Opinión

José Gordon, el espejo de la imaginación / Alegorías Cotidianas

En el marco de la Feria de Libro nos visitó nuevamente José Gordon, este grande pensador y gestor de la cultura, ciencia y tecnología.

El año pasado la Feria del Libro sufrió una acertada transformación y este año su edición número 50 reiteró que el Foro Trece es el recinto perfecto para la lectura, tertulia, conocimiento y pensamiento así que encontrar en ella un personaje como José Gordon es  un oasis en medio de la cotidianeidad.

Al tener la oportunidad de conversar con el maestro Gordon la primera pregunta que surgió fue el cómo logra ser un gestor de la ciencia, cultura y tecnología en estos tiempos donde a veces parece que la docencia ya no puede llegar a los jóvenes para atraparlos y enamorarlos de ellas. Me sorprendió la respuesta, cuando escuché que él responde a los sueños de la tribu y que ésta sueña con más conocimiento si recordamos que la ciencia nos cuenta historias que nos abren la mirada y nos ensanchan el corazón.

Sus palabras resonaron en mi pensamiento y me permitieron reconocer que en ocasiones olvidamos que la literatura es una ciencia, tan importante y perfecta como las ciencias exactas de tal manera que la narrativa puede introducirnos a la ciencia al tiempo que la literatura es el medio por el cual podemos apreciarla de una manera más familiar, acercarnos a ella desde la perspectiva de la unidad.

José Gordon nos explica que esta estrategia permite tener una retroalimentación que de una manera muy natural e inocente plantean la posibilidad de que circulen las ideas, estos metatextos que construimos de lo observado para luego compartirlos en conversaciones infinitas y recreativas.

La circulación de ideas es el fenómeno que ha permitido al maestro Gordon ser promotor del pensamiento en las mentes ávidas de conocimiento y listas para ser cultivadas con ideas que germinan de manera infinita.

El recurso que emplea son los espejos de la realidad fascinantes e interesantes con la posibilidad de orientarnos al pensamiento crítico para enfrentar los problemas que vivimos, si la literatura es la recreación de la vida, la ciencia es el medio por el cual podemos crear estrategias asertivas en nuestras elecciones prácticas diarias y el alimento para nuestros pensamientos.

El hilo conductor que le ha permitido a José Gordon promover la ciencia y la tecnología en el programa de la Oveja Eléctrica transmitido por Canal 22 es crear programas interesantes, inteligentes que estimulen la curiosidad de los telespectadores y el pensamiento. Él lo describe como estas películas que vemos en el cine, interesantes e inteligentes, que tenemos que verlas dos veces pues el sentir que la inteligencia y la belleza es compartida es algo que no puede tener medida.

El maestro Gordon tiene la posibilidad de descubrir, investigar y crear historias para compartir con una narrativa inteligente, atractiva, llena de magia que nos cautiva por su simpleza e inteligencia. Su inspiración es la respuesta de sus espectadores cuando en su mirada se enciende la sorpresa ante el descubrimiento del hecho que le llevará a pensar y continuar la idea en su conversación interna y con los otros. Es un momento invisible y real donde se enciende el pensamiento y resuena con el ideario colectivo del conocimiento.

Para los jóvenes de corazón crear relatos que abren la capacidad de asombro adormecida por el ritmo de vida y que es crítico despertar para poder contar con las herramientas para poder enfrentar lo que vivimos.

Olvidamos que en la ciencia podemos encontrar soluciones a los que nos aqueja y romper paradigmas, la Oveja Eléctrica nos permite descubrir y conectarnos con el banco de pensamiento del universo donde se conservan la realidad y la verdad para dejar de crear relatos circulares que no nos permiten resolver nuestras vicisitudes como sociedad.

La literatura y la ciencia siempre abren perspectiva, espacios por donde podemos escurrirnos para hacer de lo cotidiano algo increíble real y tangible en resonancia con la solución y la empatía al encontrar salidas inesperadas.

El maestro Gordon nos comenta que, 50 años después de 1968, tenemos la oportunidad de explorar una de las proclamas que circulaba en la conciencia colectiva en las calles de París, de México y Praga de exigir lo imposible, una imaginación que rebase los límites de lo que estamos viviendo y sintiendo para plantearnos otras posibilidades. El arte lo refleja por excelencia y la ciencia es el lugar donde podemos recurrir para solucionar los problemas.

José Gordon es el poeta de la ciencia, el hombre que trata la cotidianeidad de una manera inteligente y quien bondadosamente nos comparte su pensamiento y el cómo percibe los descubrimientos y la creación que día con día evoluciona.

Los avances tecnológicos y los fenómenos que los producen son explicados de manera fantástica por el maestro Gordon quien acompañado de su equipo nos introducen en una narrativa donde germinan las ideas y el pensamiento converge entre la locura y la realidad.

La ciencia y la tecnología nos permiten explorar lo desconocido y llegar a límites que pensamos jamás alcanzar, esa es la idea principal que logró llevar a la pantalla la Oveja Eléctrica y gracias a ello podemos escuchar de viva voz de las mentes más brillantes que iluminan el conocimiento del mundo con el fin de que circulen la ideas en nuestro país con la vanguardia del pensamiento.

Gracias a José Gordon existe en México un público más inteligente, creativo y sensible por lo que cada día busca despertarlos para visibilizar la avidez de los estudiantes, los jóvenes, de resonar con la inteligencia colectiva para conectarnos con la conciencia de los grandes científicos y pensadores mexicanos e internacionales.

Lo que México necesita es darse la oportunidad de explorar su pensamiento para cambiar su futuro, José Gordon se suma a la iniciativa del pensamiento inteligente para contribuir al proceso en cada una de sus conferencias, entrevistas y programas.

Si no conoces la Oveja Eléctrica no puede pasar un día más sin que veas uno de sus episodios; si ya lo has visto, entonces sumémonos a la retroalimentación del pensamiento y las posibilidades infinitas de la creación de conocimiento.

Gracias José Gordon por visitar la L Feria del Libro y germinar en nuestros corazones el pensamiento crítico y las conversaciones infinitas de y sobre el conocimiento, así como los sueños de unidad.

 

Laus Deo

@paulanajber

 

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!