EconomíaSociedad y Justicia

Sigue pendiente definir situación de cobro de aranceles al acero y aluminio

  • Constructores esperan que desaparezcan luego de definiciones del USMCA
  • Aranceles ya no tienen razón de ser: Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción

 

El Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por su sigla en inglés), deja aún pendiente definir la aplicación o eliminación de arancel al acero y al aluminio, expuso el presidente estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Francisco Romero David.

Al considerar que dicho tratado en lo general deja a México con expectativas cumplidas, queda pendiente el tema de los aranceles en los mencionados materiales, que para los constructores representan gran importancia para seguir adelante en sus empresas, y que este año les pegó de manera importante al verse incrementados.

Por lo anterior, tanto constructores como los acereros se mantienen aún atentos a que se cumpla el compromiso de eliminar los aranceles y las cuotas a dichos materiales por parte de los Estados Unidos, ya que consideran que luego de los acuerdos del USMCA no tiene razón de continuar.

Romero David subrayó que la industria de la construcción depende de forma importante de los costos del acero, por ello la urgencia de verlo desaparecer en el menor plazo posible, a fin de ver incrementadas las ganancias que en los últimos meses tuvieron que sacrificar, y que los colocó en una situación complicada durante este 2018.

Recordó que las cuotas al acero y al aluminio quedaron acotadas en la sección 232 impuesta por Estados Unidos en el USMCA, y aplicaría en un 25% tanto para Canadá como para México, y aunque al momento representa un tema pendiente dentro del acuerdo, la expectativa es que bajará ese arancel y de ser posible dejarlo en cero, lo cual incentivaría al ramo de la construcción de forma directa, pues habría más inversiones en materia de infraestructura tanto pública como privada.

A partir del 1 de junio de este año entró en vigor un arancel del 25 por ciento al acero y del diez por ciento al aluminio de la Unión Europea, Canadá y México, que proveen cerca de la mitad del metal importado por Estados Unidos, lo cual colocó en una situación complicada a los acereros del país, y por consecuencia a los constructores de obra pública.

Según lo externado por Estados Unidos, en tanto ambos gobiernos no resuelvan la controversia de la Sección 232, asunto separado al acuerdo bajo el amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, los aranceles a los materiales permanecerían, aunque la expectativa es que se regrese al estatus anterior.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!