Opinión

Maratón Guadalupe-Reyes / Alegorías Cotidianas

Con el rezo de los 46 rosarios inicia el maratón Guadalupe-Reyes. Muchos tienen la referencia de que en realidad inicia el 12 de noviembre, el día del gran festejo, cuando en verdad desde el primer rosario comienza lo que muchos lo llaman: la tragadera.

La tradición marca que se rezan 46 rosarios antes del 12 de diciembre. Se acostumbra que las personas ofrezcan su casa para orar en comunidad. Es la oportunidad que tienen muchos para reunirse antes de que acabe el año e inicien las posadas.

La virgen de Guadalupe es la patrona de los católicos en nuestro país, para quienes profesamos dicha religión es una tradición y oportunidad de manifestar la fe aunque, por lo menos aquí en nuestro estado las peregrinaciones no son tan extensas como en la Ciudad de México donde los feligreses caminan por días hasta llegar a la Basílica de Guadalupe para pedir o dar gracia por un favor.

El 12 de diciembre en Aguascalientes se celebra a la virgen con el canto de las mañanitas, un maratón, vendimia y visitas al templo. Es un festejo más pequeño que el realizado en Agosto para Nuestra Señora de la Asunción.

En los barrios de Aguascalientes los vecinos (aunque debemos de reconocer que asisten más mujeres que hombres) esperan la repartición de días para recibir a la virgen de Guadalupe en su casa y junto con ella a los fieles que rezaran por los dueños de esa casa.

A la virgen que visita las casas durante los 46 rosarios se le conoce como virgen peregrina.

Los 46 rosarios son tan importantes como punto de reunión que hasta en la radio dan consejos sobre con qué agasajar a los invitados el día que toca el rosario. Por ejemplo la semana pasada en un programa de cocina que pasa al medio día la chef repostrera invitada, al presentar su receta aseguró que era una de esas para preparar cuando el rosario se reza en casa, una opción diferente a lo que se acostumbra, arroz con leche.

Reconozcamos también que en muchas casas no ofrecen nada a los participantes del rosario mientras que otros buscan deleitar en todos los aspectos a sus visitas.

Cada vez se observa menos participación de los jóvenes en dichos eventos al tiempo que muchas abuelitas asisten con sus nietos quienes entregan las hojas para cantar y seguir los misterios o pasan el cofrecito del dinero con el fin de recaudar fondos para el gran festejo del 12 de diciembre.



Podríamos pensar, que con la modernidad, la variación de intereses y de fe las personas tienden a reunirse cada vez menos en este tipo de tradiciones, sin embargo, gracias a algunos esto continuar y de alguna manera contagia a los demás a dejarlo morir.

Le contaré brevemente, en estos nuevos fraccionamientos llamadas cerradas o cotos por los estilos de vida casi no nos conocemos y este tipo de actos de fe nos permiten conocernos y convivir de manera más natural, tal como antes se hacía pues, no sé si a usted le pase como mi pero, no conozco el nombre de los vecinos que viven en mi cuadra y viceversa mientras que en el centro, en la calle donde siempre ha vivido mi madre todos se saludan, saben su nombre de pila y se apoyan entre sí.

En algunas viviendas del primer cuadro de la ciudad los vecinos rezan en las cocheras de la casa y hasta casi cierran la calle. A la virgen la llenan de luces, las casas tienen moños de papel de china y cadenas con los colores de la bandera. En otros lugares en el pizarrón de avisos cada día cambian el número de la casa donde se llevará a cabo la reunión.

Los 46 rosarios se recuerdan en familia pues mientras los adultos rezan los nietos, sobrinos e hijos juegan para distraerse mientras esperan el convivio.

Narrar lo que es esta tradición es la oportunidad de traer al presente lo que no queremos perder.

En ocasiones pasamos por las iglesias, algunas calles, escuchamos los cuetes, pero ya no recordamos lo que se celebra además, debemos agradecer que gracias a la tradición católica tenemos varios días de asueto en el año y eso beneficia a todos los ajenos a esa profesión de fe.

La virgen de Guadalupe es la compañía de muchas personas que se sienten solas o en desgracia. Es habitual que los transportistas traigan consigo una imagen de la virgen Morena y muchos se llaman Guadalupe gracias a que su madre invocó la protección o el cuidado de la reina de los mexicanos mientras estaba embarazada.

Un hecho interesante es que Guadalupe es un nombre neutro por lo que sin importar el género se usa indistintamente.

La virgen de Guadalupe ha encabezado movimientos y forma parte nos sólo de la historia católica sino general de México y podemos encontrarla en banderas antiguas, pinturas y fragmento de los libros de historia.

Cuando nos referimos al maratón Guadalupe-Reyes olvidamos que no únicamente es sobre la comida que se sirve en abundancia sino sobre las tradiciones religiosas que profesan diferentes religiones cada una de ellas, de manera respetuosa y con distintos nombres.

Si se aventura a vivir el maratón Guadalupe-Reyes no olvide participar en la tradición y rezar un poco antes de asaltar la cocina de quien ofrece su casa para el rosario. Además cuide bien lo que come, en porción para que en un futuro no se queje sobre el sobre peso que le ocasionaron las deliciosas comidas ofrecidas durante las visitas obligadas de la época.

 

Laus Deo

 

@paulanajber

 

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!