Sociedad y Justicia

Sí hay nepotismo en el Poder Judicial de Aguascalientes

 

  • Señalan abogados que la anterior gestión se distinguió por estas prácticas
  • Retrasos de sentencias son excesivo, piden se corrijan

 

El nepotismo también existe en el Poder Judicial de Estado, aseguró César Aguirre Macías, presidente de la Asociación Libre de Abogados y Postulantes de Aguascalientes (Alapa), especialmente durante la gestión de la pasada presidencia encabezada por Juan Manuel Ponce Sánchez.

El representante de los abogados consideró que este es uno de los problemas que deberá abatir la nueva magistrada presidente, Gabriela Espinosa, a quien pidió tomar cartas en esta situación, la cual señaló como característica de la pasada administración, cuando se dieron nombramientos desde jueces y otros cargos importantes a familiares directos; por lo que ahora el reto para la nueva titular del Poder Judicial del Estado es hacer trabajar a esas personas.

Aguirre Macías señaló que “sí existió el nepotismo y ahí se quedaron, les dieron nombramiento y todo. Ahora el chiste es que entre un magistrado que a todas esas personas que no quieren trabajar, las haga trabajar”.

Expuso que más que el deseo de que en el Poder Judicial se sientan agraviados, lo que quieren es que se trabaje, pues la gente se desespera ante el retraso en la emisión de sentencias en materia penal y familiar, lo que pone en riesgo el bienestar de las familias o de particulares, “El tiempo es de dos años en materia penal, en materia familiar se tardan hasta ocho meses o un año en dictar una sentencia, los jueces familiares, después de que los citaron para dictar sentencia. No es posible que un niño que fue arrancado de su papá o mamá tenga que esperar ocho meses porque el juez no dicta en tiempo”.

En especial, dijo, cuando se habla de un asunto en materia de lo familiar, apuntó que a pesar de que no se puede retroceder a un momento procedimental que ya pasó, cuando se cita para sentencia, una vez que se expusieron todas las pruebas, los jueces señalan a sus secretarios de acuerdos, a través de un escrito, que no son suficientes para dictar una sentencia. Esta situación ha sido tolerada por los magistrados, quienes no consideran que hay un fraude legal, y aunque se presentan quejas, hasta ahora no les han hecho caso. Destacaron como una constante de esta situación los juzgados segundo y tercero de lo familiar.


Vídeo Recomendado


The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!