Sociedad y Justicia

Esquema de gobernanza del agua garantizará en Jesús María el servicio hasta 2040

  • Junta de Gobierno está integrada por cámaras empresariales, universidades y sociedad civil
  • Aprobará proyectos, presupuesto y exigirá cuentas al organismo operador

La trascendencia del Plan Hídrico Municipal 2018-2040 que recientemente se presentó en Jesús María, estriba en que dentro de los principales componentes se integró la gobernanza del agua; aspecto que garantiza la continuidad y el éxito de los proyectos de manera independiente al paso de las administraciones, señaló el director de planeación del organismo operador del agua (Capas), Saúl Alejandro Flores.

El también académico y especialista en temas del agua destacó que este Plan Hídrico, el primero que se conforma en un municipio fuera de la capital, tiene además componentes distintos, más allá de lo que se escucha en la moda de la gobernanza, que señala que los únicos casos de éxito en el país, e inclusive en el ámbito internacional, son aquellos en los que hay una relación estrecha con la ciudadanía.

Si bien se tiene el concepto de que el poder no se comparte y que la intervención de la ciudadanía y de otros organismo merman a las autoridades, es ya un concepto caduco, y esto se ha comprobado en el sector agua, donde la verdadera debilidad es el de las instituciones, y ejemplo de ello es la fragilidad de la Conagua, en lo estatal está como ejemplo el desaparecido Inagua, así como los municipios que tradicionalmente se han visto abandonados y que han tenido que recurrir a la improvisación.

Frente a lo anterior, en el municipio de Jesús María se planea fortalecer al organismo operador bajo un esquema de organismo público descentralizado, lo cual trae como novedad la existencia de una Junta de Gobierno o Consejo Directivo, similar al de la ciudad de León, Guanajuato, aunque con algunas variantes: de los 17 lugares que integran el ente, el municipio solo ocupará tres asientos, mientras que los restantes 14 serán para representantes de las cámaras empresariales, universidades y organizaciones ciudadanas.

Por tal motivo, durante la presentación de la junta de gobierno del Sub Comité de Agua Plan Hídrico Municipal, estuvieron presentes miembros de los colegios de ingenieros civiles, urbanistas y biólogos; además de representantes de Coparmex, Canaco, Canacintra, Canadevi y el Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes; entre las instituciones de educación superior formarán parte de la Junta de Gobierno la UPA, la UAA y el CIDE, región centro; como parte de la sociedad organizada está el Consejo Técnico de Aguas Subterráneas (Cotas), perteneciente al acuífero 001, además de la asamblea de Usuarios del Consejo de Cuenca del Río Santiago, que aglutina a los usuarios del agua del sector agrícola, industrial y del uso público urbano en el ámbito regional.

“Este sería nuestro consejo consultivo del organismo operador, podemos decir que de los dos mil 468 municipios, solo 18 o 15 cuentan con este esquema, mismo que ya se comprobó que funciona”, apuntó el también escritor, al destacar que la junta trascenderá a las administraciones de forma independiente a los colores que lleguen al gobierno municipal, al observar que únicamente se ausentarían tres integrantes después de cada proceso electoral, pues se tratan del presidente municipal, el regidor de la Comisión de Servicios de Agua y el director de Capas, el cual cuenta con voz pero sin voto.

“El esquema planteado permite transparencia, un ejercicio responsable de recursos con la rendición de cuentas ante la sociedad, representada por las universidades de prestigio en el estado y la región. Ahí se aprobarán los presupuestos, los ejercicios correspondientes e inclusive los nombramientos”, subrayó el funcionario.

Destacó que ya se tienen detectadas las necesidades de agua para el municipio de Jesús María hasta el año 2040, ya que, si estos momentos la demarcación tiene una población de 120 mil habitantes, dentro de 22 años se calcula que serán 260 mil, de tal manera que con la infraestructura ahora existente, se prevé un colapso, y por ende será imposible dotar a la ciudadanía del servicio.

La meta que se han impuesto es que los habitantes tengan agua las 24 horas del día, para completar los aspectos del derecho humano al agua: accesibilidad, asequibilidad y regularidad, componentes además de la calidad del servicio, puesto que los tandeos, además de las molestias que provocan a la ciudadanía, deteriora la red de la infraestructura y la calidad del agua se merma.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!