PortadaSociedad y Justicia

Municipios de Aguascalientes rezagados, en la protección a niñas, niños y adolescentes

 

  • Los Sistemas de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes de los municipios ya están instalados, pero avanzan a un ritmo lento: Ricardo Bucio
  • Buscan prohibir castigos corporales a menores

 

El director nacional del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), Ricardo Antonio Bucio Mújica, advirtió que los municipios de Aguascalientes están rezagados en la implementación de medidas para proteger a este sector de la población.

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, promulgada en 2015, ordena a los tres ámbito los tres órdenes de gobierno crear sistemas en los que se articulen las políticas públicas para atender las violencias que aquejan a la niñez y adolescencia.

Si bien el funcionario federal reconoció los avances del estado con acciones como la Casa del Adolescente, proyecto que se ha replicado en otras entidades federativas, hay otros aspectos en los que el avance ha sido más lento, como la creación de los Sipinna municipales, que actualmente “ya están todos instalados pero los municipios fueron a un ritmo más lento y se están comenzando a  revisar con cada una de las secretarías involucradas cuáles son los indicadores de avance”.

Entrevistado tras la asamblea nacional celebrada en Palacio de Gobierno, Ricardo Bucio refirió que aunque el gobierno de Aguascalientes muestra compromiso hacia el tema, hacen falta indicadores para conocer las razones detrás de los aciertos y errores que atañen a los menores de edad, los cuales deben ser identificados por los municipios.

Por ejemplo, la entidad aguascalentense se ha destacado por su disminución del trabajo infantil, que sigue una línea descendente, sin embargo las autoridades desconocen qué se ha hecho, “algo están haciendo bien pero no se sabe con claridad qué”, por lo que se requiere un análisis interinstitucional con el propósito de que en un futuro no se reviertan los resultados.

Por el contrario, el embarazo de niñas y adolescentes es un fenómeno que crece a pesar de todas las medidas para contrarrestarlo y tampoco se sabe por qué, por lo que también hay que indagar en las condiciones que vive este sector que las está llevando a elevar su fecundidad.

Indicó que el mayor reto es que todas las instituciones públicas asuman su compromiso con las niñas, niños y adolescentes en el ámbito de sus competencias: “Hay una visión que ha permeado por siglos, de que los gobiernos están hechos para los adultos y los adultos se hacen cargo de los niños (…) porque no votan, no pagan impuestos”.

 

Buscan prohibir castigos corporales a menores

El director nacional del Sipinna, Bucio Mújica, consideró necesario legislar la prohibición del  castigo corporal en la educación de niños y adolescentes, aunque aclaró que para que eso suceda es necesario “desnormalizarlo” culturalmente, ya que este método se percibe como algo positivo.

Ningún estado del país prohíbe la corrección física con violencia a los hijos, pues se deja a la discreción de los padres lo que se conoce como derecho de corrección, por lo que cambiar las leyes pero eso no garantizará un cambio en la realidad.

Es necesario que haya un acercamiento con la población a través de los sistemas de salud y educación para desalentar estas prácticas y medir cuáles son los tipos de violencia que viven los menores de edad.

México es uno de los países con mayor producción de pornografía infantil, el cuarto lugar de la OCDE en violencia sexual contra niños; el 63 por ciento de la población infantil vive violencia física y sicológica y el 70 por ciento de las adolescentes dicen haber sufrido violencia en el noviazgo, según el funcionario federal.


Vídeo Recomendado


The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

No Comment

¡Participa!