PortadaSociedad y Justicia

Es necesario armonizar en Aguascalientes los protocolos del IAM con otras leyes

 

  • Se planea un centro de atención para dar asilo temporal a mujeres que, por su condición, requieren salir del lugar donde son víctimas de violencia
  • Ofrecen capacitación en el ICTEA a mujeres víctimas de violencia para aumentar sus oportunidades de crecimiento personal

 

A través de los centros de atención con que cuenta el Instituto Aguascalentense de las Mujeres (IAM) en los municipios se capta a las mujeres que están en situación de violencia y requieren ser alejadas del círculo donde ocurren estos hechos; la intención es que puedan ser canalizadas a la casa de atención que se proyecta para esta capital, señaló la titular de la instancia, Lourdes Murguía Ferreira.

Precisó que la atención especializada será para aquellas mujeres que requieren de este espacio temporal y que se encuentran en situación de vulnerabilidad; la idea es que, en el centro, se les pueda dar la atención necesaria, dar continuidad a su tratamiento sicológico, a los asuntos jurídicos que procedan, si así lo desean, y vinculando a las víctimas a los programas que el Gobierno del Estado tiene a favor de las mujeres, para tratar de mejor su situación en todos aspectos.

“Nosotros tenemos capacitación para que se ocupen, esto lo hacemos a través del Ictea, formamos grupos tratando de tener perspectiva de género de tal manera que ellas puedan unirse a esto y darles crecimiento en su trabajo, en proponerles la parte administrativa para que ellas pueden crecer”, indicó.

La funcionaria estatal señaló que dentro de este proyecto se han ingresado en lo que va del año a cerca de 80 mujeres a los cursos que en diversas áreas se ofrecen en el Instituto de Capacitación para los Trabajadores del Estado; en su mayoría, quienes han concluido con esta formación, apuestan a la apertura de sus propios negocios o de alguna forma se autoemplean, con el resto, se trabaja en ello.

Si bien hay quienes lo toman como una parte de la atención sicológica, la funcionarles como una terapia ocupacional y de relajación, el que estén en talleres para la elaboración de banquetes, florería, electricidad, compostura de teléfonos celulares y tabletas electrónicas, les amplía el panorama para obtener sus propios recursos, al ser la limitante económica, una de las principales causas por las que se ejerce la violencia y se tolera por parte de un porcentaje de las mujeres víctimas de esta agresión.

“Pero no es fácil, tenemos que trabajar mucho para que cambie su visión de negocio (…) nosotros dentro de nuestra estadística tenemos que el 50 por ciento de las mujeres que son violentadas, ellas tienen ingresos propios; quiere decir que no necesariamente quienes viven con violencia es porque no tienen situación económica, si no resuelta, si tienen un ingreso propio; esto va más allá”, recalcó Murguía Ferreira.

Señaló que, en el afán de abonar a la erradicación de la violencia contra las mujeres, ya elaboran proyectos que sean turnados al legislativo, entre estos una propuesta de darle otra visión al IAM, reforzando en facultades y las acciones que se han realizado, pues consideró necesario armonizar los protocolos que se tienen con otras leyes.


Vídeo Recomendado


The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!