Opinión

Presidente, salud y esperanza / Análisis de lo cotidiano

En su discurso de toma de protesta, el Sr. presidente habló poco de salud. Y si bien es cierto que nadie esperaba que en su mensaje incluyera todos los temas o que hablase de ellos abundantemente, la verdad nos habría gustado escuchar un poco más, analizaremos lo que sí dijo. En primer lugar externó su gran preocupación por el crecimiento de la diabetes lo que nos permite suponer que el nuevo secretario de Salud le ha informado sobre el serio trastorno que representa para la Salud Pública, este padecimiento y esperamos ver una gran campaña nacional de prevención y atención. De manera no muy definida expresó que habrá médicos y medicamentos gratuitos para toda la población, aunque en un principio parecía que sería solo para los indígenas y marginados. Inmediatamente amplió el dato y aseguró que todo mexicano deberá contar con seguridad social. Esto es lo más alentador porque es un sueño largamente acariciado por los médicos, que podamos darle atención a todo paciente que se acerque a un centro de salud u hospital público o privado, sin que se le niegue el servicio por cuestiones económicas. Porque no trae dinero suficiente, porque no está afiliado a esa institución, porque no trae los documentos y un sinfín de argumentos que impiden que el doliente reciba la atención merecida. Los médicos siempre hemos dicho que para nada sirve que exista el “Derecho a la Salud” si no existen los medios para recibir ese derecho.  En 1925 el presidente Álvaro Obregón presentó al Congreso el primer proyecto de Seguro Social que por las luchas políticas no terminó de consolidarse. Fue hasta 1941 cuando el presidente Manuel Ávila Camacho presenta la propuesta de Ley del Seguro Social que comenzó a funcionar en enero 1943. Parecía la solución final, el IMSS daría atención médica y muchos otros servicios mediante el pago que harían el trabajador, la empresa y el gobierno. Y todo comenzó a marchar bien. Solo que se creó como una institución separada de la Secretaría de Salud y entonces existían dos prestadores de servicios. Una institución con mucho dinero y la otra sin recursos. Para 1960 el presidente Adolfo López Mateos veía complicado su liderazgo por conflictos con los ferrocarrileros, la industria eléctrica y los campesinos. Entonces ideó una manera de congratularse con los trabajadores al servicio del estado y creó el Issste, que era lo mismo que el IMSS solo que para burócratas con algunas ventajas como aguinaldos, préstamos, vacaciones pagadas y muchas otras prestaciones, con lo cual el sector salud quedó aún más dividido con tres dependencias que ofrecen salud, pero cada una funciona independiente de las otras, salvo en campañas nacionales como la vacunación y prevención del cáncer. En un nuevo intento por atender a la población descubierta el presidente Vicente Fox crea el Seguro Popular, al que se opuso fieramente el IMSS, sin embargo comenzó sus funciones en enero 2004. Otra buena idea con mala realización ya que era una especie de seguro privado que cualquier persona podría comprar para recibir atención médica y medicamentos. Solo que sin instalaciones propias, ya que eran enviados a los hospitales y centros de salud de la Secretaría, lo cual ocasionó una saturación de las instalaciones y finalmente ha quedado como un servicio de poca eficiencia por el frecuente desabasto de medicamentos y la tardanza en realizar cirugías. ¿Qué hará el presidente López Obrador para garantizar la seguridad social a todos los mexicanos, tal como ofreció? Tal vez haga lo que ha sido imposible para los presidentes anteriores, unificar el Sector Salud y que todos los ciudadanos tengamos un servicio médico eficiente, sin distingos. Que las instalaciones se unifiquen y ya no sea necesario que un paciente del Issste tenga que ser enviado a Guadalajara porque su hospital local no tiene equipo para cirugía cardiovascular, cuando el Hospital Hidalgo es pionero en ese campo.  La esperanza en salud es que tengamos un solo sistema, eficiente, de alto nivel y de gran trato humanista. Ojaló lo pueda usted realizar Sr. presidente.

 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Héctor Grijalva

Héctor Grijalva

No Comment

¡Participa!