PortadaSociedad y Justicia

La protesta contra el desnivel de San Ignacio, Aguascalientes. Un explicador

 

  • Abuso de la fuerza policiaca y violaciones a derechos humanos, actualmente en investigación
  • La autoridad ya había consensuado con vecinos y comerciantes el arranque de las obras, ambientalistas no concertaron ninguna reunión previa, dice la autoridad
  • Las constructoras Fevat y Almaco ejecutarán la obra que costará 120 millones de pesos y prevé la reubicación de 81 de los 110 árboles de la zona

 

El 9 de noviembre, un grupo de vecinos decidió protestar en contra de la construcción de un paso a desnivel de Antiguo Camino a San Ignacio. Por la tarde, unas siete personas montaron un campamento en el camellón de Segundo Anillo y convocaron a la ciudadanía a sumarse para impedir el arranque de las obras, que contemplan el retiro de más de cien árboles. Más tarde, se unieron defensores del medio ambiente y militantes de partidos políticos, estos últimos desencadenaron un altercado al confrontarse física y verbalmente, primero, con las cuadrillas de trabajadores que realizaban trabajos preliminares y después, con policías municipales y estatales, que intervinieron en los disturbios.

La protesta cerró con 20 detenciones por resistencia de particulares: seis personas fueron detenidas en un operativo cercano a las 10:00 de la noche con la presencia de elementos antimotines y otras 14, alrededor de las 3:00 de la madrugada, cuando la manifestación estaba pacífica. Todos fueron puestos en libertad en el transcurso del domingo.

 

¿De qué se trata la obra?

El paso a desnivel de Segundo Anillo y antiguo camino a San Ignacio consta de un puente deprimido, cuya construcción costará 120 millones de pesos a Gobierno del Estado y que, se asegura, beneficiará a cerca de 150 mil automóviles que transitan a diario por dicha intersección.

Las constructoras Fevat y Almaco -ambas locales- fueron las elegidas para ejecutar la obra vía licitación pública 31002005-030-18, en la que participaron 17 empresas, de acuerdo con documentos consultados vía transparencia. Las bases de la licitación fueron publicadas el 10 de octubre.

Esta obra forma parte de un proyecto de infraestructura vial para convertir a la avenida Aguascalientes, también conocida como Segundo Anillo, en un eje de circulación continua, lo que a su vez se desprende del Proyecto de Movilidad, una de las principales promesas de campaña de la actual administración. Por ello se analiza la construcción de varios pasos a desnivel en cruceros con altos niveles de tráfico, así como modificar la semaforización para agilizar el tránsito.

 

Abuso de la fuerza policiaca y violaciones a derechos humanos

De acuerdo con los abogados del Observatorio de Violencia Social y de Género (OVSG), Paulina Romo y Wilfrido Salazar, sufrieron lesiones “de gravedad” al momento del enfrentamiento con la fuerza pública. Los partes médicos elaborados por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal a los que se tuvo acceso muestran que si bien, algunos de los manifestantes fueron lastimados durante el enfrentamiento policial, no fue de gravedad; “escoriación dérmica en rodilla derecha”, “escoriación dérmica en cuello”, así como “dolor por contusión lumbar izquierda sin evidencia” son algunos de los apuntes realizados por médicos de la Dirección de Justicia Municipal.

Una de las manifestantes estaba bajo los efectos de la mariguana al momento de la detención, según se constató en el expediente.

En una rueda de prensa efectuada el 12 de noviembre, los activistas detenidos anunciaron que interpondrían una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Aguascalientes por los abusos policiales que sufrieron durante el desalojo y por el trato recibido durante su estancia por más de 12 horas en el complejo de seguridad C4, en la que -aseguran- se les privó de medicamento y de la posibilidad de comunicarse con sus familiares.

Al respecto, el titular de la Secretaría General de Gobierno (Seggob), Enrique Morán Faz, dijo estar dispuesto a que la investigue y deslinde responsabilidades entre los elementos de seguridad pública estatal y municipal que participaron en el operativo. Sin embargo, aclaró que por el momento el Gobierno del Estado no ha sido notificado, pues aún no se han presentado las denuncias.

Un visitador de la CEDHA estuvo presente tanto en el altercado del camellón, como en el C4 el tiempo en que los manifestantes permanecieron detenidos. Algunos dijeron ser originarios de San Luis Potosí, Ciudad de México y Estado de México y, supuestamente, no eran vecinos del lugar. Aunque esto no les quita su derecho a manifestarse.

 

La autoridad ya había consensuado con vecinos y comerciantes

Previo al arranque de la obra y a causa de la creciente efervescencia entre la sociedad, en el transcurso de octubre se efectuaron cinco reuniones con comerciantes y vecinos de la obra. De acuerdo con Seggob -responsable de coordinar las juntas- la primera fue en Palacio de Gobierno, tres más en locales aledaños y una más en la oficina del secretario Morán Faz. Aunque La Jornada Aguascalientes solicitó el acceso a las minutas, este fue negado petición de los propios implicados, ya que aparecen sus nombres y firmas.

Se sabe que participaron la Coordinación de Planeación y la Secretaría de Economía, que prometió conceder a los comerciantes, facilidades para el otorgamiento de créditos blandos del SIFIA, así como publicidad para los negocios en el transcurso de las obras.

Producto de estas juntas, se hicieron ajustes a la logística de las obras para facilitar el acceso a los locales.

El secretario general de Gobierno aceptó que no hubo reuniones previas con los defensores del medio ambiente, pues a diferencia de los vecinos y comerciantes, ellos no lo solicitaron.

El director de la Seggob, Francisco García Almería, los invitó a platicar con los funcionarios la mañana del 9 de noviembre, pero no acordaron nada. Más tarde, estos grupos exigieron a la autoridad presentarse en el camellón para discutir los impactos ambientales de la obra, sin embargo, se trató de un aviso mediático decidido unilateralmente por los ambientalistas.

 

¿Qué va a pasar con los árboles?

La Secretaría de Obras Públicas del Estado trasplantará 81 de los 110 árboles que se encuentran en la zona de obras, entre eucaliptos, casuarinas, jacarandas, fresnos y pinos, de por lo menos 20 años de edad. De estos, 40 serán plantados en la Universidad Autónoma de Aguascalientes y 41, en las inmediaciones del río San Pedro, a través de un procedimiento conocido como “banqueo” que supuestamente garantiza una sobrevivencia del 80 por ciento.

Como parte de la técnica para reubicar los árboles, estarán retirando el 50 por ciento del follaje de cada ejemplar y el suelo será sometido a un proceso de humectación, para posteriormente proceder a desenterrar las raíces y formar macetas que faciliten su traslado. El proceso de trasplante tendrá una duración de tres semanas y será hasta la primavera del próximo año cuando se vea si los ejemplares se adaptaron a su nueva ubicación.

Además de la reubicación, las autoridades prometen llevar a cabo un programa de reforestación que incluye la plantación de 480 fresnos de seis metros de altura, de los cuales 222 serán colocados cerca del nuevo paso a desnivel.

El proceso será vigilado por el despacho de gestoría ambiental Uakusi, propiedad de la bióloga Carolina Silva Navarro que a decir de Morán Faz, ya había colaborado antes con la autoridad estatal, luego de que se le acusara de empresa fantasma por no estar inscrito en el padrón de proveedores.

 

Consulta ciudadana ¿Factible?

A principios de esta semana, ambientalistas y diputados del grupo parlamentario de Morena en el Congreso del Estado solicitaron que se someta a consulta pública el paso a desnivel de Segundo Anillo y antiguo camino a San Ignacio, con el fin de que los habitantes y comercios de los fraccionamientos aledaños opinen si es necesaria.

Sin embargo, Enrique Morán consideró que no es factible desarrollar este ejercicio de participación ciudadana pues, como se mencionó anteriormente, la obra está ya licitada. Además el secretario indicó que la toma de estas decisiones es una atribución del Gobierno del Estado, que asumirá las consecuencias.


Vídeo Recomendado


The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

3 Comments

  1. Juan
    14/11/2018 at 08:14 — Responder

    NInis alborotadores

  2. MONICA AVALOS VALLADARES
    14/11/2018 at 15:57 — Responder

    #NoAlPasoADesnivel

  3. Abigail Restrepo medina
    14/11/2018 at 16:19 — Responder

    Si modernidad.

    Si Segundo anillo flujo continuo.

    Si menos semáforos menos contaminación.

¡Participa!