PortadaSociedad y Justicia

Sin sustento técnico, decisión de la alcaldesa de Aguascalientes respecto a Caasa

 

  • Promete Óscar Estrada que Grupo Interinstitucional ayudará a decidir qué pasará con el esquema del servicio de agua
  • La decisión fue apresurada, consideró regidor Romo Reynoso; afirma Jennifer Parra que la decisión tiene fines político electorales

 

A pesar que el regidor Miguel Romo Reynoso aplaudió la decisión de la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel para no continuar con la concesión de Proactiva Medio Ambiente Caasa más allá de 2023, lamentó que esta resolución no haya tenido un sustento integral, mientras que la regidora Jennifer Parra Salas afirmó que tiene pretensiones políticas aunque comentó que esto debió ocurrir antes.

El presidente de la Comisión de Agua Potable en el Cabildo, Óscar Estrada Escobedo, aclaró que la respuesta negativa de la alcaldesa para la petición de la renovación de la concesión del agua potable, alcantarillado y tratamiento por parte de Caasa, es sólo el reflejo de la postura de su administración, que será apoyada por su parte desde el Cabildo.

Los elementos técnicos con los que se tomó la decisión, afirmó Estrada Escobedo, se basan en datos proporcionados por la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (Ccapama) como los juicios por cobros indebidos y las fallas en el servicio detectadas por el sistema de telemetría al que se refirió el titular de esta dependencia, Refugio Muñoz de Luna.

Si bien los datos en los que se basó la administración no corresponden a información generada por el Grupo Interinstitucional de Investigación para la Mejora del Servicio Público de Agua Potable, organismo creado en 2017 por Óscar Estrada para este propósito, el regidor afirmó que cuando existan serán utilizados para que se tome la decisión sobre el esquema que seguirá una vez que Caasa termine con el servicio en 2023.

Aunque el presidente de la Comisión del Agua en el Cabildo afirmó que el Grupo Interinstitucional ha compilado información sobre el servicio brindado por Caasa que se dará a conocer en los próximos días, según otro miembro de esa comisión, el regidor Romo Reynoso solo se sesionó en un par de ocasiones desde su creación en 2017 a pesar de que en los lineamientos de operación debió sesionar al menos una vez al mes, lo cual ha propiciado que hasta el momento, no existan resultados del mismo.

El presidente de la Comisión de Ecología en el Cabildo comentó que él esperaba que la decisión que se tomara se basara en un diagnostico técnico de varias aristas incluidas la ambiental, financiera, jurídica, técnica y de derechos humanos para que se conocieran todos los posibles escenarios para la administración del servicio.

Si bien el regidor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) criticó la falta de un sustento integral para la decisión de Jiménez Esquivel, se mostró de acuerdo con la misma, “La aplaudimos, creo que es una decisión valiente (…) yo también quiero que se vaya Caasa o que mejore el servicio, yo también lo he padecido”.

El Ayuntamiento, según el título de concesión, tenía 180 días para contestar la intención de la concesionaria una vez recibida la carta, tiempo que según Romo Reynoso había de ser aprovechado para realizar los estudios técnicos y financieros en los que se basaría para responder, sin embargo, sólo pasaron cuatro días para que se emitiera una respuesta.

Mientras que el regidor presidente de la Comisión de Ecología no quiso aventurarse a que la respuesta casi inmediata del Ayuntamiento pudiera tener motivaciones políticas electorales rumbo a 2019; otra miembro de la Comisión de Agua Potable, Parra Salas, indicó que si bien las motivaciones de la alcaldesa son esas, lo cierto es que también fue una promesa de campaña que estaba obligada cumplir.

Jennifer Parra del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) expresó: “Es una situación que pudiera servirle a ella (Jiménez Esquivel) como bandera, hablando políticamente, sin embargo, es una promesa de campaña desde que inició este proceso, por lo que debe cumplir. Creo que sí pudiera ser una bandera electorera pero también es algo que debe de cumplir y que desde hace tiempo debió haber hecho”.

De cualquier manera, agregó Romo Reynoso, lo importante ahora es definir qué sucederá el 22 de octubre de 2023, una vez que Caasa deje de otorgar el servicio a la capital del estado, “El esquema que sea: municipalizado, mixto, concesión”.

Miguel Romo añadió que pese a la decisión, en 2022 cabe la posibilidad de que en caso de que se opte por volver a abrir las puertas a otra concesión, Caasa podría participar en el proceso de licitación, “Hay que estudiar toda la normatividad, no se nos indica bien y claro, ¿Simplemente es que se presente una carta y se diga que no?”.

Estrada Escobedo mencionó que es importante que se conozca el expediente completo que realiza Ccapama sobre el servicio brindado por Caasa, para saber si existe la posibilidad de que la concesión se termine antes de 2023.


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!