PortadaSociedad y Justicia

Memorial Estudiantes 43

 

A la memoria de los estudiantes desaparecidos

de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos

de Ayotzinapa, Guerrero, México.

 

El Memorial Estudiantes 43, instalado en el año 2015, es una obra cuyo recurso artístico y voz emplea diversos medios de expresión plástico-visual para ensayar formas de producción y de comunicación ajenas a los espacios tradicionales de exhibición. Es igualmente, una respuesta ante los vacíos de información, la censura y la manipulación de algunos medios de información, mediante el uso de la imagen que denuncia la represión de que han sido objeto los actores de movimientos sociales que discrepan con las políticas públicas y el estatus quo, en pleno siglo XXI y que como ejercicio democrático, enriquece y empodera a la sociedad mexicana.

El memorial conmemora un hecho de gravedad que ha quedado grabado en la historia actual de México, como uno de sus más crueles episodios. Representa un sencillo homenaje para honrar y recordar a los 43 estudiantes normalistas guerrerenses desaparecidos y estigmatizados como transgresores de la ley a falta de una ponderación como jóvenes conscientes, que cuestionaron el orden social, político y económico establecidos, que soñaron y lucharon desde la legalidad por una sociedad justa, equitativa, y que en ello, les fue la vida.

_____

El verde del trigo como analogía a la vida,  a la resurrección.

_____

El hecho que nos ocupa no es imaginario, está lleno de sufrimiento y terror, donde el dolor y la desesperanza parecen apoderarse del todo, motivando una práctica artística que señala un acto de destrucción, violencia y crueldad que no debe repetirse; aquí el arte, en una representación de lo convulso y lo terrible.

La pieza se inscribe en el espectro del arte público, la cual enfoca su mensaje a la comunidad en un espacio social abierto, que explora la relación y la comunicación horizontal entre los individuos para cristalizarse en un instrumento que contribuya a la construcción de una sociedad democrática y solidaria, teniendo como misión producir un arte que se traduzca como un reflejo de la sociedad y en un testimonio de la época en que fue producido, que conlleve intrínsecamente, las características de ese momento histórico en particular, cuyos artistas abandonan los museos y las prácticas clasistas de las galerías privadas, advirtiendo la desmitificación del arte y el acercamiento de éste a la ciudadanía.

_____

Estado actual de figura con la proyección de la luz solar del 43 en el zenit, al centro de la instalación, la figura humana sin rostro en alusión al estudiante desollado Julio César Mondragón Fontes, asociado a los hechos.

_____

Se mezclan también en esta propuesta, algunos fundamentos que el Land Art y el Arte del Medioambiente retoman de las culturas ancestrales, asociados a la magia y a la ciencia en las observaciones astronómicas del cosmos que esos hombres registraron con respecto al paso de los astros desde la tierra, anunciando las estaciones del año, los solsticios, los ciclos vitales de la naturaleza y de la humanidad, presentes en sus usos y costumbres, en sus monumentos y edificaciones como principio y fin.

Es por lo anterior que el memorial es una suerte de monumento visto como transmisor de valores para resguardar la memoria presente y futura de la sociedad, que conmemora la historia de un pasado determinado, para la transmisión de su devenir, que puede potencialmente reflejar las preocupaciones e ideales de la sociedad, siendo los temas y las formas del consenso y de la aceptación de población; que alejado de lo decorativo y ornamental, comparte valores como la solidaridad, la fraternidad, el amor a la tierra, aspectos dinámicos como la evolución de la sociedad misma, no circunscrita a la desusada interpretación de la obra artística presentada en un pedestal que domina el escenario desde donde irradia sus atributos estéticos de belleza y verdad y que proyecta una concepción cultural unificadora y homogénea del arte.

_____

Detalle de la obra, vista aérea.

_____

Así, el Memorial Estudiantes 43, plantea otras características como es la no permanencia, que en oposición a la idea tradicional del monumento, se afirma en un signo efímero, cuya esencia radica en la desmaterialización del objeto artístico, no tanto por la aleatoriedad compositiva de los elementos incluidos en ella sino a lo transitorio de los materiales orgánicos o inorgánicos que inciden en su factura y al uso de recursos no convencionales, fuera del rango de aquéllos empleados para las obras artísticas “eternas” edificadas en piedra o metal.

Igualmente al Memorial, se le ubica en otra dimensión de temporalidad y espacialidad por el tiempo delimitado de exposición para el sitio, condicionados a aquellos aspectos que restringen y norman el uso del espacio público, por tratarse el lugar de su emplazamiento en el edificio 43 precisamente, en lo que fue la sede de los antiguos talleres de Ferrocarriles Nacionales de México desde finales del siglo XIX, rescatados y remodelados para preservar el patrimonio arqueológico industrial del estado de Aguascalientes y del país, en el que se realizaron obras de adaptación para darle uso como parque temático y de infraestructura educativa teniendo allí su asentamiento la Universidad de las Artes perteneciente al Instituto Cultural de Aguascalientes y que además es utilizado para una variedad de actividades de la vida social, cultural, política y económica de la ciudad; asentamiento denominado Macro Espacio para la Cultura y las Artes, MECA.

_____

Vista actual del Memorial completamente negro en señal de luto. 43 varillas, 43 listones, 43 nombres. Proyección solar del 43

_____

De este modo el entorno en que se libraron los acontecimientos de la huelga nacional de ferrocarrileros de 1958-1959, por aumento salarial, mejores prestaciones, democratización sindical y contra la represión, que incluyó miles de despedidos y encarcelados, finalmente acabó con el movimiento, ejerce una fuerte atracción por ser un entorno histórico, ahora destinado a la educación artística.

La experiencia a través de esta intervención, lleva a la gente a tener una apreciación distinta del espacio público y contribuye a dar a conocer un hecho histórico que se ofrece desde el ámbito artístico, resignificándolo conjuntamente con la obra, el que subraya una percepción distinta del lugar, que reinterpreta la memoria, en una experiencia de arte no objetual de carácter medioambiental en un entorno universitario y de patrimonio cultural, del que al paso del tiempo y de las estaciones del año, quedará en un momento dado sólo el registro documental, pero sobre todo quedará la esperanza y la memoria.

A cuatro años del 26 de septiembre de 2014, fecha en que ocurrió la desaparición forzada de los estudiantes normalistas, el Memorial Estudiantes 43, pese a la fragilidad de los elementos que le componen, es un reclamo ante la impunidad que mantiene a la sociedad en vilo y por el esclarecimiento de los hechos ante la exigencia de justicia por este crimen de lesa humanidad.

En tanto el sol persistentemente de Aridoamérica, México, proyecta su luz cósmica atravesando la instalación, recordándonos a diario y al mundo, que faltan 43.

 

Quisieron enterrarnos pero no sabían que éramos semilla.

¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!

Verano de 2018.

 

 


Vídeo Recomendado


The Author

Jaime Lara Arzate

Jaime Lara Arzate

No Comment

¡Participa!