Opinión

El Día Internacional de las Cosas Buenas / Análisis de lo cotidiano

La ONU y la Unesco son las organizaciones mundiales que con mayor frecuencia crean los “Días Internacionales de ….” . Y a la fecha tenemos centenares de festividades tales como El día internacional del medio ambiente, la madre tierra, el agua, la diversidad biológica, los derechos de los niños y un larguísimo etcétera. ¿Sirven para algo estas conmemoraciones? La intención de crearlas es para señalar la importancia de las acciones que se hacen a favor de alguna causa noble. Sin embargo, con esa tendencia muy humana que tenemos de inclinarnos hacia la crítica y la queja, con mucha frecuencia los Días Internacionales sirven para destacar lo mal que ha hacemos las cosas. El pasado mes de abril durante la conmemoración del Día Internacional de la Tierra nos vimos invadidos por documentales sobre la contaminación, la sobrepoblación, el deshielo de los polos, la invasión del plástico en los mares y un sinfín de catástrofes similares. Con lo cual lo único que se consigue es un estado depresivo mundial y una comunitaria sensación de fracaso. No podemos negarlo, así somos como género humano, con una gran facilidad para ver lo oscuro y evitar darnos cuenta de los triunfos. El día de hoy se conmemora el “Día Internacional para la Prevención del Suicidio” y no podremos evitarlo, muchos medios de comunicación destacarán el elevado número de muertes autoprovocadas, elaborarán complicados textos para describir las angustia, la depresión y otros males mentales. Y como suele ocurrir olvidarán los avances. Por ello aprovecharemos este espacio para compartir nuestro optimismo. El estado de Aguascalientes es uno de los más destacados en la atención de las personas que tienen o han tenido la intención de quitarse la vida. En el último año se han creado dos instancias nuevas para atender a la población doliente. Un centro dedicado a atender los trastornos del comportamiento en niños, se llama “Cielo Claro”, un novedoso sistema de ayuda psicológica por vía telefónica y con acceso a todas las redes sociales, el “Programa Vive”, un equipo de brigadistas que recorre las colonias suburbanas, rurales y comunidades alejadas, formada por psicólogas que lleven asistencia emocional a las personas de esos lugares apartados. Los niveles de atención al problema se hallan en su mejor momento. Seguramente no faltará quien diga que todos esos logros no sirven, porque el número de suicidios no se ha modificado. Solo que la salud pública es así, un enorme esfuerzo y muchas acciones salvan vidas, evitan muertes pero no detienen la enfermedad. Ejemplo: Cada año la Secretaría de Salud invierte millones de pesos en prevención y atención del Carcinoma Cervicouterino, del Cáncer de Mama, de la Diabetes, de la Obesidad y del Consumo de Drogas y se logran enormes éxitos. Sin embargo, el número de enfermos no desciende. Y eso no significa fracaso, nos ubica en la dimensión del problema. De modo que hoy haremos una tarea muy noble y entusiasta, destacar lo que sí se ha logrado en la conservación de la vida, en el fortalecimiento de la familia, en la alegría de los niños y en el alivio de los males del alma.

 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Héctor Grijalva

Héctor Grijalva

No Comment

¡Participa!