Política

Eliminar pase automático es sólo un paso, falta autonomía para la Fiscalía

 

  • Sería un grave error insistir en designar fiscales al gusto del presidente
  • Debe participar la sociedad civil y el Senado en la selección del fiscal

 

El senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila calificó como “un buen primer paso” que 17 congresos estatales hayan avalado la reforma constitucional que elimina el pase automático del titular de la PGR a fiscal general de la República, “pero falta la autonomía”.

Este miércoles la Comisión Permanente declaró constitucional el Artículo Décimo Sexto Transitorio de la Carta Magna en materia política-electoral, publicado en el Diario Oficial el 10 de febrero de 2014, tras recibir los votos de la mitad más uno de los congresos de los estados.

Una vez cumplido este requisito, el líder de la bancada del PAN en el Senado consideró necesario iniciar una discusión seria, sin dobles juegos, para la aprobación de la Ley Orgánica que permita la conversión de la PGR en Fiscalía General de la República.

De otra forma, apuntó, sería un grave error insistir en designar fiscales como lo pretenden los presidentes en funciones y electo sin antes haber creado el andamiaje institucional para que esa figura garantice la certeza y seguridad de que servirá al país y no al Ejecutivo federal en turno.

Advirtió que eliminar el pase automático habría sido una victoria pírrica de la sociedad si el próximo gobierno, con la complacencia del que termina, se empeña en el nombramiento directo de los fiscales sin el diseño institucional adecuado para su verdadera autonomía e independencia.

Ambos presidentes no han mostrado un compromiso serio para que el combate contra la corrupción sea decidido y efectivo; por el contrario, el electo ha desdeñado a las organizaciones de la sociedad civil con la advertencia de que el nombramiento de los fiscales se hará con el procedimiento actual.

Ello significa que de común acuerdo el Ejecutivo actual enviará al Senado las ternas para fiscal general, fiscal anticorrupción y fiscal de delitos electorales para su aprobación antes del 1 de diciembre.

En un plazo de 20 días el Senado deberá elegir a diez aspirantes y remitirlos al presidente, quien en 10 días reenviará las ternas para ser aprobadas por mayoría calificada. A petición de López Obrador en la lista de 10 deberán aparecer sus tres candidatos propuestos en campaña.

Herrera Ávila señaló que a juzgar por el perfil de los tres prospectos, el presidente electo no pudo evitar la tentación de promover un fiscal carnal; sus antecedentes son de cercanía y subordinación con quien ejercerá el Poder Ejecutivo a partir del 1 de diciembre y de militancia con su partido.

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!