ENTREVISTASSociedad y Justicia

Por qué no decirlo, es mano de obra barata: Juventino López García

  • Luego de una crisis en la industria textil, nace la industria manufacturera
  • Hay desigualdad: sí crece el sector de riqueza, pero también se genera miseria
  • Ya no es necesario especular posibles afectaciones con el nuevo tratado de libre comercio, aunque no debemos basarnos simplemente en la industria automotriz

 

El 13 de noviembre de 1982, Nissan Mexicana comenzó sus operaciones en Aguascalientes en producción de motores, componentes y estampados, y en 1992, con el ensamble de vehículos. Luego de la puesta en marcha de la segunda planta en 2013 y el acompañamiento de empresas satélites a la firma japonesa, en el estado se ha consolidado un enorme impulso en la economía local.

Luego de 36 años de actividad de Nissan en el estado, es necesario replantearse algunas preguntas: ¿Qué factores causan la industrialización de Aguascalientes? ¿Cuáles han sido las consecuencias económico, político y sociales de instalar dicha empresa? y principalmente, ¿cuál es la situación actual de los trabajadores que se dedican al sector automotriz?

En búsqueda de respuestas que ayuden a determinar una realidad en el ramo automovilístico, en La Jornada Aguascalientes nos acercamos a distintas voces que han dedicado gran parte de su vida al trabajo o al estudio de todo lo que ha implicado la instalación de Nissan en Aguascalientes. Académicos, operarios, y dirigentes mexicanos y nipones comparten sus opiniones y sus estudios en el presente espacio donde pretendemos atender las extremidades de Nissan, el gigante de Aguascalientes.

A continuación, el maestro Juventino López García, profesor investigador del Departamento de Economía de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, quien se dedica a las políticas públicas en la industrialización del estado de Aguascalientes 1980-2017, nos da un primer acercamiento.

 

¿Por qué en Aguascalientes?

Nissan viene en Aguascalientes en el ‘82 y principalmente es parte de una política de descentralización de empresas, de reubicación más que descentralización porque si no estuviera en México; entonces, es una reubicación de empresas y principalmente lo que buscaba Nissan, por qué no decirlo, es mano de obra barata y con un cierto nivel de capacitación, eso está aquí en Aguascalientes.

Por otro lado, pienso que la llamada “paz laboral”, entre comillas, que se ha manifestado en Aguascalientes durante varias décadas es otro de los elementos que atrajeron a esta empresa para ubicarse en Aguascalientes, además de que se le dieron todas las facilidades: les dio la infraestructura en cuanto a terrenos, equipamiento, electricidad, vías de comunicación, etc.; también, en cuanto a cuestiones fiscales, una disminución de impuestos; se puso todo en realidad para que Nissan en ese momento se trasladara a Aguascalientes.

 



El ingreso menor

Si lo vemos internacionalmente, todavía es mucho menor la paga. Tal vez la productividad es igual que en otros países, pero si lo vemos nosotros en cuanto al ingreso es lo que me estás mencionando, es menor. Más que compararlo con los lugares nacionales (de salario), yo lo compararía con el ámbito internacional, porque aquí es un 8% (menor), pero en realidad la situación es que la productividad en cuanto al sector automotriz sí está en los niveles internacionales, pero en cuanto a los salarios, sí está por debajo de esos niveles internacionales. Lo que habría que hacer ahí, a lo mejor en algunas políticas, es que cuando menos se tienda en incrementar los niveles salariales en un porcentaje de acuerdo con esa productividad, no se está pidiendo nada que no sea real, las personas deben ganar de acuerdo a su productividad laboral. Si la productividad laboral está en un estándar internacional, entonces deben ganar cuando menos ya no digamos igual, pero acercarse a ese estándar.

 

¿Por qué el salario es menor que el estándar internacional?

Yo lo vería que lo tratan de igualar con los niveles salariales nacionales; si un obrero de la industria automotriz se iguala con las otras industrias de la manufactura, a lo mejor anda un poquito arriba y eso dice “pues yo estoy más arriba”, pero no, la idea es que se tienda a igualar con los estándares internacionales, yo pienso que están tomando como patrón de referencia el nivel de salarios nacionales en cuanto a la industria automotriz.

 

Crecimiento económico y bienestar. Riqueza extrema y miseria

Como economistas podemos hablar de crecimiento económico, de desarrollo sería otra situación. El crecimiento económico es simplemente un aumento en los niveles de producción, del Producto Interno Bruto, etc, y esto siempre se ha dado en Aguascalientes, en las últimas décadas hemos estado dentro de los primeros lugares a nivel nacional, en los últimos años hemos tenido el primero, segundo lugar a nivel nacional disputándolo con Querétaro, pero ya hablar de desarrollo sería hablar de niveles de bienestar.

En algunos casos sí hay esos niveles de bienestar, pero también es cierto que en Aguascalientes tenemos de las mayores desigualdades que se presentan en varias partes del país.

Hay estudios que reflejan que sí ha crecido un sector de ingresos altos, pero también ha habido la parte de ingresos bajos ha pasado de la pobreza a la miseria. Son dos polos hacia una extrema riqueza y una extrema pobreza, que sería miseria. Sí hay desigualdad. Pero en cuanto a cifras de crecimiento y empleo, pues sí estamos con buenos indicadores.

 

¿Más empleo mal pagado?

He leído que el gobernador actual reconoce esa situación, que ha pedido a las empresas que se vienen que tengan un mayor salario para los trabajadores en Aguascalientes. Que una autoridad lo solicite de alguna manera es bueno, a los trabajadores se les debe reconocer su labor de trabajo o laboral dentro de la industria en Aguascalientes.

 

Ayudar al trabajador

Dentro de las opciones, tendríamos algo que en los ‘40 es la teoría del bienestar. Si la empresa no proporciona esos niveles en cuanto a salud, educación y vivienda, el Estado debe intervenir y plantear cuestiones que redundan en las familias de los trabajadores: mejores viviendas, mejor atención en salud y mejor nivel de educación para sus hijos. El Estado debe prestar atención hacia esos rubros para que, bueno, si no se ha prestado el ingreso para que puedan acceder a esos niveles, el Estado debe mejorar con becas, con mayor equipamiento hospitalario y con mejores viviendas.

 

Riesgo disuelto, riesgo latente

Afortunadamente, dentro del nuevo tratado de libre comercio que se acaba de firmar, por cierto, creo que como riesgo que podía afectar a Aguascalientes se quedó eliminada, se va a seguir prestando la situación a la industria automotriz; en realidad no afectó como esperábamos, así como decías, que se corría el riesgo de hasta desaparecer la industria automotriz en Aguascalientes. Yo pienso que ya no tiene caso especular en una situación que no pasó y no puede pasar, no me atrevería a especular sobre eso porque no tiene caso, ya se negoció el tratado.

Lo que sí, es que no nos debemos basar solo en la industria automotriz como parte del crecimiento económico de Aguascalientes porque aunque hay industria electrónica, industria eléctrica y tenemos algunos otros puntos dentro de la economía, si lo vemos en una gráfica el crecimiento de la industria automotriz, está muy por arriba de las otras industrias; es la que marca la pauta, el paso de la industria manufacturera en Aguascalientes.

Lo que habría que buscar sería impulsar o atraer otros tipos de industrias para no depender de una sola.

 

¿Cuáles serían esas otras industrias?

Nosotros tenemos una vocación textil y del vestido en Aguascalientes y esa vocación se perdió casi por completo a partir del tratado de libre comercio anterior y la entrada de productos de China.

Desgraciadamente, sólo se pudieron salvar algunas cuantas empresas de desaparecer, casi contadas con una mano, Vianey, JM Romo, por ejemplo, son las que se salvaron. Habría que fortalecer más este sector.

En el sector agroindustrial hay empresas importantes que pudiéramos trabajar en el estado que pudieran tener ese frente. La otra es hacia empresas del área de informática, de la computación, tecnología, que ya hay algunas que se pudieran incrementar.

 

Como Softtek, Siemens, Sensata; pero son igual de la industria extranjera…

 

Pues sí, desgraciadamente, pero de las locales yo vería el textil y del vestido. En alimentos tenemos también fortaleza, es otra.

 

El paraíso sin huelgas

Metiéndonos a un terreno que no es el mío, pienso que esto es parte de la formación de la gente hidrocálida. El nivel de conflictividad, de lucha, en realidad durante muchos años ha sido bajo, como que no estamos acostumbrados a una situación de ese tipo, de dar luchas. La última fue con los ferrocarrileros en el ‘58- ‘59, ya hace más de 50 años. No estaría muy capacitado para hablarlo, pero pienso que tendría que ver con nuestra idiosincrasia, nuestra forma de ser, hasta las cuestiones religiosas que están muy metidas aquí en Aguascalientes.

 

The Author

Omar Tiscareño

Omar Tiscareño

Omar Tiscareño. Editor de La Jornada Aguascalientes. Colabora en la columna semanal Águila o Sol. Enseña español a extranjeros. Tiene fijación por la lingüística, la fotografía y la otredad. Le gusta nadar cuando llueve.

No Comment

¡Participa!