Sociedad y Justicia

El trabajo no remunerado de las mujeres representa el 23.2 % del PIB

 

  • Crianza, cuidados, limpieza, y preparación de alimentos es trabajo invisibilizado y poco valorado
  • El trabajo que genera más valor económico es el de cuidados

 

El trabajo no remunerado de las mujeres representa el 23.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), al ser una gran aportación al bienestar familiar y a la economía nacional, y a pesar de ello es por lo general invisibilizado y escasamente valorado, expuso Elena Anaya, coordinador de Cultivando Género AC, quien consideró necesario poner el foco en el trabajo que las mujeres hacen dentro de sus hogares, punto y aparte de la labor que realizan como trabajadoras, emprendedoras y profesionistas, y que de igual manera aportan a la riqueza de la nación.

En México, alrededor del 48.3 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están en el mercado económico, en contraposición del 80 por ciento de los hombres; diferencia que es posible ya que son los varones los que actualmente tienen más oportunidades de participar en actividades económicas fuera de los hogares, como consecuencia de los estereotipos y roles de género, impiden que las mujeres puedan tener acceso a las oportunidades de desarrollo laboral, lo cual repercute de manera directa en su autonomía económica y su capacidad de decidir.

La activista señaló que esta falta de independencia económica debido a un trabajo remunerado a través de algún espacio público impacta también en su situación familiar y de pareja en forma de violencia económica, entre otras.

En Aguascalientes, según cifras del Censo Económico del Inegi 2014, las 42.7 por ciento de las personas ocupadas son mujeres y el 57.3 por ciento, hombres; entendiendo como “ocupadas” cuando por su labor se recibe una remuneración monetaria.

El 73 por ciento de las mujeres realizan trabajo no remunerado en sus hogares, el cual incluye labores de limpieza de muebles e inmuebles, preparación de alimentos, limpieza de ropa, compras de bienes, pagos de servicios, así como crianza y cuidado de los menores y otros integrantes de la familia; incluyendo actividades en otros hogares como en el de familiares políticos o de origen, así como el trabajo voluntario. Es precisamente esta labor que se realiza sin un pago económico el que representa el 23.2 por ciento del PIB.

Aunque la actividad a la que más horas dedican las mujeres es a la preparación de alimentos, que significa el 32.2 por ciento de su tiempo, aunque la que genera más valor económico son los servicios de cuidado.

El valor promedio del trabajo no remunerado de cada mujer en México equivale a más de 50 mil pesos al año en las zonas urbanas, en las rurales 56 mil, mientras que el de los hombres es de 18 mil pesos.

Las mujeres casadas producen en promedio 66 mil pesos de trabajo no remunerado al año, y las solteras 28 mil.

En cuanto a los cuidados de la salud no remunerados, se presenta un creciente desplazamiento del sector público a la esfera del hogar, cuestión que afecta directamente a las mujeres debido a los roles y estereotipos de género y por consecuencia a la división del trabajo.

Las mujeres realizan el 70 por ciento de cada 100 horas de cuidados de la salud a los integrantes de la familia.

El valor económico del trabajo de cuidado de la salud es de 1.5 por ciento del PIB (272 mil millones de pesos al año), de este el uno por ciento lo aportan las mujeres con 63.8 millones de horas.

En cuanto al trabajo voluntario, dentro de las organizaciones de la sociedad civil sin fines de lucro, las mujeres son mayoría, especialmente en las vinculadas a la educación y en las instituciones religiosas, donde representan el 58 por ciento.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!