Opinión

Urge nuevo enfoque de la política industrial de Aguascalientes / La fórmula del café con leche

En urgente que el Gobierno del Estado, a través de las instituciones de fomento al desarrollo industrial y económico, reoriente sus estrategias para el impulso de la generación de riqueza, ya que, todo apunta a que, la atracción de inversiones y la creación de fuentes, es el objetivo y máximo logro que luego suelen presumir con bombo y platillo.

En la inauguración de la más reciente planta del sector automotriz, el mandatario estatal, Martín Orozco, dijo que con esta nueva inversión, Aguascalientes suma un puñado más de nuevos empleos, tan necesarios para los aguascalentenses. Este hecho, en efecto es muy importante porque permite la generación de empleos, pero es momento de trascender esa visión cortoplacista de solo conformarnos con nuevos empleos y no con otro tipo de estrategias que multiplicarían los beneficios de contar solo con capitales extranjeros y crear ocupación.

Desde hace varios años ha habido el impulso de políticas públicas para ampliar la participación en la cadena industrial del sector automotriz. Ya con Felipe González González se trazaron lineamientos muy precisos para encadenas a empresas locales a esta industria, sin embargo, han pasado ya 20 años, y la participación de empresarios locales a este sector sigue siendo extremadamente reducido.

¿No será ahora el tiempo para que nuestras empresas y nuestros empresarios se conviertan en proveedores de primera línea en este importante sector?

El discurso del apoyo a las micro y pequeñas empresas se ha quedado en eso, solo en discurso, y pareciera que en realidad nada de hace por estas empresas, en su enorme mayoría locales, y son las que generan el grueso del empleo formal en Aguascalientes.

En el sexenio de Carlos Lozano de la Torre, su prioridad industrial fue la atracción de nuevas empresas del ramo automotriz, yo creo que no estuvo mal, al contrario, me parece que fue lo mejor y más acertado que pudo hacer después de la radicación de dos líneas de ensamble más, Nissan 2 y Compas, sin embargo, lo que se dejó de hacer en el sexenio pasado fue el verdadero impulso a las pequeñas empresas locales, porque no se estableció una política industrial clara y muy definida, en realidad no se estimuló su fortalecimiento.

En la actual gestión, además de aprovechar la propia inercia económica del estado, y ojo, no quiero decir la inercia de Carlos Lozano, porque la economía no la hacen los gobernadores, sino la hacemos las empresas, los empresarios, los trabajadores, y todos los factores que intervienen en la producción de riqueza.

Por tanto, es necesario que la parte que le corresponde al gobierno, que es la creación de mejores condiciones para el aprovechamiento de las oportunidades de desarrollo y crecimiento económico, en ese papel, el gobierno del estado deberá reenfocar sus esfuerzos para que la economía crezca y dependa menos de las inversiones extranjeras.

Hoy el modelo de creación de empleos y de crecimiento económico depende en buena medida, de la inversiones que hagan empresas extranjeras, por tanto es importante que se adopte un nuevo enfoque en donde nuestros productos, nuestros servicios y nuestras empresas, tengan un lugar privilegiado en los consumidores, para dar un paso más y muy firme en el fortalecimiento de nuestro mercado interno y de nuestra economía.

Hoy hay serias amenazas internacionales al sector automotriz, que seguramente impactarán de manera tal que habrá riesgos que tendremos que enfrentar con éxito, por lo pronto, a modificar la política industrial porque es una imperiosa necesidad.

 

[email protected] | www.facebook.com/CROMAguascalientes

 


Vídeo Recomendado


The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

No Comment

¡Participa!