PortadaSociedad y Justicia

Caasa se va de Aguascalientes, pero hasta 2023

 

  • Ayer la alcaldesa declinó públicamente la carta de intención de la concesionaria para seguir al frente del servicio del agua más allá de 2023
  • La empresa Proactiva Medio Ambiente Caasa puede ir haciendo sus maletas: Jiménez Esquivel
  • Está indefinido aún con qué esquema se otorgará el servicio del agua una vez que termine la concesión

 

“La empresa Proactiva Medio Ambiente Caasa puede ir haciendo sus maletas, Caasa se va y no hay marcha atrás”, expresó este lunes 3 de septiembre la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel al declinar la carta de intención de la concesionaria para continuar con la operación del servicio de agua potable, alcantarillado y tratamiento más allá de que prescriba el título de concesión en 2023.

El jueves 30 de agosto la concesionaria del servicio de agua potable, alcantarillado y tratamiento en el municipio de Aguascalientes, Caasa, presentó a la alcaldesa, una carta de intención para poder ofrecer el servicio más allá de 2023, año en que prescribe la concesión, en un documento firmado por Carlos Román Hernández, apoderado legal de la empresa.

En la carta se leyó: “Es nuestra intención continuar prestando este fundamental servicio para Aguascalientes y sus habitantes, ser parte del crecimiento actual y futuro y enorgullecernos de su grandeza, la que se construye mediante la contribución del esfuerzo y trabajo cotidiano de todos para lograrlo, incluido en el nuestro”.

Este lunes, sin embargo, en una conferencia de prensa convocada por la administración municipal, declinó la propuesta de Caasa de otorgar el servicio más allá de 2023, “No es procedente la carta intención presentada con anterioridad”.

Esta respuesta, aclaró la presidente municipal, es la primera etapa de un proceso que se desarrollará en el marco de la legalidad y transparencia que no afecta la prestación del servicio, pues si bien la empresa continuará al frente de la administración hasta 2023, según el título de concesión vigente, habrá vigilancia de los pozos, el adecuado suministro del agua y de los cobros, labor que supuestamente ya se realizaba.

La alcaldesa continuó la lectura de la respuesta entre aplausos y vítores, “La empresa Proactiva Medio Ambiente Caasa puede ir haciendo sus maletas, Caasa se va y no hay marcha atrás”.

Las razones por las que se tomó la decisión de declinar la continuidad de la concesión a esta empresa, enlistó la alcaldesa, son fallas en el suministro ocasionadas por la falta de mantenimiento a la infraestructura, constantes quejas de los usuarios por cortes en el servicio, obras inconclusas, una percepción negativa de la sociedad para la concesionaria derivada de cobro excesivo y mal servicio, “Pese a los esfuerzos del organismo por aumentar la calidad del servicio, los habitantes de Aguascalientes siguen focalizando a Caasa como una empresa que nunca ha favorecido el bienestar de la población”.

Entre los motivos por los que se tomó la decisión, sin embargo, la alcaldesa no mencionó los resultados de un estudio técnico de expertos, pese al Grupo Interinstitucional de Investigación para la Mejora del Servicio Público de Agua Potable por parte del presidente de la Comisión de Agua Potable del Cabildo, Óscar Estrada Escobedo, el cual en palabras del regidor Mauricio González López, ha estado congelado desde su creación.

La última declaración de Teresa Jiménez respecto a la concesionaria antes de este lunes ocurrió el martes 10 de julio de 2018, cuando comentó que es necesario que expertos analicen la continuidad de Caasa en la administración del servicio del agua, así como una evaluación de los ciudadanos a fin de que se tomen las mejores decisiones.

Aunque el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccapama), Refugio Muñoz de Luna, expresó: “Hoy la alcaldesa saca a Caasa, ya no tiene ni un día más en esta administración”; en realidad la única fecha establecida hasta el momento para el término de la concesión es dentro de casi cinco años en 2023, por lo que tentativamente y si no ocurre algún litigio de por medio, la empresa seguirá otorgando el servicio.

En caso de que el municipio cese unilateralmente la prestación del servicio del agua por parte de Caasa podría tener un costo de 800 millones de pesos que debería pagar el Municipio a la empresa por concepto de indemnización.

Sin decir cuánto ni cuándo, Muñoz de Luna comentó que tiempo atrás la alcaldesa destinó una cantidad importante para la incorporación de un sistema de telemetría manejado por Ccapama, mediante el cual se conoce de manera puntual cada falla en los 170 pozos que hay en el municipio, sistema mediante el que se ha percatado de que la concesionaria ha apagado de manera arbitraria algunos pozos, “Muchas administraciones decían que el título de concesión no tenía dientes y como lo he mencionado en algunas ocasiones, creo que hoy lo demostramos”.

Al ser cuestionados sobre el esquema que estaría impulsando la administración municipal para la administración del servicio del agua una vez concluida la concesión de Caasa, el secretario del Ayuntamiento, Jaime Gerardo Beltrán Martínez, apuntó que en el seguimiento del proceso legal, el municipio se debe limitar a vigilar el trabajo que realice la empresa.

Refugio Muñoz comentó al respecto, “Conocemos varios esquemas en operación de concesiones, sabemos de varias, de varios municipios, de varios estados con diferentes esquemas, pero hoy en día lo que nos preocupa es que se le cerró la puerta a Caasa”.

Si bien el titular de Ccapama insistió en que por motivos legales no contestaría preguntas respecto a los planes que el municipio tiene para la administración del agua, afirmó que el Ayuntamiento está preparado para cualquier hecho que se pueda suscitar, “No me gustaría hablar de tiempo porque cualquier cosa que yo hable puede tener implicaciones en los tribunales”.

De cualquier manera según el título de concesión vigente, Caasa seguirá otorgando el servicio de agua potable 2023, si no es que se abre un proceso de licitación en el que pueda participar nuevamente; por lo que no tocará a la administración de Jiménez Esquivel decidir cuál será el esquema que operará una vez que la concesión concluya en casi cinco años, incluso si logra la reelección para el periodo 2020-2022, a menos que en ese periodo inicie el proceso de licitación.

 


 

Respuesta de la alcaldesa a Caasa

Agradezco la presencia de los medios de comunicación y la sociedad de Aguascalientes.

Los he citado para informales, que en días pasados recibimos una carta intención de parte de la Concesionaria de Agua CAASA, en la cual, solicita a la Presidencia Municipal seguir a cargo del servicio que ha venido ofreciendo a los habitantes de Aguascalientes en los últimos 25 años.

Hemos analizado a detalle la petición y hemos considerando todos los aspectos.

Como Presidenta Municipal doy lectura a la carta de respuesta que hoy mismo entregaremos a la Concesionaria CAASA.

 

Carlos Román Hernández

Representante Legal de Proactiva de Medio Ambiente CAASA.

PRESENTE.

 

En mi carácter de Presidenta del H. Ayuntamiento Constitucional del Municipio de Aguascalientes y Presidenta del Consejo Ciudadano de la CCAPAMA, me dirijo a usted para dar respuesta a su solicitud de seguir a cargo de la Concesión de Agua al término del presente contrato.

La prioridad de la autoridad municipal es y será siempre el bienestar de la población, por lo cual, han sido considerados diversos aspectos técnicos y financieros en torno a la prestación de sus servicios.

En ese sentido, le informo que se han detectado fallas en el suministro, ocasionadas por falta de mantenimiento a la infraestructura, son constantes las quejas de los usuarios por los cortes en el servicio y obras inconclusas, y en general, existe una percepción negativa de la población hacia la Concesionaria debido al cobro excesivo y el mal servicio prestado durante estos años.

Pese a los esfuerzos del organismo por aumentar la calidad del servicio, los habitantes de Aguascalientes siguen focalizando a CAASA como una empresa que nunca ha favorecido el bienestar de la población.

Tomando en cuenta lo anterior, se ha tomado la decisión de que no es procedente la carta de intención presentada con anterioridad.

Esta es la carta con la que contestamos a la empresa solicitante de que estamos en descontento con la prestación de sus servicios y de que estamos del lado de los ciudadanos. Por lo cual, no es procedente su permanencia en  Aguascalientes, y además, comparto con Ustedes lo siguiente:

PRIMERO: Le solicito respetuosamente a los ciudadanos su confianza. Quiero decirles que yo estoy del lado de ustedes y que esta es la primera etapa de un proceso que habrá de desarrollarse en un marco de legalidad y transparencia, y que finalmente lograremos tener un mejor servicio y cobros justos como lo han pedido ustedes.

SEGUNDO: Esta decisión que he tomado como Presidenta  Municipal, de ninguna manera afecta la prestación del servicio. Al contrario, he girado instrucciones precisas para que desde la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado (CCAPAMA) se supervise el funcionamiento de los pozos, el adecuado suministro del agua y desde luego, que los cobros sean siempre justos y los que corresponden al consumo.

TERCERO: Reiterar que nuestra prioridad es y será siempre el bienestar de la ciudadanía. Vamos a llevar este proceso hasta sus últimas consecuencias. Como autoridad municipal hacemos el compromiso de mantenerlos informados de los avances  en relación a los trámites y procedimientos que deberán realizarse para dar de baja a la empresa proveedora del servicio de agua.

Y CUARTA: desde mis recorridos en campaña y durante estos casi dos años al frente de la Presidencia, he recibido infinidad de quejas y solicitudes en torno al servicio de agua. Por eso, tomo esta decisión, convencida de que lo más importante es el abastecimiento de agua y los cobros justos para los ciudadanos.

Por lo anterior, la empresa PROACTIVA Medio Ambiente CAASA puede ir haciendo sus maletas, CAASA se va y no hay marcha atrás, porque lo más importante son los ciudadanos y yo estoy con ellos, estoy con el pueblo de Aguascalientes y lucharemos para que la gente tenga servicios de calidad, un servicio que garantice el abasto para hoy y para las futuras generaciones, un servicio que responda a las verdaderas necesidades de la ciudad próspera y vanguardista que estamos construyendo y que todos queremos.

Muchas gracias.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!