Política

Esperan que el próximo presidente hable de combate a la corrupción

 

  • En México todos le temen rendir cuentas
  • El Poder judicial está endeble por la corrupción

 

A pesar de que el presidente electo se ha dedicado a dar avances sobre varias decisiones que implementará en su gestión, no ha tocado el tema sobre qué va a hacer para combatir la corrupción, el cual se está en espera de que haga referencia, al considerar que en México todo mundo tiene miedo a rendir cuentas.

Así lo expuso Óscar Valdés Ramírez, candidato a titular la de la Fiscalía General de la República, quien reconoció que, al momento, el único estado que cuenta con un fiscal anticorrupción independiente es Jalisco, aunque existen otros casos lamentables como el de Veracruz, donde el puesto lo ocupa el abogado de la familia Duarte.

“El problema que tenemos en México es que todo mundo le teme a rendir cuentas, no estamos acostumbrados, solamente los casados; el problema es que la presidencia de este país ha sido soltera todo el tiempo”, dijo en tono de broma Oscar Valdés.

Manifestó que son necesarios los contrapesos del sistema anticorrupción, que al día de hoy es inexistente y está totalmente desarticulado, sin contar que los únicos que pueden investigar los delitos -los fiscales generales- no cuentan con autonomía.

Dijo esperar una recomposición del sistema, ya que ya están claros el rey y los comendadores, al referirse a los coordinadores de delegaciones, quienes informarán al presidente de la República qué sucede en cada entidad, “si lo ves frio suena interesante la figura, pero vamos a ver si funciona y cuál será el alcance de esto, y en esto será importante el trabajo de los abogados, aunque el 95 por ciento de las barras de abogados del país se trata de gente ligada al sistema, es decir, que los abogados de oposición están invisibilizados o no existen”.

Valdés Ramírez destacó que en caso de que definitivamente no sea posible la desvinculación del fiscal general del Ejecutivo, mínimamente se dé a la tarea de sancionar realmente las conductas, a fin de encontrar la credibilidad necesaria que necesita el puesto.

 

Poder judicial corrompido

Recordó, con respecto al Poder Judicial, que las cortes comenzaron a conformarse de todos aquellos políticos en desgracia o que se retiraban del rejuego electoral; aunque el colmo fue cuando lo comenzaron a integrar a personas cuestionadas, sin experiencia política ni jurídica que dejaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en situación endeble, “Creo que lo importante es que vienen varias reformas, va a venir un tribunal constitucional que va a jubilar a estos de la Corte. Mi temor es que se quiera quitar todo lo de la Constitución porque está mal hecho y vamos a empezar con un poder absoluto, porque no hay contrapesos. Cambiar por cambiar sí puede ser muy delicado”.

En el caso del Poder Judicial señaló que la corrupción ya los permeó, por lo que es necesario sacar al Consejo de la Judicatura Federal; ya que mientras el Senado nombra a dos representantes, dos la presidencia de la República y tres la SCJN, y al final de cuentas ahí se rige el destino de los miles de millones de pesos de este poder y se comprueba la inexistente autonomía.

Recordó que Genaro Borrego Estrada -exgobernador de Zacatecas- hablaba de que el 60 por ciento de personas que integran el Poder Judicial son primos, hermanos y sobrinos; si se considera que el nepotismo es corrupción; ésta es otra manera en la que el ente se ha dejado corromper.

Consideró que la propuesta del próximo Ejecutivo de bajar sueldos no apoyará en evitar que los jueces y magistrados y funcionarios en general sean más transparentes y honorables, ya que verán de donde pueden conseguir esa diferencia, ya que viven de los negocios que su posición les permite realizar, en especial al hablar de puestos de poder de alto rango como el de los secretarios de estado.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!