados.

Aguascalientes es el quinto estado con menor representación legislativa, por debajo de Campeche (27 mil 99), Colima (37 mil 387), Baja California Sur (39 mil 658) y Nayarit (43 mil 017). Los Congresos más representados se localizan en el Estado de México, donde cada uno de los 75 parlamentarios representa a 234 mil 728 habitantes; Jalisco, a 210 mil 192 y Guanajuato, que aunque sólo tiene siete diputados más que Aguascalientes, cada uno representa a 165 mil 336 ciudadanos.

En el estado, cada diputado cuesta seis millones 812 mil 407 pesos al erario y 137 pesos a cada ciudadano. A pesar de que la entidad aguascalentense se ubica por debajo de la media nacional de presupuesto por diputado -11.7 millones-, el Imco considera que si en todo el país se destinaran 3.5 millones de pesos -como en el caso de Puebla)- los estados ahorrarían diez mil millones de pesos a sus órganos legislativos.

El Imco cita al Informe Latinobarómetro, que en 2017 evidenció que el 78 por ciento de los mexicanos no confía en sus diputados y que en Aguascalientes el Congreso está calificado como “muy insatisfactorio”.

El Informe Legislativo 2018 surge ante la necesidad de llamar a rendir cuentas a los congresos de las entidades federativas, con el propósito fortalecer a los poderes legislativos a través de la institucionalización y profesionalización al interior de los mismos y a eficientar el manejo de sus recursos públicos.

 

Fuentes

https://imco.org.mx/banner_es/informe-legislativo-2018/

 


Vídeo Recomendado


The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

No Comment

¡Participa!