Sociedad y Justicia

Padres no deben minimizar los señalamientos de sus hijos cuando son víctimas de violencia

 

  • En el seno familiar se siguen presentando una importante cantidad de casos de niñas y niños víctimas de abuso
  • Se puede alcanzar una plena recuperación a cualquier edad, si se atiende el aspecto sicológico y emocional de la víctima

 

Una importante cantidad de niñas y niños son víctimas de toda clase abusos al interior del seno familiar, lamentó la activista, presidente de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar López Arellano; casos que dijo, siguen sucediendo cuando se encuentran al resguardo de personas que se supone, deberían estarlos protegiendo y apoyando.

Recalcó que esta situación es preocupante ya que es difícil que los menores puedan presentar algún tipo de denuncia o queja al respecto, pues son amenazados, les avergüenza contar lo que sucede en casa y sienten incluso, que ponen en peligro a sus hermanos menores, antes las presiones y los chantajes que los adultos con quienes viven, comúnmente no familiares directos, llegan a inferir en ellos.

“Son amenazados, de que si tú dices algo, lo mismo le va a pasar a tu hermanito o si tú dices algo, yo voy a ir con tu mamá y le voy a decir que no es cierto”; la activista dijo que esto es sólo una parte de lo que viven las víctimas, pues en muchos casos son las mismas madres quienes desvirtúan la realidad que están viviendo, no creen la situación por la que pasan sus hijos y no atienden a los señalamientos de acoso y violencia que les hacen, sobre lo que padecen.

“Las mismas madres no creen en lo que las niñas o los niños les están diciendo; les dicen: eso no puede ser, te lo estás imaginando; tengamos en cuenta y en consideración que nadie puede comentar algo que no le haya pasado; nadie puede imaginarse algo y comentarlo como que es realidad. Yo no te puedo platicar que a mí me violaron, cuando en la vida me han violado”; recalcó que los familiares deben prestar mayor atención a las actitudes de sus hijos y más aún, cuando ya les mencionan que están sufriendo maltrato, agresión, abusos o cualquier otro tipo de violencia.

Roxana D’Escobar reiteró el llamado a las madres de familia a creerles a sus hijos cuando les dicen que los han violado, golpeado o atacado; cuando abusan de ellos o los obligan a hacer cosas que no quieren, pues no es algo que estén inventando, es la triste situación por la que están pasando y si no se les hace caso y presta la debida atención, es algo que en lo posterior van a callar y a cargar por el resto de su vida con esta situación de violencia, con altas posibilidades de que repercuta en su edad adulta, incluso replicando estos actos en otros.

“Van a tener unas relaciones sexuales completamente insatisfactorias, dolorosas y frustrantes, porque esas mismas relaciones, cuando sean mayores, les van a reflejar lo que ellas vivieron de pequeñas; estas niñas, estos niños, necesitan ayuda sicológica, necesitan el apoyo, sobre todo, la confianza y el respeto de sus padres, de sus madres, de las personas que están al lado de ellos”, recalcó la activista.

Refirió que debe brindarse la atención y el apoyo necesario a las víctimas, para que no se culpen por lo sucedido o que revivan los malos momentos en cada ocasión, sino que puedan superar el episodio desagradable por el que pasaron y salir adelante para continuar con su vida sin eso problemas emocionales y sicológicos que las agresiones de este tipo dejan como secuela. Señaló que hay recuperación en cualquier edad, si se realiza el tratamiento adecuado “No por el contrario, cerrarnos y decirles: eso no ha pasado, eres un mentiroso, te voy a castigar, no me lo vuelvas a mencionar”.


Vídeo Recomendado


The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!