Opinión

Para reescribir el Script / Opciones y decisiones

Asistimos a un verdadero carnaval de máscaras, al mejor estilo veneciano, con esto de los nombres y relevos de consorcios integrados a Proactiva Medio Ambiente Caasa, cuya persona (moral) en máscara plateada con incrustaciones de perlas es sustituida, sin duda mediante un golpe de autoridad, por Veolia Aguascalientes, adosada con máscara de oro e incrustaciones de esmeraldas, (Lat. Persona-ae/ el que habla a través de…una máscara/ teatro griego) que se compromete a implementar “un proyecto de sustentabilidad del recurso hídrico, además de un programa de cultura del agua; aspectos que según la academia ha quedado a deber la concesionaria en sus 25 años de operación” (LJA. Sociedad y Justicia, Ahora sí, concesionaria implementará proyectos de sustentabilidad del recurso de agua potable. Claudia Rodríguez Loera. P. 9. Lunes 17 sept., de 2018).

Para mayo de 2010, la concesionaria ya aparecía reestructurada, con el nuevo apelativo Proactiva Medio Ambiente Caasa, que dice pertenecer a este consorcio con sede en Madrid, España, y que está respaldada por dos líderes mundiales: Fomento de Construcciones y Contratas, SA. y Veolia Environnement, en México asociada con el grupo Ingenieros Civiles y Asociados, ICA. El grupo francés, anteriormente denominado Vivendi, data de 1853. (Notas mías: LJA. Opciones y Decisiones. Agua que no has de beber…Sábado 29 de mayo, 2010).

El tema de Sustentabilidad en el uso de los Recursos Naturales, iniciaba ya por el recurso Agua y era descrito así: “El agua constituye un factor limitante de la actividad agropecuaria, de ahí la importancia de establecer sistemas de riego que permitan su mejor aprovechamiento y que aseguren su disponibilidad permanente en calidad y cantidad. En este sentido, es indispensable impulsar la tecnología en el uso de este recurso y seleccionar aquellos cultivos que estando adaptados a la ecología de la región hagan el menor consumo de agua”. (Fuente: Aguascalientes en los Noventas: Estrategias para el Cambio, 1993. Coordinación de Claudio Vargas, Gobierno del Estado de Aguascalientes, Instituto Cultural de Aguascalientes. Cfr. Cap. III. Transformación productiva del sector agropecuario. P. 92, Carlos Ortega de León y Gerardo Carrera Vela).

Siguiendo el curso de políticas estratégicas para el desarrollo integral del estado, se identifica el principal problema con el agua: “La sobreexplotación del agua subterránea obliga a determinar como una meta el hacer que las extracciones no superen la recarga natural. Lo anterior se puede lograr por medio de un uso más eficiente del agua, la recarga de los acuíferos y el aprovechamiento de las aguas residuales tratadas, para el uso en el riego”. (Ut supra, ibídem, p. 93). Para lo cual se proponen dos alternativas de solución: 1) “Una de las medidas más urgentes para racionalizar el uso del agua es el desarrollo de un mercado de este recurso. En este sentido, la oferta de agua está determinada por el volumen de captación superficial anual más el volumen de recarga de los acuíferos subterráneos”.

2) A manera de tesis del manejo correspondiente: “La demanda actual, que supera en cerca de un 40% la oferta, sólo se equilibrará con ella en la medida en que exista para todas las alternativas de uso, un costo similar en el cobro de los derechos de agua que permita la toma de decisiones de intercambio de un propósito para otro. Actualmente el principal uso consuntivo del agua, el agrícola, no está controlado ni tiene ningún cargo similar al que afecta el agua de uso industrial y doméstico” (O. cit., Ibid. Nota mía. LJA. De Caasa y otros abductores. Sábado 19 de Julio, 2014).

De manera que la ilación lógica (que no la hilaridad) para manejo adecuado de nuestro recurso crítico, se deduce desde un argumento lógico: “Es necesario también contemplar el problema del agua integrando la disponibilidad de aguas superficiales a las subterráneas y promover el tratamiento terciario de las aguas residuales de la ciudad de Aguascalientes, así como el uso de aguas de tratamiento secundario en uso agrícola e industrial” (O.c. Ut supra, p. 93). Evitando así la tentación de descubrir el agua tibia o el hilo negro, desde otros enfoques interesados, que resultan del todo superfluos.

Lo que deriva en una toma de decisión: encontrar un esquema viable de concesión del manejo del agua potable para el municipio de la ciudad capital de Aguascalientes. Esquema que le tocó construir y definir al alcalde en turno que fue el Lic. Fernando Gómez Esparza, quien lo otorga a la Concesionaria de Aguas de Aguascalientes, S.A. de C.V., “. Para la prestación de los servicios públicos de agua potable y alcantarillado y tratamiento de aguas residuales y su reuso en el Municipio de Aguascalientes Al sobrevenir la primera alternancia política en el Ayuntamiento de Aguascalientes, del PAN por el PRI, se instala con el alcalde Ing. Alfredo Reyes Velázquez, el esquema concesionario que fuera re-editado con toda la serie de consecuencias acuíferas y sucesos jurídicos adversos que yo he calificado como unos de abducción jurídica (Cfr. De Caasa y otros…).

Recordamos que: “Abducción es el proceso por el que se forma una hipótesis explicativa. Es la única operación lógica que introduce una idea nueva” (CP 5.171, 1903), proposición originaria de Charles S. Peirce que aporta su famoso concepto de “abducción”, (Cfr.: ¿Hay una “Lógica” de la Abducción? Michael Hoffmann. Universidad de Bielefeld, Alemania). En nuestro contexto lógico-temático, su contenido central tiene que ver con la lógica argumentativa y discursiva, en tanto que: – “(…) No hay sino tres clases elementales de razonamiento. La primera, que yo llamo abducción (…) consiste en examinar una masa de hechos y en permitir que estos hechos sugieran una teoría. De este modo ganamos nuevas ideas; pero el razonamiento no tiene fuerza. (…) El tercer modo de razonamiento es la inducción o investigación experimental. Su procedimiento es éste. “Cuando la abducción sugiere una teoría, empleamos la deducción para deducir a partir de esa teoría ideal una promiscua variedad de consecuencias a tal efecto que si realizamos ciertos actos, nos encontraremos a nosotros mismos enfrentados con ciertas experiencias”. (Cfr.- Michael Hoffmann, Institut für Didaktik der Mathematik, Universität Bielefeld, Postfach 100131. D-33501 Bielefeld, Alemania. e-mail: [email protected]).

De manera que, si exploramos y analizamos con detenimiento crítico y estratégico el texto íntegro del Convenio de Concesión, a una con cada uno de sus Anexos técnicos o explicativos, encontraremos en todo su esplendor la abducción jurídica (de la que he venido hablando) y de que fue objeto; debido a que con sustento en aparentes y aparatosas explicaciones de riesgo técnico, financiero, de viabilidad ambiental, de magnitud de inversión dineraria, de malos pensamientos de inequidad de parte del Ayuntamiento, de supuestos posibles actos arbitrarios de los Cabildos que vienen y van y se ostentan con tintes partidistas, y simplemente por el recochino arte del sospechosismo globalizado internacional; se impusieron fuertes curas preventivas en salud, a manera de salvamento precautorio de las arcas de los consorcios concesionarios.

A resultas de tan aguda imaginación abductora, que el dedo corporativo escribió, más el libidinoso placer partidista central de supuestamente vencer con este lance al adversario político local, aunado el silencio ominoso (por evasión, omisión consciente y graciosa fuga de atribuciones constitucionales) perpetrado por Conagua… Pues, aquí y ahora ¿En dónde está el cabeza de Sector? ¿Por qué calla, donde debería hablar claro y fuerte? ¿A dónde se fueron de paseo los poderes decisorios del Estado mexicano? ¿En dónde está tu orgullo, en dónde está el coraje? ¿Por qué dejar sólo, a su suerte, a un generoso, gallardo y progresista municipio del interior; que no sirvió sino de experiencia piloto para este ensayo de la globalización tercermundista? – Que lo escuche CONAGUA, en Aguascalientes también nos acordamos, no se nos olvida. Tal como lo espetó la revolución silenciosa de Québec en los setenta… Je me souviens! Y, sí, en esta mascarada, ¡el Teatro Morelos también tiene su fantasma de la ópera!

A la alcaldesa María Teresa Jiménez no le hacen falta los tamaños gonádicos ni flujos hormonales en demasía, como se ha pretendido, para declarar la cesación –en tiempo y forma- de la Concesión- y avanza sin dar marcha atrás a la decisión; aunque los corporativos interesados cambien de máscaras en este carnaval y aun muten el script de la tragicomedia ensayada; ni aunque el fervor cuasi-apostólico de Coparmex interceda por una juiciosa (entiéndase jugosa) continuidad del contrato, post treinta años de imparable vigencia. Lo que hace y hará falta a la alcaldesa y al que la suceda será un respaldo institucional decidido y fehaciente del Estado mexicano, como un todo.

Pues, el secreto detrás del secreto para desactivar la servidumbre jurídica de que los aguascalentenses hemos sido objeto, durante tres décadas, entiéndase claro y fuerte, consiste en la re-escritura o re-edición completa e integral del multicitado texto contractual. Pues, el peor error en que puede caer tanto el Cabildo como la jefatura del Ayuntamiento, con todos los Regidores a una, y por añadidura por todos los H. Diputados del Congreso que son y serán, sería que por indolencia, negligencia, ignorancia y estado supino simplemente re-transcribieran el texto de marras que por ahora es nuestro lastre.

De modo que, ahora sí, para bailar parejitos como en la danza, Conagua a la cabeza de sector –y no por gracioso regalo- sino por constitucional obligación, debe aportar los criterios y estudios técnicos necesarios para escribir un contrato apegado a la norma constitucional y a las leyes de ella emanadas, aplicables; por una parte. Por otra parte, Ccapama a una con los equipos jurídicos del Ayuntamiento, del Gobierno del Estado y de las comisiones que competa del Congreso del Estado, deben aportar las normas, proyectos, programas, políticas hídricas específicas, más el marco de sustentabilidad ambiental y administrativo ad hoc, para producir un texto contractual como Dios manda, sí, aunque choque por cursi, desde Lo Local.

Ah, y por favor, si no se ha hecho esta intransferible tarea –que sí nos compete a todos- eviten cualquier tipo de “consulta ciudadana” para “conveniar” el nuevo Contrato de Concesión. Pues aunque esté de moda y sea la divisa gubernamental de la Administración federal que viene, en este punto, no basta el mayoriteo de opiniones o percepciones; hay que meternos al lodo de una elaboración responsable, con base cero; y eso sí, bajo 0 Tolerancia, a los cochupos, engaños, trampas, gandalleces, abducciones y otras linduras.

 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Francisco Javier Chávez Santillán

Francisco Javier Chávez Santillán

No Comment

¡Participa!