Opinión

El enemigo invisible, los afectados y la comunicación efectiva / La columna J

“Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá”, Joseph Goebbels.

A casi dos meses de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la silla presidencial, en México se han desatado diversos escenarios que ponen en tela de juicio las acciones que están saliendo de la oficina presidencial.

Lo que no se puede poner en tela de juicio, es la gran capacidad que tiene AMLO para marcar agenda y comunicar de un modo, práctico, pragmático y efectivo, lo que hace, lo que hizo y lo que hará.

El primer tema controversial en el que envolvió a la mayoría de la sociedad fue la consulta sobre donde se haría la construcción para el nuevo aeropuerto internacional. Sus metodologías de aplicación resultaron verdaderamente fuera de cualquier ordenamiento digno de un gobierno. No obstante, su retórica aplicada y explicada del siguiente modo: el pueblo es sabio. La mayoría aprobó la medida, aunque financieramente se dejó una profunda afectación, y en cierto modo una polarización con la gente que mostró un criterio más asertivo que la gran mayoría.

Bajo este contexto resulta para el análisis y la investigación, ver quiénes son los favorecidos con la decisión tomada.

“Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”. Joseph Goebbels.

El segundo tema controversial fue la trágica muerte del senador Rafael Moreno Valle y su esposa, la entonces gobernadora del estado de Puebla, Martha Erika Alonso. Ahí se mostró una la falta de diplomacia y sensibilidad. Cuando en Estados Unidos fue asesinado a sangre fría Martin Luther King, el primero en ir dar el discurso fúnebre, fue el Senador Robert Kennedy, en un acto de congruencia y de tristeza, mencionó “superar estos tiempos bastante difíciles”. En lo que respecta a AMLO, simplemente no acudió. La sensibilidad del presidente debe de ir más allá de la tesitura política. Su comunicación se enfocó en dar seguimiento a las investigaciones y brindar apoyo.

Bajo este contexto resulta para el análisis y la investigación, ver quiénes son los favorecidos con las ausencias de un Senador, coordinador de la bancada panista y la de una Gobernadora de un Estado con una gran cantidad de electores.

El tercer tema controversial, en el que de manera personal considero que si ha polarizado al país, ha sido el tema del huachicoleo.

Desde el mes de diciembre se muestra claramente que se ha dejado de importar una gran cantidad de combustible, para ser exacto el 45%, así lo mencionó The Wall Street Journal, aunado a eso, se tomó la decisión de limitar la distribución del poco combustible que existe. Es decir, un problema de suministro y de distribución. Su comunicación en este caso, la enfoca directamente en que los que se quejan, están defendiendo a los huachicoleros. Las detenciones han sido mínimas, pero al menos la primer semana, no hubo detenidos, el único detenido es el país. Verdaderamente me resulta muy difícil comprender que el gobierno federal, no tenga ubicados a los principales corruptores del sistema. La intención es buena, la estrategia creo que es verdaderamente mala.

Sin embargo, la situación se vertió completamente vituperable, con lo que sucedió en Tlahuelilpan, es un acto trágico. No recuerdo un incidente de esa magnitud en los últimos años, las escenas son estrujantes. Es un tema de otro debate, el justificar a las personas que estaban en el ducto, si su necesidad y desesperación los llevaron ahí, porque sin duda alguna, la gente está desesperada buscando gasolina, lo que sí es importante recalcar y señalar, es que una mala estrategia ya comenzó a generar daños colaterales irreparables.

Bajo este contexto resulta para el análisis y la investigación, ver de dónde se importará la gasolina, y quienes van a distribuir la gasolina.

La comunicación no ha dejado de ser buena, la primer semana, la gran mayoría de las personas tenían una opinión favorable, sobre las medidas tomadas por el presidente. Eso es algo muy particular de la sociedad mexicana, su bondad y su capacidad para aguantar y no rajarse. Después de dos semanas, la opinión ya es distinta, la gente se comienza a cansar y al ver a las personas afectadas por la explosión, únicamente potencializa la desesperación de los mexicanos.

“Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”, Joseph Goebbels.

El enemigo invisible es la mafia del poder, ¿cuál? no sabemos, porque no hay nombres, pero todo mundo ubica perfectamente que hay una mafia del poder. Los afectados; todas aquellas personas que han hecho una fila de una 1 hora o de 23 horas, las personas quemadas por la explosión, los familiares de las personas laceradas, los comerciantes, productores micro y macro. La comunicación afectiva, aquella que se sigue haciendo y sigue dividiendo a la sociedad, la que es muy fácil de explicar pero imposible de comprobar.

El silencio de las palabras.

ahumada_rva@hotmail.com | @ahumadaroberto

 

The Author

Roberto Valdés Ahumada

Roberto Valdés Ahumada

No Comment

¡Participa!