Opinión

La política ambiental de Andrés Manuel López Obrador

Sergio Reyes Ruiz

Movimiento Ambiental de Aguascalientes, A. C.

 

Las problemáticas que tendrá que encarar el sexenio de AMLO son múltiples e incorporan diversos factores ambientales. El éxito (o el fracaso) de López Obrador dependerá en buena parte de qué tan sólidas sean las políticas públicas de su gobierno. Es por ello primordial que la política pública en materia ambiental incluya la participación ciudadana y el concurso de múltiples voces. El presente texto es una invitación abierta con ese espíritu.

El equipo de AMLO ha presentado dos principales documentos de política ambiental para el próximo sexenio, a saber: 1) “NaturAMLO: México está en la Tierra”, difundido el 5 de junio por la maestra Josefa González Blanco Ortiz Mena. Aprovechando la fecha en que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, la futura titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales presentó el documento que “analiza los retos ambientales de México y resume nuestra política ambiental”; 2) “Yo AMLOVE mi Tierra: Agenda de Medio Ambiente 2018-2024”, presentado el 25 de junio mediante un conversatorio en el que participaron, además de la futura Secretaria de Medio Ambiente, el Dr. Víctor Manuel Toledo, el Dr. Alfonso Aguirre y el Mtro. Fernando Gutiérrez Champio; se trata del “documento que plantea los ejes de las políticas ambientales de #LaNuevaSEMARNAT, los ‘qué’ y los ‘cómo’ del desarrollo integral sustentable en México”. Si bien ambos textos exhiben valores, ideas y discursos similares, también presentan diferencias  tanto sutiles como trascendentales.

Una verdadera política pública incluye distintos elementos. Por un lado, están los actores, es decir, las autoridades investidas por el poder público, la iniciativa privada como motor de la economía y la sociedad civil que se articula de muy diversas maneras;  también está la finalidad, misma que debe ser pública y con enfoque de ciudadanía, ya que puede reportar afectaciones que pueden ser positivas o negativas a los distintos intereses de los sectores mencionados; por último, las decisiones y los presupuestos, esto es, los recursos humanos, financieros y logísticos para su diseño e implementación concreta, mismos que son modificables para responder a las circunstancias.

Con base en lo dicho podemos preguntar: ¿cómo se han definido e involucrado dichos elementos en la redacción de los documentos de política ambiental?, ¿cómo ha participado y cómo puede seguir participando la ciudadanía en todo el proceso de la política pública ambiental?

Pensar en políticas públicas ambientales implica, necesariamente, pensar también en posiciones éticas y morales, debido a que las políticas ambientales comprenden decisiones que se toman desde posiciones de poder sobre espacios y recursos naturales públicos, lo que conlleva una selección de problemas públicos (cuáles se atienden, cuáles no, con qué prioridades y en qué jerarquía, etc.), así como una elección entre posibles alternativas de solución (que pueden ser de corto o largo plazo, simples o complejas, por mencionar algunas características). No hay, entonces, espacio para la neutralidad ética, así que es imprescindible elegir ¿qué valores fundamentan los documentos de política ambiental de AMLO? En otras palabras: ¿cómo se perfila la ética ambiental en la administración de López Obrador?

Dado que ambos documentos contienen, en diferente formato y extensión, diagnósticos sobre las problemáticas ambientales del país, conviene también incorporar el enfoque de la construcción de los problemas públicos. Recordando la célebre metáfora del vaso medio lleno–medio vacío, cabe recordar que el enfoque constructivista de política pública señala que los problemas no existen, sino que se construyen: se definen mediante procesos deliberativos a través de discursos que pretenden, primero, conferir a ciertas situaciones el carácter de problemas y, después, argumentar que ciertas características configuran dichas circunstancias como de interés público y, por tanto, como problemas públicos que requieren la atención del Estado. Las preguntas que emergen en este punto son: ¿cómo se definen, en los diagnósticos, las problemáticas ambientales que habrá de encarar el gobierno de AMLO?, ¿qué discursos hace falta incorporar en la construcción de dichas definiciones?, ¿qué actores hay que sumar para que tengamos verdaderas políticas públicas en un contexto de participación democrática?

Además de diagnósticos, como habría de esperarse, los documentos presentan propuestas. Si bien son generales y se desglosan en los textos de manera distinta, delinean los instrumentos de política ambiental que habrá de utilizar el gobierno de López Obrador para arrostrar las problemáticas ambientales previamente definidas observando, según los documentos, tanto la perspectiva local como la global. Surgen aquí las cuestiones: ¿a qué corresponden las pequeñas pero importantes diferencias entre ambos documentos?, ¿qué correspondencias o distanciamientos hay entre los valores identificados en los discursos desplegados en los diagnósticos y en la redacción de las propuestas y objetivos?

Sería incongruente escribir sobre la importancia de la participación ciudadana, del concierto de los diferentes discursos y de la diversidad de valores e intereses que deben incorporarse en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas ambientales para después redactar conclusiones que no provengan de un ejercicio participativo, plural, colaborativo y ciudadano. Es por ello que Movimiento Ambiental de Aguascalientes, A. C., hace una invitación abierta, como se adelantaba en la introducción, a ejercer la ciudadanía con crítica y con aportaciones, a través de un taller gratuito y colaborativo de análisis y propuestas en torno a la política ambiental de Andrés Manuel López Obrador. El ejercicio se efectuará el próximo sábado 18 de agosto de 10:00 a 14:00 horas en un espacio con aforo propicio según el número de personas que se inscriban. Para tal efecto, sírvase enviar un correo electrónico, a más tardar el martes 14 del presente, a la dirección [email protected]

El miércoles 15 del mes en curso se indicará el lugar a través de las cuentas en las redes sociales de la Asociación (www.facebook.com/MovimientoAmbiental y @mov_ambiental) y a las personas inscritas, además, se les enviará por correo electrónico la confirmación, así como la documentación para el taller.

 

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

Sergio Reyes Ruiz

Sergio Reyes Ruiz

No Comment

¡Participa!