Sociedad y Justicia

Obras públicas de Aguascalientes deben considerar esquemas de menor impacto al medio ambiente

 

  • En Aguascalientes se da prioridad a la circulación de autos, por encima de las personas
  • Tenemos una ciudad que no es para peatones, ciclistas, ni para usar el transporte público

 

La construcción de al menos tres nuevos pasos a desnivel proyectados para este año sobre el Segundo Anillo, además de otras obras públicas anunciadas, deben considerar nuevos esquemas para tratar de no impactar al medio ambiente, pues en la ciudad se prioriza a los automóviles por encima de las personas, señalan ambientalistas.

Enriqueta Medellín Legorreta, integrante de la asociación civil Conciencia Ecológica, consideró que es necesario poner mayor atención a las políticas de movilidad urbana, ya que les es difícil coincidir con los criterios hasta ahora impuestos como es la construcción de pasos a desnivel, al no considerar que se prioriza a quienes utilizan un automóvil por encima de los peatones o de la circulación del transporte público; además de que todo ello trae implicaciones ambientales importantes y el enojo social que provoca la indiscriminada tala de árboles para estas obras.

El activista manifestó que manifestó la activista “mientras que en resto del mundo se está incorporando el arbolado y la vegetación a los proyectos arquitectónicos, aquí la prioridad es facilitarles la vida a los constructores, pelando el terreno y dejando placas y placas de cemento, en un estado como Aguascalientes, considerado como zona de alto riesgo para desertificación frente al calentamiento global”.

Recordó que las placas de concreto reflejan hasta el 90 por ciento de la luz solar en forma de calor, pues a mayores espacios pavimentados, crece más el microclima de la ciudad, al igual que las partículas suspendidas.

Con el reciente anuncio de la construcción de cuatro nuevos pasos a desnivel, la medioambientalista cuestionó cuál es la ciudad que la gente quiere, pues actualmente lo que se está trazando es una que prioriza a los vehículos, no para la gente: “Me parece, como ambientalista, que estamos haciendo una ciudad en la que no queremos vivir, pues no se trata de una ciudad amigable para la mayoría. Sí te transportas muy rápido de un lugar a otro en automóvil, pero la mayoría, los de a pie, los de las bicicletas, quienes usan el transporte público, que en verdad son la mayoría de la población, ¿quién piensa en ellos?”, reiteró Medellín Legorreta.

Consideró que a pesar de que es muy evidente que el cambio climático es una realidad, persisten los intereses económicos por encima de cualquier otra decisión en beneficio del medio ambiente y, en consecuencia, de la salud de los aguascalentenses.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!