Sociedad y Justicia

Alcaldesa de Aguascalientes quiere terminar con Caasa antes de 2023

 

  • Director de Ccapama admite que se analizan posibilidades jurídicas para terminar con la concesión antes de 2023
  • Caasa desperdicia 55 por ciento del agua que extrae al mes según datos de Ccapama

 

El director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccapama), Refugio Muñoz de Luna, admitió que el propósito de la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel es concluir con la concesión del servicio de agua potable, alcantarillado y tratamiento de Proactiva Medio Ambiente Caasa, antes de 2023.

Dado que no fue una decisión improvisada, afirmó Muñoz de Luna, no habrá marcha atrás con la decisión tomada por la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel el pasado lunes 3 de agosto para concluir con la concesión para 2023, “Es un tema de quejas excedentes, cobros excesivos, maltrato a la ciudadanía, obras inconclusas”.

El titular de Ccapama, agregó que en este momento la eficiencia de la concesionaria está por debajo de lo que debería pues de los 105 millones de metros cúbicos que se extraen por mes son aprovechados solo el 45 por ciento, cuando lo ideal es que se aprovechen al menos el 75 por ciento, “Se está desperdiciando el agua de Aguascalientes”.

En este momento, comentó Refugio Muñoz, se analizan puntualidades jurídicas en la búsqueda de encontrar posibilidades de terminar con la concesión antes de 2023 sin tener que indemnizar a la compañía con más de 800 millones de pesos, aunque no quiso dar más detalles para no afectar el proceso, “Por una declaración que hice solicitaron un amparo, si hemos querido reservarnos algunos temas para que no vayan a los tribunales”.

Muñoz de Luna desconoció si existe la posibilidad de que una vez que concluya la administración de Jiménez Esquivel, futuras administraciones municipales puedan concesionar el servicio a Caasa aunque consideró que con el antecedente sentado el lunes 3 de septiembre esto resultará complicado, “En este momento nos tocaba decirles que no, el tema está muy establecido, cinco años antes”.

Tras el anuncio del lunes de la alcaldesa, agregó el titular de Ccapama, las quejas que se suelen recibir con respecto al servicio y las fallas percibidas en telemetría comenzaron a bajar, “Ya les hacía falta un buen apretón, no termina aquí, como decimos es un tema jurídico y lo vamos a agotar hasta las últimas consecuencias”.

Pese a que el servicio comenzó a mejorar tras la respuesta de la alcaldesa, no se dará marcha atrás a la decisión tomada, por lo que Caasa no podrá estar más allá de 2023 según el titular de Ccapama.

Muñoz de Luna explicó que no se optó por terminar de una vez por todas con la concesión pues es necesario contar con un “cúmulo de ingredientes” que aún no son concertados que puedan justificar el término del título de concesión.

El funcionario municipal afirmó que la respuesta de Jiménez Esquivel jamás ha tenido propósitos políticos electorales sino que se trata de una coincidencia, “Coincidieron los tiempos, obviamente ahora con este ajuste de tiempos donde se acortan las administraciones para poderlas empatar. No nos podemos regir por los tiempos electorales en los procesos administrativos”.

Según Refugio Muñoz, el que la respuesta sobre la continuidad de la concesionaria se haya tenido que emitir 5 años antes de la finalización del título de concesión tiene el propósito de que pueda comenzar un proceso de entrega-recepción que incluya bienes, infraestructura y todos los temas referentes a la operación.

El director aclaró que es muy pronto para considerar que otra empresa se haga cargo del servicio del agua en el municipio pero si en su momento se decide que así sea, la selección de la misma se basará en un sustento técnico y no político.

De igual manera Muñoz de Luna indicó que es pronto para considerar municipalizar el servicio, como llegó a proponer la alcaldesa durante su campaña, sin embargo el municipio estaría preparado para hacerse responsable del servicio, “Hay una figura que establece el título de concesión que se llama patrón sustituto que en un momento de crisis pudiéramos nosotros tomar, hay otra figura que se llama intervención parcial que en dado caso de que hubiera una mala operación pudiéramos intervenir sin ningún problema”.

La figura de patrón sustituto permite que los trabajadores que actualmente laboran para Caasa puedan ser recontratados por el municipio. Mientras que la concesionaria tiene un total de 460 empleados, Ccapama tiene 360, datos que Refugio Muñoz utilizó para reiterar la capacidad técnica del municipio para operar el servicio.

Mediante la tarifa, añadió Muñoz de Luna, Caasa recupera alrededor de 60 millones de pesos, por lo que con esta entrada, el municipio podría pagar el gasto operativo del servicio, aunque no se refirió al cobro de tarifas excesivas.


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

1 Comment

  1. Mario
    06/09/2018 at 08:04 — Responder

    que se largue! caasa terminara despidiendo a su enemiga jajajaja
    ya lo dicen varias voces ni en tiempo ni en dinero alcanza y el govr ya dijo que no ande con pendejadas. ya se olvidaron del relleno sanitario ? q raro…

¡Participa!