Opinión

Ganadores y perdedores del acuerdo comercial México – EU / Enredos financieros

Estimado lector, contra todos los pronósticos, y pensando que los temas espinosos de la negociación con Estados Unidos serían imposibles de resolver en el corto plazo, el lunes 27 de agosto, se anunció el acuerdo comercial preliminar entre México y Estados Unidos, para así poder dar pie al acuerdo tripartita llamado TLCAN. Queda la duda de si se podrá lograr ese acuerdo en su totalidad, debido principalmente a que Donald Trump anunció que una vez firmado el acuerdo, podrá por fin, desechar el nombre NAFTA del lenguaje comercial norteamericano.

¿Quiénes son los que ganan y quiénes los que pierden derivado de este acuerdo?

 

Ganadores

Donald Trump. Después del fracaso del Acuerdo Transpacífico, con una semana anterior llena de noticias negativas para él, en donde se pedía el “impeachment” o juicio político contra él, desvía magistralmente la atención dando a conocer que se llegó a un acuerdo comercial con México. No sólo eso, sino que se pone como el gran negociador, dando a entender que el acuerdo comercial se logra con mejores condiciones para la industria norteamericana, sobre todo, para la automotriz que es la que más lo demandaba y le preocupaba. Acierto antes de las elecciones intermedias, y magistral jugada política.

Andrés Manuel López Obrador. El presidente electo si bien es cierto, no estuvo al tanto 100 por ciento de las negociaciones, Donald Trump dice que mucho de lo que se logró para darle celeridad al acuerdo comercial fue la disponibilidad y buen ánimo de Andrés, del que dice que es un extraordinario “tipo” (palabras tal cual). Aunque quisiera el equipo negociador inicial que Peña firme el acuerdo, no se ve muy plausible por los tiempos. El que firmará el acuerdo es Andrés y sobre todo, él también dice que México ganó, al no afectarse la soberanía del país en el acuerdo.

Los trabajadores de la industria automotriz y metalmecánica en su conjunto. Uno de los puntos álgidos de la negociación fue el de los bajos sueldos que tienen los trabajadores mexicanos en la industria automotriz. En dólares, un trabajador gana como mínimo 8 dólares la hora (aproximadamente 6 mil pesos mensuales). Ahora se aprobó que una parte sustancial de la plantilla debe cubrir el requisito de ganar por lo menos 16 dólares la hora. El doble. Se puede pensar que eso afectará gravemente la economía y utilidades de estas grandes empresas, pero cada vez el componente “mano de obra” en el precio final es menor en porcentaje. Claro que se puede lograr esto, y al hacer ese incremento, las demás industrias tendrán que ajustar también sus tabuladores al alza.

 

Perdedores

La industria automotriz europea. La industria automotriz japonesa tuvo el acierto, por la distancia que se tiene con México, de no sólo poner las armadoras, sino gradualmente empezar a crear otras empresas llamadas TIER 1 alrededor de ellas, que pudieran satisfacer tanto la demanda del porcentaje de componentes de los tres países (68%) como por economía. Ahora, se aumenta dicho porcentaje a 75%, cosa que fácilmente lograran estas armadoras, así como las norteamericanas. No es lo mismo para las europeas, las cuales depende todavía mucho de importaciones de su país de origen, debido a que no han podido moldear todavía a sus proveedores que den los requerimientos de calidad que se necesitan.

El gobierno de Peña Nieto. Aunque se firme el acuerdo de las tres nacionales, en el ánimo internacional se ve como una traición el que se haya logrado este acuerdo sin Canadá presente. Trump quiso hacer lo mismo con Canadá y México puso el grito en el cielo por sentirse fuera del tratado y que sería perjudicial. Pero al ser el caso contrario, se firma un acuerdo sin tomar en cuenta a Canadá. Queda como traidor el equipo de Peña, aunque no haya sido así.

 

Oportunidades

Aun así, existen oportunidades en el sector industrial, reconvertir la industria acerera, de aluminio y otras, para no depender tanto de las importaciones de otros países y que afectarán las reglas de origen no sólo del sector automotriz, sino también de otros sectores.

El sector agroindustrial tendrá oportunidades tanto en mercado interno como externo, el sector que más crecerá en el futuro es este, debido a que, si hay algo que debemos hacer todos, es comer y la población está creciendo todos los años de forma importante.

¿Qué tan bueno o malo será este nuevo acuerdo?

El tiempo y las oportunidades que aprovechemos del mismo como país nos lo dirán en el futuro.

 

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

No Comment

¡Participa!